Público
Público

covid-19 Europa se blinda frente a la tercera ola del covid 

Mientras España prorroga las limitaciones de entrada de vuelos del Reino Unido, Alemana prolonga las restricciones a la vida pública hasta finales de enero y Portugal volverá al confinamiento general del país durante al menos un mes.

Una mujer sale de un centro de vacunación masiva en Empton, Reino Unido. Siete grandes centros para la vacunación masiva contra la covid-19 abrieron este lunes en Inglaterra, con los que el Gobierno británico espera acelerar el plan de inmunización de la
Una mujer sale de un centro de vacunación masiva en Empton, Reino Unido. Andy Rain / EFE

público / efe

Este martes ha tenido lugar el primer Consejo de Ministros del año en el que se ha abordado, entre otras cuestiones, las restricciones de entrada de vuelos y buques procedentes del Reino Unido con pasajeros no nacionales ni residentes. La alarmante situación epidemiológica que vive el país anglosajón y la existencia de la cepa británica han obligado a prorrogar hasta las 18.00 horas del próximo dos de febrero estas restricciones, que ya habían sido prorrogadas anteriormente.

Así lo ha señalado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha recordado que la limitación de la llegada de aviones y buques del Reino Unido a España vencía el próximo 19 de enero, con lo que han decidido ampliarla.

Así, solo estarán autorizados hasta el dos de febrero los aviones y buques que trasladen a españoles o residentes en España o Andorra, tal y como ha indicado el ministro de Sanidad. Una decisión acordada de forma conjunta por Sanidad y el Ministerio de Transportes y que se puede modificar si varía la situación en Reino Unido. 

Francia estudia adelantar el toque de queda

Francia registró este martes 19.753 positivos por coronavirus en las últimas 24 horas y 362 muertos en hospitales, en un momento en que empieza a ganar fuerza en el país la posibilidad de que se adelante el toque de queda.

El avance de la tercera ola de la pandemia en Francia ha provocado que el Gobierno francés no descarte adelantar el inicio del toque de queda en todo el país a las 18.00 horas para limitar las interacciones sociales, una medida que hasta ahora se ha aplicado de forma local.

Desde el inicio de la pandemia el número de positivos asciende ya en Francia a los 2,8 millones y el de fallecidos a un total de 68.802. La cifra de muertes en residencias de ancianos y centros de dependencia se actualiza dos días a la semana, los martes y los viernes. Desde el pasado viernes, este martes se añadieron otros 690 fallecimientos por complicaciones de la covid-19.

La Agencia de Sanidad Pública añadió hoy en su balance diario sobre la situación que en los últimos siete días ha habido 8.805 ingresos hospitalarios, de los que 1.350 tuvieron que ser derivados a unidades de cuidados intensivos. La tasa de positividad continúa subiendo y alcanza al 6,4 % de todos los test realizados, una décima más que la víspera.

Alemania prolonga las restricciones a la vida pública

Un cartel advierte del riesgo de contagio de la covid-19 para cualquier edad, en una parada de autobús en Berlin. HAYOUNG JEON / EFE

Durante la reunión del pasado martes, la canciller alemana, Angela Merkel, y los líderes regionales, decidieron prolongar hasta el 31 de enero las restricciones vigentes a la vida pública y a la actividad económica. En ese encuentro se acordó mantener cerrados colegios y comercios no esenciales, así como la cultura, el ocio, la gastronomía y las reuniones privadas, que han quedado limitadas a los convivientes más una persona de otro domicilio.

En este sentido, el Gobierno de la ciudad-estado de Berlín ha decidido este martes limitar la movilidad en la capital en cuanto la incidencia acumulada en siete días supere los 200 casos por cada 100.000 habitantes, un techo que la ciudad -con entorno a los 190 casos en los últimos siete días- está cerca de superar.

Según la decisión del Legislativo regional, que sigue el acuerdo adoptado la semana pasada por el Gobierno central y los estados federados, los 3,7 millones de habitantes de Berlín no podrán salir más de 15 kilómetros a partir de la frontera de su ciudad en cuanto se supere la tasa límite.

Según las últimas cifras del Instituto Robert Koch (RKI), la media nacional se encuentra en los 164,5 casos por cada 100.000 habitantes. La tasa está por debajo de los 197,6 alcanzados el 22 de diciembre, pero a gran distancia del objetivo del Gobierno alemán de reducirlo hasta 50.

Para la medida es irrelevante el domicilio concreto de los afectados. Lo importante son los límites de la ciudad-estado, ya que dentro de la ciudad hay un intenso movimiento por motivos laborales. Así por ejemplo, cualquier vecino de Berlín podrá visitar Potsdam, en el extremo occidental de la capital, independientemente de si vive cerca o en el otro extremo de la ciudad.

Esta medida se ha empezado ya a aplicar en otras regiones, aunque Berlín es la primera gran ciudad. El estado federado de Brandeburgo la aplica desde el pasado viernes y en Baviera, especialmente afectado por la pandemia, se ha adoptado en al menos 28 zonas de alta incidencia acumulada.

Asimismo, este último estado implantará a partir del próximo lunes la obligatoriedad de usar mascarillas FFP2 en el transporte público y los comercios, según anunció el primer ministro del Land, Markus Söder, quien asegura que el mercado está lo "suficientemente abastecido" como para garantizar que nadie se quedará sin ellas.

Este tipo de mascarillas protegen de contagios no solo a las personas con las que se comparte espacio, sino también a su usuario, indicó el líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), partido del bloque conservador de la canciller, Angela Merkel. Desde el primer contagio verificado en Alemania, el 27 de enero de 2020, se han certificado en el país un total de 1.933.826 positivos, según datos difundidos este martes por el Instituto Robert Koch (RKI) de virología. De esos casos, 358.804 se dieron en Baviera.

Por su parte, el líder bávaro Söder ha planteado la posibilidad de que se obligue a vacunarse contra la covid-19 a todo el personal sanitario. Una opinión que no comporte el ministro de Sanidad, el asimismo conservador Jens Spahn, que ha insistido reiteradamente en que la vacunación es y será libre y gratuita y que además se ha marcado el objetivo de poder ofrecer la vacuna a todos los ciudadanos del país -83,2 millones- a partir de mediados de año.

El confinamiento de Portugal se alargará durante un mes

El primer ministro portugués Antonio Costa durante una rueda de prensa. TIAGO PETINGA / EFE

Por su parte, el primer ministro portugués, António Costa, ha confirmado este martes que se aplicará un confinamiento general durante al menos un mes y no 15 días como se había barajado antes, para frenar una tercera ola de la pandemia de coronavirus, que está siendo más severa que las anteriores en Portugal. 

Según el último balance de la Dirección General de Salud (DGS), desde marzo se han registrado 8.080 decesos por coronavirus en Portugal

El país superó este miércoles el medio millón de casos, en una jornada en la que se notificaron 10.556 contagios y 156 fallecidos por covid-19, nuevos máximos de toda la pandemia. Según el último balance de la Dirección General de Salud (DGS), desde marzo se han registrado 8.080 decesos por coronavirus en Portugal, que acumula cinco días consecutivos por encima del centenar de fallecimientos diarios.

Los moldes concretos de este confinamiento serán anunciados este miércoles, después de la reunión del consejo de ministros, aunque en los últimos días ya se ha avanzado que implicará el cierre de gran parte del comercio y los servicios y de la restauración, que sólo podrá operar para llevar o en servicio a domicilio.

El Gobierno había asegurado además que, a diferencia de la primera ola, esta vez las escuelas se mantendrían abiertas. Costa matizó hoy que los expertos coinciden en que las clases para los menores de 12 años deben ser presenciales, pero hay argumentos diversos sobre cuál es el mejor escenario para los alumnos más mayores, por lo que están estudiando qué hacer con los cursos más altos.

Los números preocupan en un país de unos 10 millones de habitantes, en el que la primera ola fue mucho más suave que en sus vecinos europeos y la segunda, aunque peor, no tocó cifras tan altas como las que se están registrando estos días.
Las previsiones de los especialistas auguran un aumento todavía mayor, con picos de hasta 14.000 infecciones diarias y jornadas en las que se pueden alcanzar los 150 muertos, según desveló el epidemiólogo Manuel Carmo Gomes en la reunión de este martes.

Grecia propone un certificado de vacunación

Por su parte, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, enviará una carta este martes a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para proponer un certificado de vacunación contra la covid-19 que permita la libertad de movimiento entre los Estados miembros.

Una anciana recibe una vacuna contra la enfermedad del coronavirus en un hogar de ancianos en Atenas. Louisa Gouliamaki / Reuters

"Es urgente adoptar una visión común sobre cómo debería estructurarse un certificado de vacunación para que sea aceptado en todos los Estados miembros", afirma Mitsotakis en la misiva, publicada por los medios locales, cuya propuesta llevará a la reunión virtual de los líderes de la Unión Europea del próximo 21 de enero.

Aunque en la carta asegura que Grecia no establecerá la vacunación como un requisito obligatorio para poder viajar, sí afirma que "aquellos que se han vacunado deberían ser libres" para desplazarse. Asimismo, el primer ministro considera que esta propuesta podría contribuir a restaurar la movilidad a nivel global y, con ello, recuperar la actividad económica hasta los niveles previos a la pandemia.

Países Bajos, con aulas cerradas y ayudas financieras

El Gobierno neerlandés anunció este martes que Países Bajos deberá confinarse tres semanas más de lo previsto, hasta el 9 de febrero, y mantiene cerrada toda la actividad no esencial y los colegios por miedo a la cepa británica, mientras promete nuevas ayudas financieras a los sectores más afectados.

Fue el último país en empezar las campañas de vacunación, el 6 de enero, y de los pocos en el mundo que no confinaron a sus ciudadanos en la primera ola, pero La Haya es consciente de la necesidad de mantener la distancia social para evitar la expansión de la cepa británica del virus, más contagiosa que las mutaciones anteriores, y para poner fin a la segunda ola, descontrolada desde finales de verano en Países Bajos.

"No nos queda más remedio que extender el confinamiento otras tres semanas más, hasta el martes 9 de febrero", anunció el primer ministro, Mark Rutte, en una rueda de prensa en La Haya, en la que habló de "impotencia y frustración" por tener que ampliar el tiempo en el que se aplicarán las restricciones actuales, y no relajarlas el 19 de enero, como preveía.

Italia recibe las primeras vacunas de Moderna

Sanitarios italianos espera para ser vacunados contra la covid en un hospital de Turín. TINO ROMANO / EFE

El Gobierno italiano ultima un nuevo decreto con más restricciones para frenar la tercera ola de la pandemia y este miércoles 13 está previsto que comparezca en el Parlamento el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, para informar sobre las nuevas medidas.

Italia ha registrado 616 muertos por coronavirus en las últimas 24 horas, una cifra que eleva a casi 80.000 (79.819) el total de fallecidos. En esta jornada se han registrado 14.242 nuevos contagios, con lo que el número total de casos desde el comienzo de la crisis sanitaria en febrero de 2020 asciende a 2.303.263. 

Italia ha registrado casi 80.000 fallecidos por covid-19 desde el inicio de la pandemia

Con casi 142.000 pruebas diagnósticas realizadas, la tasa de positividad ha descendido a algo más del 10%. Asimismo, Italia continúa con la campaña de vacunación a buen ritmo y ya se ha administrado la primera dosis de la vacuna de Pfizer a 731.539 personas, aunque con grandes diferencias entre las regiones.

Según el Instituto Superior de Sanidad (ISS) que asesora el Gobierno, las primeras 47.000 vacunas de Moderna, que han llegado este martes al país, serán distribuidas en los próximos días a las regiones que tengan un mayor número de habitantes mayores de 80 años.

Suiza vuelve a semiconfinamiento para evitar la tercera ola

El Gobierno suizo anunció hoy que el país vuelve a una situación de semiconfinamiento para frenar el aumento de casos que llevaría a una tercera ola de la pandemia de coronavirus, que según los expertos sería mucho más grave que las dos primeras.

Las nuevas restricciones implican el cierre de todas las tiendas que no vendan alimentos y otros productos esenciales, la imposición del teletrabajo obligatorio siempre que sea posible y la limitación de reuniones privadas a un máximo de cinco personas. Estas medidas se suman al cierre de bares y restaurantes, locales culturales, instalaciones deportivas y de ocio que ya estaba en vigor desde hace varias semanas.

Reino Unido inicia  pruebas con interferón beta 

El Reino Unido informó este miércoles de 1.564 nuevas muertes por coronavirus, la máxima cifra diaria desde que comenzó la pandemia. En las últimas 24 horas se han detectado 47.425 contagios de covid-19 en el país, unos 2.000 más que ayer, pero por debajo del récord de 68.053 infecciones que se comunicaron el pasado 8 de enero.

En total 84.767 personas han muerto hasta ahora en el Reino Unido por el coronavirus, según las cifras oficiales del Gobierno británico, que solo incluyen a aquellos enfermos que fallecieron en un periodo de 28 días tras haber dado positivo en un test.

Si bien en la última semana han descendido ligeramente la cantidad de casos que se detectan a diario, el número de muertos se ha incrementado en un 54,7 % en siete días. También aumentan los pacientes hospitalizados, que alcanzan los 36.589, por encima del pico máximo de 21.684 que se registró el pasado 12 de abril, durante la primera ola de la pandemia en el Reino Unido.

Reino Unido ha comenzado las primeras pruebas en pacientes de covid-19 de un tratamiento a gran escala con interferón beta, una proteína inhalada que sirve para "estimular el sistema inmunológico" para combatir al virus y así "reducir la gravedad de la enfermedad".

Alexandra Constantin, de 34 años y madre de una hija pequeña, fue ayer martes la primera persona en recibir el tratamiento de este nuevo ensayo en fase 3 en el Hull Royal Infirmary de Kingston upon Hull (en el noreste de Inglaterra) después de ingresar el pasado lunes con síntomas de covid-19.

Una de las enfermeras le dio a Constantin un "nebulizador para inhalar el medicamento" hacia dentro de sus pulmones, ya que este fármaco permite ayudar a los pacientes que desarrollan dificultades respiratorias y requieren terapia con oxígeno

Más noticias de Internacional