Público
Público

Trump mide sus fuerzas un año después

El expresidente lleva un año fuera del Despacho Oval y vetado en las redes sociales. Sin embargo, su partido le muestra un apoyo casi incondicional y cree que les ayudará a conseguir la victoria republicana en las elecciones intermedias.

Donald Trump durante un mitin en el recinto ferial del estado de Iowa el pasado mes de octubre.
Donald Trump durante un mitin en el recinto ferial del estado de Iowa el pasado mes de octubre. Brian Cahn / ZUMA Press Wire / Europa Press

La mañana del 20 enero de 2021 Donald Trump se fue de la Casa Blanca en helicóptero sin asistir a la toma de posesión de su sucesor, Joe Biden, y alegando un fraude electoral que nunca pudo demostrar. Un año después el republicano no sólo sigue defendiendo que ganó las elecciones, sino que conserva un gran apoyo de los republicanos tanto en la cúpula política como entre sus seguidores.

"Como expresidente, está recibiendo mucha más atención que cualquier otro mandatario que acaba de dejar el puesto. Y ahora se alimenta de la eficacia que tendrá haciendo campaña para los republicanos en 2022 -en las elecciones de mitad de mandato-", declara a Público el profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Columbia en Nueva York Robert Shapiro. El experto señala que los republicanos han sido reacios a criticar a Trump debido al poder de movilización que sigue teniendo el magnate.

El exmandatario mostró ese señorío en su primer mitin de 2022 este mes en Florence, Arizona. "Este es el año en el que vamos a recuperar la Cámara de Representantes. Vamos a recuperar el Senado. Y vamos a recuperar Estados Unidos, esto es muy importante", dijo Trump a sus miles de seguidores, no sin antes recalcar que el demócrata Joe Biden está llevando a su país al "infierno"

Apoyo de Trump igual a victoria electoral

El analista político Luis Alvarado destaca a Público que en su año en la oposición Trump ha podido recolectar una gran cantidad de fondos para que sus candidatos republicanos puedan hacerle frente a los demócratas. El expresidente utiliza sus mítines para apoyar a sus favoritos. En su evento de Arizona eligió a Kari Lake, expresentadora de la cadena local de Fox News que se presenta a gobernadora, y entre sus premisas electorales está cerrar la frontera con México.

El expresidente utiliza sus mítines para apoyar a sus candidatos republicanos favoritos

Un ejemplo de la idea de que la mano de Trump puede llevar a la victoria se ve en la estrategia de campaña de la candidata a gobernadora por Nevada, Michele Fiore, quien, además de comprar espacios en los medios de su estado, se hizo con tiempos televisivos en Palm Beach, Florida -donde el expresidente pasa los inviernos en su club Mar-a-Lago- para llamar la atención del republicano.

En su spot, Fiore, que sale con una pistola en la cartuchera, dice que pese a las críticas ella apoya a Trump desde las elecciones de 2016. "(El periódico) Político me llamó Lady Trump (la chica Trump) y me da igual", señala en mitad del desierto. Según la Comisión Federal de Comunicaciones, su campaña gastó más de 6.200 dólares para transmitir 62 anuncios de televisión en Fox News en el mercado de medios de West Palm Beach-Fort Pierce durante la última semana de noviembre.

Truth Social, la red social de Trump

Nadia Brown, profesora de Ciencias Políticas de la Universidad de Georgetown de Washington D. C., dice a Público que al principio de la nueva administración de Joe Biden nunca se hubiera imaginado que Trump mantendría su control sobre el Partido Republicano. "Aunque ya no puede acceder a plataformas como Twitter y Facebook y no puede mandar sus mensajes a la población estadounidense, todavía tiene este control impresionante sobre el Partido Republicano en la política americana".

En sus cuatro años como presidente Trump mandó 20.000 tuits

En una entrevista con el programa de CBS 60 Minutes durante su último año en el poder, el magnate republicano dijo: "No estaría aquí si no tuviera las redes sociales y, francamente, si no tuviera redes sociales, no tendría forma de sacar mi voz". Entonces, su estrategia se basaba en dominar el ciclo de noticias en general y Twitter le ayudó a hacerlo. En sus cuatro años como presidente Trump mandó 20.000 tuits.

Pese a no tener acceso a sus redes, Trump ha usado medios conservadores como Fox para comunicarse con sus seguidores. Este febrero Trump podría lanzar su propia plataforma, Truth Social, una red pensada para políticos republicanos y sus votantes.

Un partido cada vez más extremista

En su año fuera del Despacho Oval Trump ha centrado su mensaje directamente a sus seguidores, los trumpistas, los mismos que codearon su nombre al asaltar el Capitolio, abrazando así abiertamente a la extrema derecha. Brown apunta que siempre ha habido extremismo en Estados Unidos y que hasta se ha visto en ramificaciones de los dos partidos, pero que nunca antes se había dado que un partido político adhiriese esta ideología a su rama principal.

En sus mítines Trump habla de "recuperar la Casa Blanca", pero no desvela si será candidato en 2024

"Estamos en un momento histórico del país, el Partido Republicano se ha convertido en un partido extremista hacia la derecha y los republicanos moderados no tienen un camino limpio para poder demostrar que pueden ser líderes en el Partido Republicano", recalca, por su parte, Alvarado.

En sus mítines Trump habla de "recuperar la Casa Blanca", pero no desvela si será candidato en 2024. "Creo que él coqueteará con la idea de presentarse. Pero no sé si buscará ser el nominado republicano o creará su propio partido. Lo he discutido con mis colegas y algunos creen que otra posibilidad es que coquetee con presentarse lo suficiente como para recaudar dinero, pero luego no se presente a la nominación oficial", apunta la profesora de la Universidad de Georgetown.

Más noticias de Internacional