Público
Público

Santorum abandona la carrera republicana por la Casa Blanca

El aspirante favorito entre los sectores más conservadores suspende su campaña y despeja el camino a Mitt Romney

PÚBLICO.ES / AGENCIAS

El ultra Rick Santorum se ha rendido. El enviado de Dios y aspirante a la candidatura republicana para las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que hasta hace poco se resistía a perder, ha suspendido su campaña, con lo que ha despejado el camino a Mitt Romney, el claro favorito.

En una rueda de prensa en Gettysburg, el estado del que es oriundo, Santorum ha alegado que abandona la carrera republicana por motivos familiares. Asimismo ha agradecido a los simpatizantes y votantes su apoyo durante una campaña en la que trató de "devolver la esperanza" al país recuperando los valores tradicionales de la familia y la fe.

"Esta campaña presidencial ha terminado pero seguiremos luchando por nuestros principios", ha dicho Santorum, quien ha explicado que la decisión fue resultado de una consulta con su familia durante el fin de semana. "Nunca seremos un país que puede seguir adelante como un país grande y poderoso a menos que recordemos quiénes somos y qué nos hace estadounidenses", ha declarado.

El exsenador por Pensilvania, católico devoto y aspirante favorito entre los sectores más conservadores del Partido Republicano, figuraba hasta ahora en segundo lugar por detrás del exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, quien inmediatamente después de la conferencia de prensa de Santorum emitió un comunicado para "felicitar" a su ex rival. "Ha demostrado ser una voz importante para el partido y para el país", destacó.

Romney: "Ha demostrado ser una voz importante para el partido y para el país"

Santorum había perdido terreno tras los últimos resultados de las primarias republicanas en la lucha por los 1.144 delegados del Partido Republicano necesarios para convertirse en candidato presidencial. Hasta el momento, Romney cuenta con 648 delegados, frente a los 264 de Santorum, los 137 del expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich y los 71 del congresista por Texas Ron Paul.

Santorum, de 53 años de edad, ha sido el contendiente más difícil para Romney, quien a partir de ahora puede considerarse el candidato que el Partido Republicano proclamará para enfrentarse el 6 de noviembre al presidente Barack Obama, del Partido Demócrata, por la Presidencia.

"Seguiremos luchando por los estadounidenses que se movilizaron y nos dieron alas para llegar a donde ningún experto político había previsto", dijo Santorum, recordando que su sorpresiva victoria en las primarias de Iowa el 3 de enero y su ascenso en la carrera hacia la Casa Blanca había sorprendido a numerosos analistas. Pero con los sondeos otorgándole un triunfo a Romney en Pensilvania, una caída de Santorum en ese estado supondría una derrota casi definitiva en sus aspiraciones.

En los mítines de Sartorum no faltaron las alusiones al aborto o a los derechos de los gays

La cadena ABC de televisión informó de que Santorum llamó hoy a Romney para informarle de que suspendía su campaña, pocas horas después de que su hija mejor, Isabella, de 3 años de edad, fuera dada de alta en un hospital donde estuvo internada durante el fin de semana. En su comparecencia, Santorum no especificó si iba a dar su apoyo a Romney, a Paul o a Gingrich.

El favorito del Tea Party había defendido en sus mítines de campaña los derechos "otorgados por Dios" de los estadounidenses en los que no debe interferir el gobierno federal, había propuesto propone reforzar la familia como unidad económica y "fortalecer las ayudas de las organizaciones caritativas y religiosas" para amparar al individuo de la intrusión de Washington. Por supuesto, entre sus discursos no faltaron las menciones al aborto o los derechos de los homosexuales.

Santorum, hijo de una familia de inmigrantes italianos, empezó su carrera política principios de los 80 trabajando para John Heinz, senador republicano por Pensilvania, heredero del imperio del kétchup y primer marido de Teresa Heinz. En 1990, con 32 años, fue elegido a la Cámara de Representantes por el distrito 18 de Pensilvania. En 1995 se hizo senador, puesto que ocuparía durante dos mandatos, hasta 2007.

Santorum también supo usar los 'tropiezos' de sus adversarios

Durante su etapa en Washington, Santorum se forjó una reputación de conservador entre los conservadores. Intentó incluir el creacionismo en la legislación educativa promovida por George Bush en 2001, "una teoría científica que debería enseñares en las clases de ciencias". Promovió el "Iran Freedom and Support Act" en 2005 que otorgó diez millones de dólares a toda oposición que promoviera el cambio de régimen en Teherán. Santorum también se ha mostrado a favor de las técnicas "mejoradas" de interrogación (léase asfixia simulada).

Santorum también supo usar los tropiezos de sus adversarios: ante un Romney criticado por su fortuna ha recordado los orígenes humildes de su familia. En respuesta a los excesos grandilocuentes de Newt Gingrich se ha presentado como un tipo sencillo, aunque ha pasado 16 años en Washington y sus declaraciones de Hacienda revelan que ganó casi un millón de dólares en 2010, procedentes en gran parte de Excelsior, su consultoría en la capital.

Más noticias de Internacional