Público
Público

Putin compara la resolución sobre Libia con una "cruzada" medieval

El presidente ruso, Dmitri Médvedev, ha criticado al primer ministro ya que "ya que no se pueden usar expresiones que lleven al choque de civilizaciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, se ha mostrado muy crítico con la intervención de la ONU en Libia y ha comparado la resolución 1.973 del Consejo de Seguridad con un llamamiento medieval a una 'cruzada'.

'Me recuerda un llamamiento medieval a una cruzada, cuando alguien llamaba a alguien a ir a determinado lugar a liberar algo', ha dicho el jefe del Gobierno ruso, citado por la agencia Interfax, en una conversación con un grupo de obreros en Vótkinsk, ciudad en la parte central del país.

Putin ha indicado que si se lee el contenido de la resolución, 'queda absolutamente claro que permite a todos adoptar cualquier acción contra un Estado soberano'. 'Es deficiente y dañina', ha agregado.

Aunque ha señalado que el Gabinete de Ministros no se ocupa de los asuntos de política exterior, que es prerrogativa exclusiva del jefe del Estado, el presidente Dmitri Médvedev, ha dejado claro que tiene su opinión personal sobre los acontecimientos que tienen lugar en Libia.

La resolución 1973 de la ONU es 'deficiente y dañina'

Tras destacar que Libia no puede ser considerado un país democrático por ningún parámetro, ha indicado que el hecho de que el conflicto político haya adquirido carácter de lucha armada 'no significa que alguien pueda injerir desde el exterior en un conflicto interno, incluso armado, en defensa de una de las partes'. 'Me preocupa incluso no el propio hecho de la injerencia armada -hay mucho conflictos armados, siempre los hubo y seguramente los habrá durante mucho tiempo-, sino la facilidad con que hoy se adoptan decisiones de utilizar la fuerza en los asuntos internacionales', ha afirmado Putin.

Según el primer ministro, en la política de Estados Unidos 'esto (la facilidad en la toma de estas decisiones) se convierte en una tendencia estable'. Putin ha asegurado además que Rusia desea vivir en paz y 'no pelear ni menos combatir' con nadie. 'Pero los acontecimientos de hoy, incluidos los que tienen lugar en Libia, nuevamente confirman que es acertado todo lo que hacemos por fortalecer la capacidad defensiva de Rusia', ha concluido el primer ministro ruso.

Por su parte, el presidente ruso, Dmitri Médvedev, ha considerado 'inadmisible' la utilización de la palabra 'cruzada'. 'Por ningún motivo se pueden usar expresiones que de hecho llevan al coche entre civilizaciones', ha manifestado el líder del Kremlin.