Público
Público
Únete a nosotros

Primeras bodas homosexuales en California

Es el segundo estado de EEUU en establecer el matrimonio de personas del mismo sexo, pero es el primero que otorgará licencias a parejas de cualquier estado 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En Hollywood el final feliz siempre lleva incluida boda. Y desde esta noche, las parejas homosexuales también podrán tener ese final feliz de una forma legal. Entre seres queridos, activistas y mucha emoción, dos parejas lesbianas estrenaron el lunes el matrimonio homosexual en California. Un hito que aún no goza del reconocimiento del sistema Federal.

Las octogenarias Del Martin y Phyllis Lyon tomaron los primeros votos en el Ayuntamiento de San Francisco en una ceremonia presidida por el alcalde Gavin Newsom, quien declaró que California estaba liderando una tendencia que podría extenderse a toda la nación. 

La aceptación del matrimonio gay ha crecido en Estados Unidos pero la mayoría de los estados lo prohíben y, en general, los estadounidenses prefieren otorgar a los homosexuales derechos similares a los de los cónyuges pero bajo un nombre diferente.

El 4 de noviembre, el día de las presidenciales, los californianos tendrán la opción devotar en referéndum contra los matrimonios entre personas del mismo sexo. Los próximos meses serán un examen crucial para ver si los gays y las lesbianas pueden convencer a los ciudadanos de que no hay marcha atrás en otorgar derechos matrimoniales a todos.

Martin y Lyon, que han estado juntas durante más de 50 años, también fueron las primeras en casarse en 2004 durante el 'Invierno del Amor', cuando alrededor de 4.000 parejas integradas por personas del mismo sexo intercambiaron votos.

Los tribunales rechazaron estas uniones particulares, pero en mayo la Suprema Corte estatal dejó sin efecto una prohibición a los matrimonios entre homosexuales. Esta regla entró en vigor a última hora del lunes.

La pareja integrada por Robin Tyler y Diane Olson, dos de las demandantes en la batalla con la Suprema Corte estatal, intercambiaron votos en Beverly Hills, donde durante cuatro años habían pedido sin éxito una licencia de boda.

'Aquí está el cierre final a nuestra hermosa historia... 'Y vivieron juntos para siempre'', dijo Tyler.

Sin embargo, quienes se oponen han prometido luchar hasta noviembre y cambiar la constitución estatal para definir al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

California es el segundo estado - después de Massachusetts - en establecer el matrimonio de personas del mismo sexo, pero es el primero listo para otorgar licencias a parejas de cualquier estado. Las bodas gays son rechazadas en 45 estados, aunque Nueva York las reconocerá las uniones producidas en California.

A la ceremonia en Beverly Hills, con unas 100 personas entre la audiencia, incluyendo decenas de medios, se acercaron una veintena de adversarios religiosos a este tipo de unión, a quienes varias veces las autoridades tuvieron que llamar al orden: '¡Juicio para ustedes, serán juzgadas el día del juicio final!', grito un hombre poco antes de empezar el casamiento.

Tony Perkins, presidente del grupo conservador Family Research Council, predijo 'meses de caos social que podrían causar estragos en cada uno de los estados de Estados Unidos'.

Perkins dijo que la nueva política de California 'amenaza deshacer miles de años de matrimonios naturales'.

Menos de un tercio de los estadounidenses que respondieron a una reciente encuesta de CBS dijo que los matrimonios gay deberían ser legales, aunque la tendencia marca que cada vez son más aceptados. Más de un tercio se opuso al cambio.

Según un reciente estudio universitario, más de 100.000 parejas homosexuales viven en el estado y la mitad prevé casarse en los próximos tres años.

Los gastos directos de las parejas californianas y foráneas del mismo sexo para su matrimonio darán al estado 'más de 638,3 millones de dólares en tres años' y crearán unos 2.100 empleos, según un estudio de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA).