Público
Público

Georgia Una treintena de heridos en protesta contra central hidroeléctrica en Georgia

Hace dos días, según medios locales, varios ministros del Gobierno se acercaron a la garganta de Pankisi para prometer a los residentes locales que se abordaría con ellos la construcción de la central hidroeléctrica Khadori-3 en el río Alazani.

Pankisi, ciudad de Georgia donde se han dado las protestas por la central hidroeléctrica. REUTERS/DAVID MDZINARISHVILI

efe

Una treintena de personas resultaron hoy heridas en un enfrentamiento entre las fuerzas policiales de Georgia y residentes locales que protestaban contra la construcción de una tercera central hidroeléctrica en el desfiladero de Pankisi, en el este de Georgia, informó el Ministerio del Interior.

El representante de esta institución, Mamuka Chelidze, indicó que se tuvo que proporcionar asistencia médica a 27 ciudadanos, de los que 12 eran manifestantes y 15 agentes de las fuerzas especiales enviados al lugar como refuerzos.

Varios manifestantes fueron detenidos durante el enfrentamiento, que comenzó cerca de la localidad de Birkiani, donde se construirá una pequeña planta hidroeléctrica con una capacidad de 5 megavatios.

En la manifestación participaron varios cientos de residentes locales, que comenzaron a tirar piedras a los agentes y quemaron la maquinaria en el sitio de la obra.

También lanzaron, según los medios locales, cócteles Molotov contra varios coches del Ministerio del Interior y vehículos antidisturbios. Las fuerzas especiales recurrieron en respuesta a gas lacrimógeno y balas de goma para repeler a los manifestantes.

Hace dos días, según medios locales, varios ministros del Gobierno se acercaron a la garganta de Pankisi para prometer a los residentes locales que se abordaría con ellos la construcción de la central hidroeléctrica Khadori-3 en el río Alazani.

No obstante, ya este domingo las compañías constructoras comenzaron a trabajar en el sitio de la futura planta hidroeléctrica. En el desfiladero de Pankisi viven los kist (subetnia chechena de Georgia).

Los residentes se oponen categóricamente a la construcción de la Khadori-3, ya que afirman que la central hidroeléctrica causará daños irreparables al medio ambiente.

Otras dos estaciones, Khadori-1 y Khadori-2 ya se están construyendo en la zona.
Las responsables de las obras aseguraron hoy en un comunicado que la construcción de la estación es segura y no causará ningún daño ambiental a la garganta de Pankisi. Además, señalaron que, si el proyecto es exitoso, se construirá otra planta pequeña, la Samkuratskali-2.

La situación se calmó cuando representantes georgianos comenzaron a dialogar con los manifestantes y los patriarcas de la localidad. Tras las negociaciones, el ministro del Interior, Gueorgui Gajaria, anunció que la hidroeléctrica solo se construirá si el 90 % de la población de Pankisi así lo acepta.

También aseguró que las fuerzas especiales se retirarán y solo quedarán agentes de policía en la localidad para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Más noticias de Internacional