Público
Público

Protestas en EE.UU Más de 300 artistas se unen para pedir a Hollywood que no "glorifique" a la Policía

K. Sampson y T. Thompson han escrito la carta en colaboración con el movimiento Black Lives Matter que han firmado dichas celebridades mientras Amnistía Internacional pide que se lleven a cabo reformas para la actuación policial en EEUU.

El actor Kendrick Sampson y la actriz Tessa Thompson han escrito la carta que han firmado más de 300 artistas.
El actor Kendrick Sampson y la actriz Tessa Thompson han escrito la carta que han firmado más de 300 artistas.

efe / PÚBLICO

Una carta abierta firmada por más de 300 artistas y ejecutivos afroamericanos pidió este martes a los principales estudios de Hollywood que cesen aquellos proyectos que "glorifican" la violencia y corrupción policial.

Viola Davis, Michael B. Jordan, Janelle Monae, Billy Porter, Issa Rae, Idris Elba y Chadwick Boseman son varias de las celebridades que han firmado la misiva escrita por el actor Kendrick Sampson ("Insecure," "Miss Juneteenth") y Tessa Thompson ("Vengadores: Endgame") en colaboración con el movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan).

La carta, distribuida por el diario Variety, se dirige a "los aliados de Hollywood".

Hollywood y su capacidad de influencia

"Hollywood tiene un privilegio como industria creativa para imaginar y crear. Tenemos una influencia significativa sobre la cultura y la política. Tenemos la capacidad de usar esa influencia para imaginar y crear un mundo mejor", arranca el texto.

"La forma en que Hollywood y los principales medios de comunicación han contribuido a la criminalización de los negros, la tergiversación del sistema legal y la glorificación de la corrupción y la violencia policial ha tenido graves consecuencias", denuncia la misiva.

De acuerdo con los firmantes, las producciones que "glorifican" ciertos comportamientos policiales y que cuentan con representaciones estereotipadas de la comunidad afroamericana han fomentado ciertos estigmas y "contribuido a los asesinatos de personas negras" a manos de agentes de policía.

"Debemos poner fin a la exaltación de oficiales y agentes que son brutales y actúan fuera de la ley como héroes" leemos en la carta

"Debemos poner fin a la exaltación de oficiales y agentes que son brutales y actúan fuera de la ley como héroes", propugna la carta.

Piden a la industria desprenderse del "contenido antinegro"

Por ello, el grupo demanda a la industria de Hollywood que "se desprenda de la policía y del contenido antinegro", e insta a que a invierta en "contenido antirracista" y en fomentar la inclusión y diversidad, una de las asignaturas pendientes del sector audiovisual que tanto se ha debatido en los últimos años, especialmente en la temporada de premios.

"Cada vez que se pasa por alto a un ejecutivo o asistente negro para una promoción, o el presupuesto de publicidad y producción para otra película dirigida por negros es limitado, o cuando los agentes negros no son apoyados y los escritores negros quedan excluidos -señala-. Esto nos da menos control sobre nuestras narrativas".

125 incidentes de abuso policial desde mayo

Cada vez son más las personas que alzan la voz ante la situación en la que se encuentra Estados Unidos y se manifiestan tras la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco, y es que Amnistía Internacional ha registrado 125 incidentes de abusos policiales en 40 estados de USA en el transcurso de las protestas del Black Lives Matter desde el pasado 26 de mayo, y que han quedado reflejadas en un mapa interactivo después de analizar más de 500 vídeos y fotografías de incidentes con el proyecto Evidence Lab. 

Este contenido digital fue verificado, geolocalizado y analizado por un equipo de investigación con conocimientos especializados en armas, tácticas policiales y disposiciones del derecho internacional y la legislación estadounidense aplicables en materia de uso de la fuerza, y en algunos casos se ha podido hablar con las víctimas.

Imagen del mapa elaborado por Amnistía Internacional para denunciar los incidentes de violencia policial en EEUU.

El análisis muestra que los agentes encargados de hacer cumplir la ley violaron a diario los derechos humanos en la calle, en vez de cumplir con su obligación de respetar y facilitar el derecho de la gente a manifestarse pacíficamente.

Los abusos fueron obra de diversas fuerzas de seguridad: departamentos locales de policía, organismos federales y la Guardia Nacional

Este uso ilegítimo de la fuerza incluyó palizas, empleo indebido de gas lacrimógeno y pulverizadores de pimienta, y disparos injustificados con proyectiles menos letales, como granadas de esponja y balas de goma. Tales abusos fueron obra de diversas fuerzas de seguridad: desde departamentos locales de policía, hasta organismos federales y la Guardia Nacional.

Reformas reales para controlar la actuación policial en EE.UU

El uso excesivo de la fuerza contra personas que se manifiestan pacíficamente viola la Constitución de Estados Unidos y el derecho internacional de los derechos humanos, y los organismos encargados de hacer cumplir la ley de todos niveles tienen la obligación de respetar, proteger y facilitar las reuniones pacíficas, por lo que Amnistía Internacional pide que se lleven a cabo reformas reales y duraderas de la actuación policial en Estados Unidos.

Entre las peticiones se encuentran: poner fin a la comisión policial de homicidios extrajudiciales de personas negras y hacer rendir cuentas por tales muertes mediante investigaciones independientes e imparciales; garantizar el derecho de protesta pacífica contra la violencia policial, sin que manifestantes, periodistas o viandantes corran el riesgo de ser objeto también de violencia policial; aprobar legislación federal, incluida la Ley PEACE, así como estatal, que restringa el uso policial de la fuerza de manera que sólo se recurra a ella cuando sea estrictamente necesario y proporcionado; poner fin a la doctrina de la "inmunidad calificada", que impide hacer rendir judicialmente cuentas a la policía cuando infringe la ley; y aprobar una legislación federal que desmilitarice las fuerzas policiales.

Más noticias de Internacional