Público
Público

Unión Europea La UE responde a la condena de tres activistas iraníes con una tibia petición a Teherán

Una sentencia contra tres activistas iraníes por negarse a ponerse el velo ha provocado el rechazo de expertos de la ONU y la denuncia de Amnistía Internacional. La UE pide que Irán respete los derechos de las mujeres de manera general.

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 6

Yasaman Aryani, Mojgan Keshavarz y la madre de la primera, Monireh Arabshahi. Imagen de Amnistía Internacional.

Bruselas ha expresado su rechazo ante cualquier violación de los Derechos Humanos por parte de Irán, tras la denuncia de Amnistía Internacional y expertos de las Naciones Unidas contra la condena a 55 años de cárcel en total contra tres mujeres iraníes por quitarse el velo en público.

Aunque el portavoz de la Comisión Europea consultado por Público no ha querido referirse de manera concreta al caso de las detenidas por no llevar el hiyab, Bruselas defiende que en reuniones bilaterales con Irán, que son comunes tanto de manera oficial como extraoficial, los representantes de la UE sí mencionan posibles concretos de violaciones de los derechos humanos.

"En línea con los compromisos de la UE para asegurar la igualdad en derechos a mujeres y niñas, la UE pide a Irán que respete en su integridad los Derechos Humanos y las libertades fundamentales", ha defendido el portavoz.

Bruselas ha expresado su rechazo ante cualquier violación de los Derechos Humanos por parte de Irán

"Los Derechos Humanos son un elemento central de nuestras relaciones con Irán y continuaremos llamando la atención sobre casos individuales en el contexto del diálogo de alto nivel entre la UE e Irán, en reuniones bilaterales y en encuentros dentro del marco de las Naciones Unidas".

En abril, Yasaman Aryani, su madre Monireh Arabshahi, y Mojgan Keshavarz fueron detenidas por haberse quitado el velo y repartido flores en el metro de Teherán, en concreto en el vagón reservado sólo a las mujeres, con motivo de la celebración del 8 de marzo, día internacional de la mujer.

El vídeo en el que aparece repartiendo flores se hizo viral en las redes sociales. Yasaman Aryani ofrece una flor a una mujer con hiyab y le dice que espera que un día puedan caminar juntas por la calle: "yo sin hiyab y tú con él".

Amnistía Internacional teme que las tres detenidas corren peligro en la cárcel en la que permanecen, Shahr-e Rey, donde denuncian que "son frecuentes los informes sobre mujeres agredidas por otras reclusas y por el personal penitenciario".

Los activistas piden que se acabe con la obligación para las mujeres de llevar el hiyab en Irán y que se libere a las tres activistas de inmediato.