Público
Público

Los 'papeles de Pandora' cercan al entorno de Vladímir Putin

Entre los nombre que aparecen figura el de Svetlana Krivonogikh, una de las supuestas amantes del presidente ruso, titular, a través de una sociedad 'offshore' propietaria de un apartamento de lujo en Mónaco. Un sobrino del dirigente ruso, un amigo de la infancia y un compañero del KGB aparecen igualmente en los documentos filtrados.

El presiente ruso, Vladimir Putin, pescando, durante sus vacaciones en Siberia el pasado septiembre.
El presidente ruso, Vladímir Putin, pescando, durante sus vacaciones en Siberia el pasado septiembre. Alexei Druzhinin/Kremlin / REUTERS/Sputnik

Los papeles de Pandora, una documentación filtrada con nombres e información de beneficiarios de sociedades offshore que han salido a la luz gracias al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, han salpicado a numerosas personalidades mundiales. Entre ellas destaca el entorno del presidente ruso, Vladímir Putin, así como del ucraniano, Volodimir Zelensky, o del azerbaiyano, Ilham Aliyev.

El nombre de Putin no aparece en la lista, pero sí personas de su entorno cercano, como Román Putin, un sobrino suyo, Svetlana Krivonogikh, una de las supuestas amantes del dirigente ruso, Petr Kolbin, un amigo de su infancia, o Serguéi Chemezov, compañero del ahora presidente cuando estaba en el KGB en Alemania Oriental.

El presidente ruso es una persona que durante mucho tiempo ha guardado con celo su vida personal, dando información de su familia en contagotas. A pesar de ello se le atribuyen múltiples amantes, ya antes de que se divorciara de la madre de sus hijos.

Una de ellas es Svetlana Krivonogikh. Esta mujer de San Peterbursgo habría conocido a Putin en el año 2003, según cuentan medios independientes rusos, considerados por las autoridades rusas como agentes extranjeros, y también se dice que tienen una hija en común de 18 años.

Svetlana Krivonogikh, la supuesta amante de Vladimir Putin, que aparece en los 'papeles de Pandora'.
Svetlana Krivonogikh, la supuesta amante de Vladimir Putin, que aparece en los 'papeles de Pandora'. CEDIDA

Proyekt, el medio que sacó la investigación sobre la hija de Putin con Svetlana Krivonogikh, se vio obligado a cerrar tras ser tildado por las autoridades rusas de "organización indeseable" y algunos de sus periodistas de "agentes extranjeros", un término heredado de la Guerra Fría que tiene connotaciones muy negativas.

Antes de su supuesta relación con Putin, Svetlana Krivonogikh vivía en un piso comunal (tipo de vivienda compartida típica de la URSS) y trabajaba como limpiadora. Ahora aparece en los papeles de Pandora  como presunta propietaria, a través de una sociedad offshore, de un apartamento de lujo en Mónaco. Dicha vivienda, ubicada en un edificio exclusivo cerca del casino de Montecarlo, tiene un valor aproximado de 3,6 millones de euros.

Otro de los nombres cercanos a Putin en la lista es Serguéi Chemezov, excompañero del KGB del presidente ruso en la Alemania del Este y actual presidente de Rostec, una compañía estatal destinada a promover la creación, producción y exportación de productos industriales de última tecnología para fines civiles y militares. En 2019 Chemezov declaró en una entrevista con el medio ruso RBK que él no acapara dinero, ni tiene yates ni aviones. "Lo que tengo es suficiente", aseguró. En los papeles de Pandora aparece su hijastra Anastasia Ignatova, con propiedades como yates de 85 metros de eslora o villas en localidades de Andalucía (Marbella, valor aproximado de 4,7 millones de euros) o la Costa Brava (S’agaró, estimada en 15 millones de euros). Anastasia Ignatova había sido profesora universitaria en la MGIMO de Moscú hasta por lo menos 2018.

En la lista se encuentra también Petr Kolbin, considerado el mejor amigo de la infancia de Putin y uno de las personas más cercanas al dirigente ruso. Se le ha acusado de ser la "cartera" del presidente ruso. En los años 90 era un carnicero de San Petersburgo, y actualmente se estima que tiene una fortuna de cerca de 500 millones de euros. Fue copropietario de la petrolera Gunvor, una empresa que según los medios independientes rusos era una fuente de ingresos no oficial para del inquilino del Kremlin.

De la familia del presidente es Román Putin, hijo de un primo del dirigente ruso. Es uno de los líderes del partido Pueblo contra la Corrupción, que habría recibido comisiones por ayudar a empresarios conseguir licitaciones públicas.

También figura en los documentos de Pandora Konstantin Ernst, el director del Primer Canal ruso, uno de los más importantes del país y de titularidad pública, al frente del cual lleva más de 20 años. Ernst, una persona valorada por Putin y su círculo más cercano, recibió del propio presidente la Orden del Mérito de la Patria por "su gran contribución al desarrollo de medios de comunicación y muchos años de trabajo fructífero". Desde el canal, con una audiencia millonaria, se han venido criticando y denunciando las sociedades offshores porque "son una amenaza para la seguridad nacional".

Otros ciudadanos rusos presentes en los papeles de Pandora son Nikolai Yegorov y Viktor Khmarin, dos abogados que estudiaron derecho con el presidente ruso, así como German Gref, exdirector del banco más grande de Rusia (Sberbank) y excompañero de Putin en la administración de la ciudad de San Peterbursgo. También aparecen 10 diputados de la Duma rusa, nueve de ellos del partido Rusia Unida (la que apoya al dirigente ruso, aunque formalmente el presidente es un candidato independiente).

