Público
Público

Las ONG dicen que están hartas de esperar a que la UE cumpla con la acogida de refugiados 

La plataforma Sick of waiting, un movimiento ciudadano que agrupa a miles de personas en todo el mundo, ha llevado este martes su demanda al corazón del Parlamento Europeo en Bruselas, de la mano del eurodiputado de Equo Florent Marcellesi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Performance de Sick of waiting frente al Parlamento Europeo /Sick of waiting

“Estamos hartos de esperar”, es la premisa del movimiento ciudadano Sick of waiting que ha agrupado a casi 20 mil personas en 130 países del mundo en poco más de dos meses y que exige a la Unión Europea que cumpla con las cuotas de acogida de refugiados a las que se comprometió en 2015. Hoy han llevado su demanda al corazón del Parlamento Europeo en Bruselas, de la mano del eurodiputado de Equo Florent Marcellesi.

Hace dos años que los padres de Bassam Alrish, refugiado sirio, se acogieron al sistema de reasentamiento de la Unión Europea en Jordania. Dos años después, siguen esperando. Su padre, enfermo, está en un hospital del que apenas puede correr con los gastos. Bassam y su hermana, que residen ahora en Alemania y Austria respectivamente, no pueden ir a visitarlo a él y a su madre porque les deniegan el visado.

Detrás de las cifras, hay historias. Por eso nació Sick of waiting, para poner en contacto a quienes están hartos de esperar a empezar una nueva vida, a quienes están hartos de esperar para ayudarles a hacerlo. Hoy, esta red reúne a casi 20 mil personas en 130 países. Se ha convertido en un punto de encuentro en el que compartir experiencias, frustraciones y rabia pero también ideas, información, esperanza. Es la prueba de que en Europa, al contrario de lo que defienden los gobiernos, hay miles de personas dispuestas a acoger a los refugiados que se hacinan en campos de Líbano, Jordania, Turquía, Italia o Grecia, a miles de personas que siguen huyendo cada día de la guerra.

Sick of waiting denuncia las muertes, los suicidios, la desesperación y sobre todo la falta de voluntad política para atenderlos

Sick of waiting denuncia la terrible situación en los campos, financiados con dinero europeo, pero que son apenas habitables. Denuncian las muertes en el Mediterráneo y el Sáhara, la ausencia de misiones de rescate, la dejadez cuando hay vidas en peligro. Sick of waiting denuncia la violencia en las fronteras, el hacinamiento en los centros de detención, las dificultades administrativas en el país de destino, las barreras a la reunificación familiar, la espera. Sick of waiting denuncia las muertes, los suicidios, el sufrimiento, la desesperación y sobre todo la falta de voluntad política para atenderlos. Sick of waiting denuncia la actual política migratoria de la Unión Europea, pide vías seguras, que se cumplan los compromisos de acogida, que se acoja a más personas, se agilice la reunificación familiar, se atajen las causas de los conflictos y que una vez aquí, los derechos de las personas refugiadas sean respetados.

La organización de la sociedad civil, que también reúne a decenas de organizaciones con el mismo objetivo en todo el mundo, ha presentado sus demandas de la mano del eurodiputado Florent Marcellesi, que pertenece a la coalición de la Primavera Europea, en la Eurocámara. Marcellesi critica a “la vergüenza de los Estados miembros” que están aún lejos de cumplir lo acordado y destaca que frente a los gobiernos, los ciudadanos europeos piden la llegada de los refugiados por vías seguras a Europa. “Hay que llevar al Parlamento la voz de esas miles de personas que piden acogida. Queremos que Europa sea un continente abierto al mundo”, ha insistido. Si no son los países europeos quienes se responsabilizan, esa movilización “tiene que venir desde abajo, desde experiencias e iniciativas como Sick of waiting”, ha explicado el representante de Equo.

Esta Europa fortaleza, “a la que le sangran las fronteras y le brotan vallas”

El eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán, ha querido apoyar la iniciativa con su presencia. Urbán coincide con la importancia de dar voz a la sociedad civil “porque cuando venís, volvéis a llenar el Parlamento de dignidad” e insiste en que el cambio vendrá, no del Parlamento, sino de este tipo de iniciativas. Para Urbán, además, la UE ha querido mostrarse sobrepasada por esta crisis migratoria para justificar políticas restrictivas. Esta Europa fortaleza, “a la que le sangran las fronteras y le brotan vallas”, dice el portavoz de Podemos en el Parlamento Europeo, sin embargo, no es una novedad y las personas migrantes llevan muriendo demasiado tiempo en la frontera. Urbán ha insistido además en la mezquindad, en un contexto de políticas de austeridad, de la categorización de estas personas como “exiliados económicos o exiliados políticos, como si matara menos el hambre que las bombas”.

Los representantes de Sick of waiting, además de con el eurodiputado Florent Marcellesi, se han reunido con un miembro del gabinete de la Defensora del Pueblo Europeo. El responsable de migración del gabinete de Federica Mogherini, Giulio Di Blasi, ha cancelado el encuentro con la organización a última hora pero se ha comprometido a reunirse con ellos en el futuro.