Público
Público
Únete a nosotros

El movimiento anti-brexit muestra grietas

Corbyn pide apoyos para una mocion de censura contra Boris Johnson, convocar elecciones y retrasar la salida de la UE pero otras formaciones creen que el laborista no es la persona apropiada para liderar un Ejecutivo de emergencia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una bandera de la Unión Europea fotografiada frente al edificio del Parlamento británico, en Londres. REUTERS/Hannah McKay

Los partidos opositores británicos han lanzado campañas enfrentadas para derribar al primer ministro Boris Johnson e impedir que saque a Reino Unido de la Unión Europea sin un acuerdo, poniendo de manifiesto las fracturas en el seno del movimiento anti-Brexit y complicando sus opciones de éxito.

Johnson ha prometido culminar el Brexit el 31 de octubre con o sin acuerdo, abriendo la puerta a un enfrentamiento en el Parlamento, donde una mayoría de parlamentarios se opone a un divorcio de la UE sin un acuerdo de transición.

En este contexto en que la cámara legislativa es el principal obstáculo a las promesas de Johnson, los parlamentarios están buscando con urgencia formas de alejarlo del poder o de cambiar la ley para aplazar el Brexit.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, dijo que los parlamentarios deben apoyar una moción de censura y respaldarlo para liderar un “gobierno provisional estrictamente limitado en el tiempo”, que retrasaría el Brexit y convocaría unas elecciones generales.

“Este gobierno no está legitimado para proceder con un Brexit sin acuerdo, el referéndum sobre la pertenencia a la UE de 2016 no pidió un Brexit sin acuerdo”, dijo Corbyn. “Por tanto, tengo la intención de presentar una moción de censura con la mayor brevedad, cuando podamos confiar en que esta tenga éxito”.

Un puñado de parlamentarios del Partido Conservador de Johnson dijeron que escucharán las propuestas de Corbyn. No obstante, sus posibilidades de éxito se vieron complicadas después de que Jo Swinson, líder del Partido Liberal Demócrata (opuesto al Brexit) afirmara que Corbyn no es la persona apropiada para liderar un Gobierno de emergencia.

“Nos estamos enfrentando a una crisis nacional. Puede que necesitemos un Gobierno de emergencia para resolverlo, pero si Jeremy Corbyn quiere tener éxito realmente, seguro que incluso él puede ver que no puede liderarlo”, comentó.

Es improbable que Corbyn apoye la idea de Swinson de que un parlamentario destacado encabece un Gobierno de unidad nacional.