Público
Público

El moderado Rohani, nuevo presidente de Irán

Consigue la Presidencia en primera vuelta. Se impone al superar en las urnas a cuatro candidatos ultraconservadores, los favoritos del régimen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El reformista moderado Hasan Rohani se ha convertido este sábado, por sorpresa, en el séptimo presidente de Irán tras las undécimas elecciones para este cargo celebradas el viernes en la República Islámica en sus 34 años de historia.

En unos comicios planteados en principio como una pugna entre representantes del sector ultraconservador principalista islámico cercano al líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, Rohani ha surgido como la figura aglutinadora de los votos moderados, de los reformistas desencantados y de muchos electores ajenos al sistema. Finalmente, este clérigo musulmán chií, de 64 años, con un largo historial revolucionario, consiguió la presidencia con 18.613.329 votos de los 36.704.156 que se emitieron en las presidenciales iraníes, de los que 35.458.747 han sido validos, lo que representa una participación del 72,7%, según informó el ministro del Interior, Mostafa Mohamad Nayar.

Para que su victoria sea oficial, aún tiene que ser confirmada por el Consejo de Guardianes, el órgano religioso que supervisa la vida política de Irán, aunque su principal rival Mohamad Bagher Qalibaf, el alcalde de Teherán, que ha quedado segundo, ya le ha felicitado y reconocido su triunfo. 'Ahora que se abre una nueva página en la historia honorable de este país, quiero felicitar al nuevo presidente elegido por el pueblo iraní y le deseo éxito', dijo Qalibaf en un mensaje al pueblo y a Rohani.

Rohani: 'Es el triunfo de la moderación sobre el extremismo y la rabia'

El presidente electo ha declarado que su triunfo supone la victoria de la moderación sobre el extremismo. En un mensaje televisado, Rohani asevero que 'es el triunfo de la sabiduría, la moderación, el desarrollo, la conciencia, el compromiso y la religión sobre el extremismo y la rabia'. También agradeció al líder supremo, ayatolá Ali Hamenei, y a los dirigentes religiosos del régimen teocrático iraní su papel en el sistema, e hizo especial referencia a los ex presidentes reformistas moderados Akbar Hashemi Rafsanyani y Mohamad Jatami su apoyo al movimiento que le ha llevado a la Presidencia.

En su mensaje, Rohani tendió la mano a todos los sectores del régimen islámico y le pidió colaboración para su labor de Gobierno, al tiempo que aseguraba que cumpliría sus promesas de campaña. En su campaña, además de una gestión de expertos para solucionar los problemas económicos del país, Rohani ha prometido una 'interacción constructiva' en política exterior para sacar a Irán del aislamiento y acabar con las sanciones internacionales, un código de Derechos Civiles y promover la situación de la mujer. 

Nada más conocerse su victoria, numerosas personas se echaron a la calle en Teherán para celebrarlo, haciendo sonar las bocinas de sus vehículos, que se oían por toda la ciudad. Sin embargo, el Ministerio del Interior y la propia oficina de Rohani advirtieron que las celebraciones callejeras están prohibidas, por lo que pidieron moderación a sus seguidores para evitar incidentes, que no se han producido en la campaña electoral ni en la jornada de votaciones.

Rohani y otros conocidos reformistas, como la hija del ex presidente Akbar Hashemi Rafsanyani, Fatemeh Hashemi, se reunieron para celebrar la victoria del nuevo presidente electo, mientras sus seguidores acudieron a la calle Karim Jan, en el centro, frente a su cuartel de campaña, para repartir flores y dulces. En otras pequeñas concentraciones, muchos jóvenes se han reunido en distintos puntos de la ciudad y corean consignas a favor del presidente electo y en pro de la reforma del régimen. 

Hamenei: 'El presidente elegido es de todo el pueblo' 

Para que Rohani llegara a ser candidato de consenso de los reformistas, se retiro de la campaña el ex vicepresidente primero Mohamad Reza Aref. Aref, que pertenece al ala reformista de Jatami, renunció en favor de Rohani, del sector de Rafsanyani, para aumentar las posibilidades frente a los ultraconservadores y le ha felicitado nada más conocer su victoria 'por el honor que ha recibido al obtener la confianza de la gente como presidente'.

El líder Supremo, que tiene un poder omnímodo en el régimen teocrático musulmán chií de la República Islámica, tras darse a conocer los resultados, agradeció al pueblo iraní su participación en los comicios y dijo que 'el presidente elegido es de todo el pueblo'. Hamenei ha dicho que las elecciones fueron un examen 'que ha mostrado una cara llena de esperanza del Irán islámico a amigos y enemigos'.

También el presidente saliente, Mahmud Ahmadineyad, felicitó a Rohani en una misiva en la que espera que pueda 'servir y esforzarse para que se establezca la justicia y se amplíe el desarrollo del país'. Ahmadineyad recuerda los grandes recursos de Irán y la capacidad de su pueblo, que pueden ayudar al nuevo gobernante en su misión al frente del país, para lo que solicita unidad entre los iraníes. Los otros candidatos, los ultraconservadores principalistas Ali Akbar Velayati, Mohsen Rezaeiy Said Jalili y el tecnócrata Mohamad Ghalibaf, también han hecho llegar mensajes de felicitación a Rohani.