Público
Público

Obama pide respeto a los derechos humanos en México

El narcotráfico centra la Cumbre de Norteamérica

SERGIO RODRÍGUEZ

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reafirmó el respaldo de su Gobierno a la lucha contra el narcotráfico que libra el Ejecutivo mexicano de Felipe Calderón, aunque subrayó que es indispensable respetar los derechos humanos. Obama insistió en este aspecto durante su encuentro bilateral con el mandatario de México realizado poco antes del inicio en Guadalajara de la Cumbre de Líderes de América del Norte en la cual también participa el primer Ministro de Canadá, Stephen Harper.

El presidente estadounidense recalcó su confianza en la administración mexicana y en la lucha conjunta contra el tráfico de droga. "Hemos apoyado la Iniciativa Mérida, hemos visto transferencia de más recursos para ocuparse de los carteles del narcotráfico pero hay que respetar los derechos humanos", dijo.

En un comunicado remitido por la Casa Blanca se daba cuenta de algunos puntos del informe que elabora el Departamento de Estado estadounidense sobre el cumplimiento de los derechos humanos en el combate al narcotráfico y que una vez concluido será remitido al Congreso. Una de las claves será la aprobación de los recursos acordados en la Iniciativa Mérida para ser transferidos al Gobierno mexicano.

La seguridad y el tráfico de drogas fueron los dos temas centrales de esta Cumbre Norteamérica. Calderón señaló "que su lucha es para proteger los derechos tanto de las víctimas como de los delincuentes" y retó a que se denuncie un solo caso de violación de los derechos humanos.

Precisamente el domingo, el semanario Proceso publicó una carta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos desmintiendo su vinculación a carteles de la droga realizada por la Secretaría de Seguridad Pública.

Para las organizaciones humanitarias mexicanas, la Cumbre resultó un fracaso al dejar fuera de la agenda asuntos tan graves como la prohibición de la entrada de camiones mexicanos a EEUU y la nueva ley migratoria que afecta a millones de trabajadores mexicanos que trabajan en el país vecino.

El golpe de Estado en Honduras fue planteado por Felipe Calderón. Los tres jefes de Estado participantes se pronunciaron por el respeto de la cláusula democrática de la organización de los Estados Americanos.

Respecto al preocupante tema de la gripe porcina que afecta de forma grave a los tres países norteamericanos, los jefes de Estado mostraron su preocupación ante la inminencia de un rebrote de la pandemia del virus A/H1N1, en otoño e invierno.

Fuentes de la delegación anfitriona lograron que Washington acepte introducir un anexo obre el tema de la gripe en el comunicado final. Según indicaron, se especificará la estrategia conjunta que aplicarán los tres países para enfrentarse a los riesgos de contagio.

Más noticias de Internacional