Público
Público
Únete a nosotros

Reforma sanitaria El jefe de los republicanos informa a Trump de que no tiene apoyos suficientes para derogar el Obamacare

El presidente de la Cámara de Representantes de EEUU acudió a la Casa Blanca para informar al mandatario de la situación y tomar una decisión conjunta sobre si celebrar el voto o descartar las negociaciones.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente de la Cámara Paul Ryan (c) se dirige a una conferencia de la Cámara Republicana en el Capitolio en Washington. EFE/Michael Reynols

El presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, el republicano Paul Ryan, acudió este viernes a la Casa Blanca para informar al presidente Donald Trump de que no tiene los votos suficientes para que sea aprobado este viernes su plan de salud que prevé sustituir la ley sanitaria del expresidente Barack Obama, conocida como Obamacare.

Ryan fue a la mansión presidencial a apenas unas horas del voto en la Cámara Baja, para informar al mandatario de la situación y tomar una decisión conjunta sobre si celebrar el voto o descartar las negociaciones acerca de la propuesta que ahora está en la mesa, indicaron varias fuentes conservadoras a medios estadounidenses.

El liderazgo republicano ya tuvo ayer que posponer la votación que estaba prevista al no encontrar un consenso en su propia bancada y no contar con los votos suficientes para aprobar la legislación.

Tras ese primer revés, Trump dio un ultimátum a los republicanos, exigió que convocaran un voto para este viernes pese a la falta de acuerdo y aseguró que no está dispuesto a prolongar más las negociaciones, por lo que, si no se aprueba la propuesta, está dispuesto a dejar en marcha la ley de Obama, conocida como Obamacare.

La Cámara de Representantes siguió las instrucciones del presidente y convocó el voto para este viernes.

El mandatario cargó este viernes contra el Freedom Caucus (Caucus de la Libertad), el grupo ultraconservador de legisladores que está obstaculizando el acuerdo porque quiere menos regulaciones y que los ciudadanos sean capaces de elegir qué cuidados médicos cubren sus planes de salud.

Trump consideró que la oposición al plan republicano del Caucus de la Libertad permitirá que se mantenga el plan sanitario de Obama y apoyará así de manera indirecta a Planned Parenthood, la mayor organización de planificación familiar de Estados Unidos que ha recibido numerosas críticas de los republicanos.

"La ironía es que el Caucus de la Libertad, que es muy provida y está en contra de Planned Parenthood, va a permitir que continúe el apoyo a P.P. (siglas de Planned Parenthood) si detiene este plan", dijo el presidente en su cuenta personal en Twitter.

El grupo de legisladores del Caucus de la Libertad ha conseguido que la Casa Blanca retire de su propuesta legislativa los llamados "beneficios esenciales", una cobertura básica que incluyen las aseguradores y que comprende, entre otras cosas, la asistencia en urgencias o los cuidados por maternidad.

Para ser aprobada, la propuesta legislativa necesita 216 votos y, aunque la mayoría republicana cuenta en la Cámara de Representantes con 237 escaños, la rebelión interna de los ultraconservadores (una treintena) podría impedir la aprobación del plan.