Los medios de comunicación rusos han evitado hablar en extenso de la filtración de estos documentos alegando que el nombre de Vladímir Putin no aparece en ellos documentos. Sí se ha mencionado que hay 46 personas de nacionalidad rusa en los papeles, y también se ha hablado de la implicación con sociedades offshore del presidente ucraniano, Volodimir Zelensky.

'El Servidor de los Oligarcas'

Zelensky ganó en 2019 las elecciones presidenciales de Ucrania con un fuerte discurso contra la corrupción y los oligarcas ucranianos. Ganó con una amplía mayoría aprovechando la popularidad que había conseguido interpretando en la serie de ficción El Servidor del Pueblo a un profesor de secundaria que llegaba a la presidencia de Ucrania. Utilizó ese mismo nombre para crear su formación política.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, en el acto de homenaje de las víctimas de Babyn Yar, una de las mayores masacres de judíos durante el Holocausto nazi, en Kiev. REUTERS
El presidente de Ucrania, Volodímir Zelensky, en el acto de homenaje de las víctimas de Babyn Yar, una de las mayores masacres de judíos durante el Holocausto nazi, en Kiev. REUTERS

Tildado por sus detractores de ser El Servidor de los Oligarcas, se le había venido relacionando especialmente con Ihor Kolomoyskyi, la cuarta fortuna de Ucrania y dueño de, entre otros activos, la emisora de televisión en la que se emitía la serie de Zelensky. Los documentos ahora filtrados habrían confirmado esta supuesta relación entre ambos al aparecer que el presidente ucraniano habría recibido dinero de Kolomoyskiy a través de una sociedad offshore.

Una de sus medidas estrella fue la creación de la lista de oligarcas, para tratar de reducir su influencia. Para formar parte de esta lista negra de oligarcas se necesita cumplir estos requisitos: tener activos que valgan más de 70 millones de euros, tener influencia en los medios de comunicación, beneficiarse de algún monopolio y participar en actividades políticas. Según la Oficina Presidencial, esta medida provocó un intento de asesinato del principal asesor del presidente ucraniano, que fue atacado en su vehículo mientras circulaba por las afueras de Kiev, donde recibió diez disparos de una arma automática. 

Según explica a Público Alex Kokcharov, analista de riesgo especialista en Eurasia, "Zelensky y su partido están conectado con algunos oligarcas, así que es probable que el uso de esta lista sirva para perjudicar a oligarcas rivales o no aliados con el presidente".

El presidente ucraniano ha justificado que creó las sociedades que ahora aparecen en Pandora para protegerse del "régimen depredador (Viktor) Yanukovich" (el expresidente del país) y ha asegurado que el dinero que aparece "no era público ni fue robado".

En cualquier caso, la filtración de estos documentos puede ser la tumba política de Zelensky, que ya había perdido buena parte de la popularidad que le catapultó a la presidencia de Ucrania.

El imperio immobiliario de Aliyev

Otro de los dirigentes de las exrepúblicas soviéticas es Ilham Aliyev, el presidente de Azerbaiyán, juntamente con algunos miembros de su familia. Los documentos de Pandora revelan que la familia gobernante del país caucásico tendría un gran imperio inmobiliario en Londres, valorado en cerca de 600 millones de euros. Las propiedades están repartidas entre el propio presidente, sus dos hijas, su hijo, su suegro y otros dos allegados de la familia. Entre todo serían titulares de hasta 84 sociedad offshore. Entre ellos destaca Heydar Aliyev, el hijo menor del presidente, que mientras estaba en la escuela primaria en 2006 (con siete años) ya tenía en su propiedad una de estas sociedades.

El presidente ruso, Vladimir Putin, con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, en un encuentro en Moscú en julio de 2021. Mikhail Klimentyev / Sputnik / AFP
El presidente ruso, Vladimir Putin, con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, en un encuentro en Moscú en julio de 2021. Mikhail Klimentyev / AFP/Sputnik

Aliyev, acusado de dictador por organizaciones de derechos humanos y de "depredador" de la prensa por Reporteros Sin Fronteras, se mantiene al mando de su país desde el año 2003, cuando heredó el cargo tras fallecer su padre, Heydar Aliyev,  presidente desde la época soviética. Ilham Aliyev lleva 17 años ganando elecciones (acusadas de fraudulentas por la oposición y la comunidad internacional) con más del 75% de los votos emitidos a su favor. El país además se encuentra entre los que peor percepción de corrupción tienen en todo el globo.

Entre otros dirigentes de los países exsoviéticos también destaca Nursultán Nazarbayev, expresidente de Kazajistán. En los papeles de Pandora aparece el nombre de una de sus esposas "no oficiales", Assel Kurmanbayeva. Según los documentos filtrados, ésta habría recibido cerca de 25 millones de euros a través de sociedades offshore registradas en las Islas Vírgenes Británicas. Estarían implicados en esta transferencia dos de sus confidentes, Vladímir Ni y Vladímir Kim.

El expresidente kazajo ostenta el título honorífico de "Padre de la Nación". Su nombre está presente en centros comerciales, universidades y calles de todo Kazajistán. Incluso la capital del país, antes Astaná, se llama actualmente Nursultán.

Más noticias de Internacional