Público
Público
Únete a nosotros

Tumba de Mussolini Mussolini, la (rentable) tumba de la nostalgia

Su apertura al público de forma permanente podría convertirlo en un lugar de reencuentro para los nostálgicos del fascismo italiano.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4

Tumba de Mussolini en una imagen de archivo.

Hoy, hace 136 años, nacía el dictador italiano Benito Mussolini. De hecho, el tema de discusión #Mussolini en la red social Twitter está siendo trending topic en Italia, porque hay quienes quieren que la tumba del dictador, en Predappio (norte de Italia), esté abierta al público de forma permanente. La polémica está servida estos días en Italia precisamente porque el domingo la tumba fue abierta nuevamente, de forma extraordinaria, para conmemorar el aniversario del nacimiento del duce. Por el momento se trata de una reapertura ocasional, pero la idea de la familia, entre ellos la ex eurodiputada Alessandra Mussolini y el tataranieto del dictador, Giulio Caio Mussolini; es permitir que el lugar esté abierto de forma permanente.

El riesgo es que la tumba de Mussolini se convierta en un lugar de reencuentro para los nostálgicos del fascismo italiano, pero sobre todo de los fanáticos de la extrema derecha transalpina. Si por un lado el alcalde de la localidad apela al atractivo en términos turísticos, desde la Asociación Nacional de los Partisanos de Italia, aseguran que se trata del "recuerdo de unos colaboracionistas de los nazis que llevaron a la masacre mujeres, hombres y niños inocentes".

Según detallan algunos medios italianos, el lugar de la tumba del dictador italiano podría estar abierto definitivamente al público antes de final de año. Entre otras cosas porque una de las personas que más interesada en su reapertura es precisamente el derechista Roberto Canali, recientemente elegido como el primer alcalde derechista desde la posguerra. Según se aprende a partir de diferentes cabeceras trasalpinas, la reapertura de la tumba de Mussolini podría generar un importante negocio para el pueblo de Predappio. Así pues, mientras en España la colocación de los restos de Franco apunta a aminorar la importancia de sus restos a largo plazo, la apertura permanente de la tumba de Mussolini podría volver a poner en el centro de la atención la figura del dictador, más de 70 años después de su muerte.

La apertura permanente de la tumba de Mussolini podría volver a poner en el centro de la atención la figura del dictador

El líder municipal, sin embargo, se desvincula acerca de cualquier iniciativa realtiva a su consistorio: "Es una tumba privada, no decidimos nosotros su reapertura". Y añade: "Como dije en mi campaña electoral, nosotros deseamos que la tumba se abra de nuevo de forma permanente". Hablando ante diferentes agencias de prensa del país, Canali ha asegurado que "la tumba del duce representa un importante factor para el turismo".

Y añade: "Antes había muchas personas yendo y viniendo, pero hoy no. Pero esta decisión la pueden tomar solo los familiares de Mussolini". En el pueblo que vio nacer al dictador italiano, en su día había muchos comercios dedicado a la venta de recuerdos relacionados con su persona.

El hecho de que la tumba del duce sea visitable o no de forma permanente está en manos, así pues, de la propia familia Mussolini. Según se lee del diario Corriere della Sera, todo apunta a que los descendientes del dictador están más cerca que nunca de que el lugar sea visitable para todos sin tener que eseperar ningún aniversario. "Los herederos nos hemos reunido y pronto comunicaremos una decisión", dijo hace unas semanas Alessandra Mussolini, conocida nieta de Benito y ex parlamentaria de las Cámaras italianas y del Parlamento Europeo. Rachele Mussolini, concejala del ayuntamiento de Roma con el partido Hermanos de Italia, liderado por Giorgia Meloni, asegura que están "intentando volver a una apertura permanente".

El hecho de que la tumba del duce sea visitable de forma permanente está en manos de la familia Mussolini

En la reunión de nostálgicos del fascismo que tuvo lugar el domingo, fueron un centenar de personas. Según apunta el diario italiano La Repubblica, una buena parte de los presentes no hicieron el saludo romano típico de los fascistas. Mirco Santarelli, organizador de la cita, explica: "Nos controlan de cerca, desgraciadamente el saludo romano puede castigarse legalmente". Sin embargo, tal como explica el periódico italiano, hay quienes no consiguen resistir. Y cuando alguien pronuncia la frase: "¡Camarada Benito Mussolini!" hay algunos que contestan: "¡Presente!", con el brazo derecho tendido en oblicuo hacia arriba.