Público
Público

La periodista rusa que interrumpió los informativos con su 'no a la guerra', bajo arresto domiciliario

Las autoridades la acusan de haber difundido información "falsa" sobre las actividades de las fuerzas armadas del país en Ucrania.

(11/8/22) La periodista Marina Ovsyánnikova, durante la sesión en un juzgado de Moscú,  a 11 de agosto de 2022.
La periodista Marina Ovsyánnikova, durante la sesión en un juzgado de Moscú, a 11 de agosto de 2022. Maxim Shipenkov / EFE

Los magistrados de un tribunal de Moscú han decretado este jueves arresto domiciliario para Marina Ovsyánnikova, la periodista que interrumpió en marzo el principal informativo de la televisión pública rusa, al entrar por detrás de los presentadores con un cartel en contra de la guerra en Ucrania.

La periodista, de 44 años de edad, permanecerá arrestada en su domicilio hasta el 9 de octubre como mínimo. Agentes de la Policía rusa detuvieron a Ovsyánnikova en la mañana del pasado miércoles y registraron su casa, acusada de difundir información "falsa" sobre las fuerzas armadas del país.

La mujer puede enfrentarse a una condena de hasta diez años de cárcel. El pasado 14 de marzo interrumpió la emisión en directo del Vremia, el programa de noticias nocturno de la televisión rusa. La periodista realizó proclamas antibélicas mientras sujetaba un cartel en el que se leía "no war" ("no a la guerra").

De periodista a activista

Ovsyánnikova ya recibió entonces una multa de 30.000 rublos, unos 480 euros, y fue despedida de Canal Uno, donde trabajaba como productora. Además, la periodista ha llegado a ser multada en otras dos ocasiones y ha calificado de "fabricadas" las acusaciones en su contra.

El medio alemán Die Welt contrató a la periodista en abril como corresponsal. El redactor jefe del Grupo Welt, Ulf Porschardt, dijo en un comunicado de Springer que Ovsyannikova, con su protesta en antena, "defendió la ética periodística más importante, a pesar de la amenaza de la represión estatal".

Ovsyannikova ya declaró en marzo a Reuters que estaba preocupada por su seguridad y que esperaba que su protesta abriera los ojos de los rusos. Aseguró asimismo que no tenía planes de abandonar Rusia, algo que con el arresto queda asegurado durante los próximo meses.

Más noticias de Internacional