Público
Público

Obama reprocha a Europa su incapacidad para integrar a los musulmanes

El presidente de EEUU y David Cameron acuerdan aumentar su cooperación en ciberseguridad en la lucha contra el terrorismo yihadista

Publicidad
Media: 1
Votos: 3

David Cameron y Barack Obama, en la rueda de prensa tras su reunión en la Casa Blanca. EFE

WASHINGTON. -El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro británico, David Cameron, han acordado aumentar su cooperación en materia de ciberseguridad y coincidieron en que tienen una larga lucha por delante para contrarrestar la ideología yihadista, tanto dentro como fuera de sus fronteras.

En una reunión celebrada en la Casa Blanca una semana después de los ataques terroristas que dejaron 17 muertos en París, Obama y Cameron expresaron su determinación de combatir la ideología "venenosa y fanática" que, en palabras del primer ministro británico, penetra cada vez más en las sociedades occidentales.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha afirmado que Europa tiene "retos particulares" a la hora de lograr que los inmigrantes musulmanes "asimilen" los valores de sus países de acogida y opinó que EEUU tiene "una gran ventaja" en ese sentido a la hora de prevenir la radicalización de sus ciudadanos.

"Nuestra gran ventaja es que nuestras poblaciones musulmanas se sienten estadounidenses. Y hay un proceso increíble de inmigración y asimilación que forma parte de nuestra tradición, y que es, probablemente, nuestra mayor fortaleza", dijo Obama a los periodistas tras reunirse con el primer ministro británico, David Cameron.

"Hay partes de Europa donde ese no es el caso, y ese es probablemente el peligro más grave que afronta Europa", agregó.

Obama afirmó que "es importante que Europa no responda simplemente a estas circunstancias con un martillo, es decir, con enfoques policiales y militares".

Cameron no pareció coincidir en esa caracterización de Europa, al indicar que, al menos en el caso de su país, "hay gente que ha tenido todas las ventajas de la integración, que ha tenido todas las oportunidades que nuestro país puede ofrecer, y que aún así queda seducida por la narrativa venenosa y radical" del yihadismo.


Ciberseguridad

Obama y Cameron también dieron prioridad a la ciberseguridad, un asunto que preocupa cada vez más a Estados Unidos tras ataques como el atribuido a Corea del Norte contra la compañía Sony, el que esta semana afectó a la cuenta en Twitter del Mando Central de Estados Unidos, o los registrados por el diario New York Post y la agencia UPI.

Ambos mandatarios acordaron la creación de una célula conjunta para coordinar la respuesta de sus agencias de inteligencia y seguridad ante amenazas cibernéticas, y la celebración de ejercicios de defensa de sus redes de datos, que inicialmente se centrarán en el sector financiero.

"Hemos decidido expandir nuestra cooperación en ciberseguridad para proteger nuestra infraestructura más crítica, nuestros negocios y la privacidad de nuestros pueblos", explicó Obama.

En el Reino Unido, Cameron ha asegurado que, si gana las elecciones generales de mayo próximo, dará a los servicios secretos más competencias para espiar las comunicaciones privadas en internet y por teléfono, por considerar que la codificación de los mensajes puede frustrar el trabajo de prevención de ataques terroristas.

Ambos líderes también se mostraron de acuerdo en la necesidad de mantener las sanciones a Rusia por sus acciones en Ucrania y apoyar a ese país en sus reformas democráticas y económicas.

Al mismo tiempo, Obama advirtió de que la probabilidad "de un colapso de las negociaciones" nucleares entre el grupo 5+1 e Irán "es muy alta" si se imponen más sanciones a Teherán, como pretende hacer un amplio sector del Congreso estadounidense.