Público
Público

Golpe de Estado en Bolivia La UE apoya a Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia y rechaza calificar la situación como golpe de Estado

La Eurocámara pide nuevas elecciones creíbles y evitar entretanto un "vacío de poder". Rusia también acepta a Áñez pese a que consideran que las acciones que llevaron a la dimisión de Evo Morales "equivalieron a un golpe de Estado".

Publicidad
Media: 2.73
Votos: 11

Jeanine Áñez, presidenta interina autoproclamada de Bolivia. / REUTERS - LUISA GONZALEZ

La Alta Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha apoyado este miércoles a Jeanine Añez como presidenta interina de Bolivia tras el golpe de Estado para la celebración de unas nuevas elecciones creíbles y evitar entretanto el "vacío de poder".

"La Unión Europea apoya una solución institucional que permita que haya un Gobierno interino que permita preparar nuevas elecciones y evitar un vacío de poder que podría tener consecuencias para todo el país", ha expresado en un debate sobre la situación en Bolivia celebrado en el pleno del Parlamento europeo reunido en Estrasburgo (Francia).

En el debate de este miércoles de la Eurocámara, se pidió un cambio en la definición del debate para incluir la referencia a que la discusión portaba sobre la situación del país "tras el golpe de Estado", pero esta modificación fue rechazada por el pleno con 234 votos en contra, 41 a favor y 88 abstenciones. 

En contra han votado los eurodiputados del PP, Ciudadanos y PNV, mientras que la mayoría del PSOE se ha abstenido. Junto a Unidas Podemos han votado a favor de referirse al golpe de Estado los eurodiputados del PSOE Juan Fernando López Aguilar y Jonás Fernández.

Rusia también apoya a Jeanine Áñez

Rusia aceptó este jueves a la senadora Jeanine Áñez como mandataria provisional de Bolivia, aunque mantiene su postura de que las acciones que llevaron a la dimisión de Evo Morales "equivalieron a un golpe de Estado".

"Está claro que precisamente ella será considera como mandataria de Bolivia en el período hasta que se elija al nuevo presidente", dijo el viceministro de Asunto Exteriores ruso Serguéi Riabkov, en Brasilia, citado por la agencia oficial rusa RIA Nóvosti.

Al mismo tiempo, el diplomático expresó las reservas de Moscú por la falta de quórum durante la votación en el Parlamento para aprobar la investidura de Áñez como presidenta interina.

EEUU apoya la autoproclamación

El Gobierno de Estados Unidos dijo este miércoles que la autoproclamación cumple con la Constitución de Bolivia y le instó a "restablecer el orden" en el país. "Aplaudimos a la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, por asumir este papel crucial en un momento de gran responsabilidad", dijo a Efe un portavoz del Departamento de Estado para América Latina.

"Creemos -añadió- que su actuación cumple con la Constitución de Bolivia y que es importante restablecer el orden y mantener el legítimo liderazgo civil". Washington apoyó desde el primer momento el derrocamiento de Evo Morales.

América Latina, divida tras el golpe de Estado

Los reconocimientos a la presidenta interina Áñez llegaron desde Colombia, Guatemala y Brasil. Uno de los países que está decididamente con Morales es México, que le concedió asilo político, y que no prevé apoyar a Áñez amparándose en uno de sus axiomas en política exterior: la Doctrina Estrada, que no otorga "reconocimientos" de gobiernos que puedan "herir la soberanía".

Uruguay también recurre a su habitual política exterior, después de que el canciller Rodolfo Nin Novoa, asegurara a Efe que su país solo reconoce "a presidentes surgidos de elecciones".  

El Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela también negó la figura de la presidenta interina y la acusó de "usurpar" el cargo. Argentina también se unió a las voces de rechazo, entre ellas la del presidente electo el peronista, Alberto Fernández, al señalar que sí hubo un "golpe de Estado" y explicó que "hubo un jefe del Ejército que pidió la renuncia de un presidente" y "una Policía que se amotinó".