Público
Público

Al menos ocho muertos al estrellarse un avión que combatía los incendios en Turquía

Turquía ha sufrido en las dos últimas semanas una oleada de incendios que han arrasado el sur y oeste del país.

Miembros de los equipos de búsqueda y rescate inspeccionan el avión anfibio ruso Be-200 estrellado.
Miembros de los equipos de búsqueda y rescate inspeccionan el avión anfibio ruso Be-200 estrellado. EFE

Los ocho tripulantes -cinco rusos y tres turcos- de un avión antiincendios alquilado a Rusia han muerto este sábado al estrellarse en Kahramanmaras, provincia suroriental de Turquía, cuando realizaban labores de extinción de un incendio en la zona, informó la emisora NTV.

El avión se estrelló contra una montaña cuando iba a intervenir en un foco iniciado este mediodía por un rayo que cayó en una zona forestal. Tras verter el agua sobre las llamas el avión no pudo volver a elevarse por razones que todavía se desconocen y colisionó contra una montaña.

"Enviamos un avión a la región (del incendio) pero perdimos el contacto con ellos y se estrelló", declaró a los medios el gobernador de Kahramanmaras, Ömer Faruk Coskun. La aeronave era un avión apagafuegos tipo Beriev-200, que se había alquilado a Rusia para apoyar los esfuerzos de extinción de los graves incendios de las dos últimas semanas en Turquía.

El país euroasiático ha sufrido en las dos últimas semanas una oleada de incendios que han arrasado el sur y oeste del país y que causó ocho muertos. El Gobierno turco ha sido criticado por partidos opositores por no disponer de un solo avión apagafuegos propio y tener que alquilarlos o pedirlos a otros países. Durante diez días operaron dos hidroaviones Canadair CL-415 enviados por España para ayudar en la extinción de los incendios

Al menos 51 fallecidos por las riadas

Además de los incendios, Turquía está sufriendo desde el pasado día 11 en su costa norte riadas e inundaciones que han provocado 51 fallecimientos. Las lluvias torrenciales han destruido viviendas, carreteras y varios puentes importantes, dejando aisladas a centenares de personas en varias localidades.

La localidad más afectada ha sido Bozkurt, con una población de 5.400 habitantes, donde el nivel del agua alcanzó los cuatro metros tras el desbordamiento de un arroyo. La corriente de agua socavó los cimientos de varios edificios y dejó a decenas de personas atrapadas.

El paleosismólogo Ramazan Demirtas, en declaraciones a la emisora CNNTürk, señaló el cambio urbanístico en la estructura del arroyo que cruza Bozkurt como principal motivo del desborde e inundación de la zona. En los últimos años se habría reducido de 400 metros a solo 15 la anchura del arroyo que cruza la localidad.

No hay datos oficiales sobre el número de desaparecidos, pero la cadena turca NTV, citando fuentes de Afad, asegura que se han recibido informes sobre más de 100 desaparecidos. Más de 1.700 personas han sido evacuadas por tierra y con helicópteros y han sido alojadas temporalmente en residencias estudiantiles de la zona.

Más noticias de Internacional