Público
Público

Manifestaciones Bolivia Al menos nueve muertos y más de cien heridos por las fuerzas de seguridad durante una marcha cocalera en apoyo a Morales

Policías y militares dispararon contra los manifestantes en la ciudad de Sacaba, a las puerta de Cochabamba, donde efectuaron decenas de detenciones. El defensor del Pueblo de al región habla de "acción des proporcionada" por parte de las fuerzas de seguridad. El Gobierno interino afirma que investigará los hechos.

Publicidad
Media: 2.43
Votos: 14

Policías bolivianos custodian a los detenidos luego de los choques con grupos de manifestantes este viernes, en Cochabamba (Bolivia).

Al menos nueve personas murieron y mas de cien resultaron heridas por disparos de las fuerzas de seguridad cerca de la ciudad boliviana de Cochabamba, a donde se dirigía una marcha de cocaleros contra el nuevo Gobierno interino de Bolivia y contra el golpe de Estado que ha obligado al expresidente Evo Morales a asilarse en México.

Los disturbios se produjeron el pasado viernes en las inmediaciones de la localidad de Sacaba, a las puertas casi de Cochabamba, y las cifras oficiales de muertos y heridos aún no son definitivas. 

"Actualmente nosotros tenemos ya siete fallecidos (...), hay un hermano que lamentablemente está agonizando por un vaciado cerebral y él penosamente va a fallecer", dijo a EFE el representante de la Defensoría del Pueblo en la región central de Cochabamba, Nelson Cox, que ya ha elevado la cifra a nueve.

El portavoz sostiene que las fuerzas conjuntas de policías y militares llevaron a cabo una acción "desproporcionada" ante la manifestación, que en días precedentes ya registró heridos de bala entre quienes protestaban. Los heridos son al menos 115, la gran mayoría "víctima de armas", dijo Cox, que incide en que uno de ellos está en estado grave.

"No ha existido un enfrentamiento, ha sido una arremetida de fuerzas policiales y militares en contra de la población civil"

Los manifestantes tenían como destino final La Paz para apoyar las marchas a favor de Evo Morales, que el pasado domingo renunció al poder y está asilado en México.

El funcionario declaró que los heridos fueron evacuados a varios centros de salud, los más graves al hospital Viedma de Cochabamba. Además, afirmó que las fuerzas de seguridad en los puntos de control no dejaron pasar ambulancias que transportaban heridos.

"No ha existido un enfrentamiento, ha sido una arremetida de fuerzas policiales y militares en contra de la población civil", fue una de la conclusiones de Cox, que precisó que "se han incumplido protocolos" y estándares de seguridad internacionales.

La Policía asegura que los manifestantes atacaron

Por su parte, la Policía Boliviana informó en Twitter de que los policías "fueron atacados con armamento letal y armas de fuego improvisadas en el puente Huayllani", entre las ciudades de Cochabamba y Sacaba.

Un vehículo militar "recibió impactos de armas de fuego", un hecho bajo investigación, indicó la Policía en otro mensaje. Uno de los oficiales de las fuerzas conjuntas declaró a cadenas de televisión que los manifestantes estaban utilizando "dinamita y armamento letal".

El militar aseguró estar "alarmado" por los informes que recibió, pues se habían recogido municiones de fusiles mauser 165 al parecer que utilizaron los cocaleros y que ni la Policía ni las Fuerzas Armadas poseen.

Los enfrentamientos ocurrieron cuando un gran número de cocaleros procedente del trópico de Cochabamba intentaba ingresar en la ciudad, donde las fuerzas del orden habían instalado controles en los accesos.

El Gobierno interino pide una investigación

El ministro boliviano interino de Gobierno, Arturo Murillo, aseguró este sábado desde la ciudad de Cochabamba, que ha pedido a la Fiscalía una investigación "transparente" sobre cómo ocurrieron las muertes y ha lanzado sospechas de conspiración.

En una rueda de prensa desde la sede de la Policía Boliviana en Cochabamba, Murillo expresó sus "condolencias" a las familias que han perdido a sus seres queridos y que el Gobierno interino no va "descansar hasta darle total tranquilidad a la población". Señaló que se le ha pedido a la Fiscalía General que "sea absolutamente transparente" la investigación sobre las muertes registradas en los enfrentamientos, en los que según denunció "hay una mente macabra que está detrás".

"Si hay fallecidos ¿por qué esconderlos?", dice el Gobierno

Murillo le dijo a la población de Cochabamba que "si hay fallecidos ¿por qué esconderlos? Tenemos reportes de que tres de los fallecidos tienen disparos en la nuca. Aquí hay una mente macabra que está detrás".

También negó que se esté haciendo "cacería a extranjeros", en referencia a las recientes detenciones de ciudadanos venezolanos y cubanos acusados presuntamente de financiar y apoyar las marchas contra el Gobierno de transición.