Público
Público

Una ONG denuncia campañas de arrestos en Marruecos y la expulsión de 6.500 migrantes

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos asegura que las detenciones fueron acompañadas de violencia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de migrantes en un campamento improvisado junto a la ciudad de Tánger. - REUTERS

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), la mayor de Marruecos, ha denunciado este martes las campañas de arrestos realizadas por las autoridades del país magrebí contra migrantes y la expulsión de más de 6.500 de ellos.  En un comunicado, la AMDH deploró que esas campañas se intensificaron desde finales de junio de este año y abarcaron las ciudades norteñas de Tánger, Tetuán y Nador.

La cifra de 6.500 expulsiones ha sido obtenida según los datos aportados por asociaciones, pues las autoridades no han dado ninguna cifra oficial salvo la de "entre 1.500 y 1.800" subsaharianos expulsados de la región de Tánger hasta el 31 de agosto.

En esa fecha, el gobierno marroquí convocó a los embajadores africanos en Rabat para justificar su campaña de traslados masivos seguidos de expulsiones, les aseguró que lo hacía con respeto a los derechos humanos y les pidió su colaboración para hacer las repatriaciones. Sin embargo, la ONG criticó el modo en que se desarrolló esta política: "Las campañas fueron acompañadas por el uso de la violencia durante los arrestos", explicó el comunicado, que subrayó que los efectivos de seguridad irrumpieron también en las casas donde estaban refugiados los migrantes.

La ONG deploró la muerte de dos migrantes subsaharianos en la autopista después de que se cayeran del autobús que les transportaba desde la ciudad de Tánger hacia un destino del interior del país. La misma fuente indicó que esta campaña coincidió con las políticas migratorias adoptadas recientemente por los países europeos que "fueron impuestas a los países del sur", consistentes en la creación de centros de internamiento o la devolución rápida de los candidatos que alcanzan las costas europeas.

Por otra parte, la asociación marroquí Grupo Antirracista de Defensa de los Extranjeros Migrantes (GADEM) lanzó recientemente en las redes sociales una campaña de alerta "#CoûtsEtBlessures" (costes y lesiones) para hacer más visibles "las violaciones cometidas contra las poblaciones negras no marroquíes desde junio de 2018".

GADEM explicó que el objetivo de su campaña es hacer un seguimiento, tanto sobre el terreno como a nivel institucional marroquí y europeo, de la evolución de la situación de la migración desde junio pasado y hasta la celebración de la Conferencia Mundial sobre Migraciones de la ONU el próximo diciembre en la ciudad marroquí de Marrakech. 2018 está siendo uno de los más críticos en la salida de pateras desde las costas marroquíes, principalmente las del mar Mediterráneo, y entre los migrantes hay tanto subsaharianos como marroquíes.

Más noticias de Internacional