Público
Público

Referéndum de Irlanda Irlanda dice "sí" a suavizar el divorcio 

La dura derrota de los defensores de estas restricciones, con la Iglesia católica a la cabeza, da una idea de la profunda transformación que ha atravesado este país en las últimas tres décadas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varias personas ejercen su derecho al voto este viernes en un colegio electoral en Dublín (Irlanda). Los centros de votación de la República de Irlanda abrieron este viernes para que los electores participen en los comicios europeos y locales, así como en un referéndum convocado por el Gobierno de Dublín para suavizar la actual ley del divorcio. EFE/ Stringer

El "sí" a la reforma de la estricta ley del divorcio en Irlanda ganó el referéndum del viernes con más del 80 % de votos, mientras continúa el recuento de las elecciones europeas y locales celebradas ese mismo día en este país.

A falta del resultado de tres circunscripciones, esta amplia victoria da al Gobierno del partido democristiano Fine Gael vía libre para suavizar la actual legislación, vigente desde hace 24 años y que establece que la terminación oficial de un matrimonio solo se concede cuando los cónyuges han vivido por separado durante cuatro de los cinco años previos.

La dura derrota de los defensores de estas restricciones, con la Iglesia católica a la cabeza, da una idea de la profunda transformación que ha atravesado este país en las últimas tres décadas, durante las que la jerarquía eclesiástica han perdido prestigio y casi todo su poder.

Sirva como ejemplo el hecho de que el divorcio es legal en Irlanda solo desde 1995, cuando el "sí" logró el 50,3% y el "no" el 49,7%, con una diferencia de menos de 10.000 votos.

El Fine Gael también obtuvo el mayor número de votos de primera preferencia en los comicios europeos, según destacó el primer ministro, Leo Varadkar, si bien el reparto final de escaños dependerá de las transferencia de sufragios entre candidatos, tal y como permite el complejo sistema electoral irlandés.

Los expertos señalan que el principal beneficiado de este traspaso de votos en los comicios comunitarios y locales será el Partido Verde, después de una campaña en la que el asunto del cambio climático cobró un gran protagonismo, así como el de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Condicionados por el brexit

"Estas elecciones han girado entorno a la acción climática y el brexit (...) La ciudadanía ha enviado un mensaje muy claro y quiere que hagamos más respecto al cambio climático", declaró Varadkar este sábado.

Un sondeo efectuado a pie de urna por la cadena pública RTE ha indicado que el Fine Gael podría obtener cuatro escaños en la próxima Eurocámara, en la que Irlanda tendrá 13 diputados, dos más que hasta ahora porque el Reino Unido tiene que renunciar a los suyos cuando salga de la UE.

El resto se los podrían repartir el principal partido de la oposición, el centrista Fianna Fáil; el nacionalista de izquierda Sinn Féin -tercera fuerza nacional y antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA)-, y los ecologistas.

Asimismo, la encuesta de la RTE constató que el Fine Gael y el Fianna Fáil están muy igualados en los comicios locales, en los que ambos reciben en torno a un 23% de los votos de primera preferencia, aunque la transferencia de sufragios beneficiará en este caso a los centristas, que será la primera fuerza en las administraciones municipales.

Algo más de tres millones de personas estaban llamadas el viernes a las urnas para participar en el referéndum sobre el divorcio y para elegir a los 13 eurodiputados y a los 949 miembros que componen los 31 consejos locales de este país.

El recuento de votos de las locales y del plebiscito comenzó este sábado a las 08.00 horas GMT, pero el gran número de candidatos y el sistema de transferencia de sufragios ralentiza el proceso, por lo que el resultado final de los comicios podría aún retrasarse hasta el lunes.

Por su parte, los resultados de las elecciones europeas no se divulgarán hasta el domingo por la noche, una vez se haya votado en el resto de los países del bloque comunitario.