Público
Público

Dieciocho detenidos tras los disturbios por la inauguración de la sede del BCE en Fráncfort

La Policía había retenido de forma preventiva a 350 personas. Miles de manifestantes anticapitalistas han protestado en la ciudad alemana por las políticas de austeridad de la troika. Las concentraciones prosiguen en el centro histórico y ante la sede del Deutsche Bank.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Un policía a punto de golpear con su porra a un manifestante en Fráncfort. /REUTERS
Los policías antidisturbios han cargado fuertemente contra los manifestantes./ REUTERS
Varios antidisturbios con bengalas en Fráncfort. /REUTERS
Un contenedor quemado en Fráncfort y de fondo una hilera de antidisturbios. /REUTERS

BERLÍN.- Cientos de activistas anticapitalistas se han enfrentado este miércoles por la mañana en Fráncfort a las decenas de agentes antidisturbios desplegados ante la manifestación convocada en protesta por la inauguración de la nueva sede del Banco Central Europeo (BCE). El edificio que albergará a la entidad financiera europea ha costado 1.300 millones de euros.

La Policía ha detenido a 18 personas acusadas de perturbación severa del orden público tras concluir el control de los 350 manifestantes que habían sido retenidos de forma temporal. 

Los enfrentamientos entre los anticapitalistas y los antidisturbios se han sucedido desde primera hora de la mañana [VER FOTOGALERÍA]. Los manifestantes se han enfrentado a la Policía a pedradas y han incendiado contenedores de basura y varios vehículos en el centro de la capital financiera y banquera alemana, incluídos siete de la Policía. Las fuerzas de seguridad, por su parte, han hecho uso de cañones de agua a presión para tratar de frenar a los grupos de jóvenes que, desde la madrugada pasada, llevan realizando acciones de protesta. 

"Nuestra protesta es contra el BCE, como miembro de la troika, que, a pesar del hecho de que no es elegido democráticamente, dificulta la labor del gobierno griego. Queremos que la política de austeridad en Europa llegue a su fin", comentó Ulrich Wilken, uno de los organizadores de la protesta a Reuters. Y añadió que lo que "queremos una protesta ruidosa pero pacífica".

A pocos metros de la nueva sede se concentraban varias decenas de manifestantes de forma pacífica tras la inauguración. En una pancarta se podía leer "armas alemanas, dinero alemán, asesinos en todo el mundo".

Previamente algunos manifestantes quemaron un coche policial en las cercanías a la nueva sede del BCE y otros intentaron cortar una valla metálica de seguridad y lanzaron la verja sobre el suelo.

La Policía, que ha desplegado entre 5.000 y 10.000 policías, ha respondido de forma contundente ante los primeros atisbos de desorden con gas pimienta y con los cañones de agua. Tras la inauguración de la nueva sede central, había calma en las inmediaciones del edificio, rodeado de un vallado y un fortísimo despliegue de seguridad policial.

 

Miles de personas se concentraron en el centro de Fráncfort a mediodía para protestar contra la austeridad

Las movilizaciones en la capital financiera de la Eurozona continuaron a mediodía, con una concentración en la plaza del Ayuntamiento, en el casco histórico de Fráncfort. Unas 10.000 personas, según cifras policiales, siguieron la concentración. [VER FOTOGALERÍA]. 

Entre ellos estaba el eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán, miembro del GUE-NGL (el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica). También asistieron los miembros del partido griego Syriza Naomi Klein y Giorgos Chondros.

El eurodiputado de Podemos Miguel Urbán ha considerado que los "elementos de violencia" que ha tenido la manifestación contra la nueva sede del BCE han eclipsado las razones de la protesta. Blockupy también se distanció de los actos violentos y también responsabilizó parcialmente de ellos a la Policía. "Estoy decepcionado por la falta de autocontrol de algunos", ha dicho un representante de Blockupy, Thomas Occupy.

Tras la concentración en el casco histórico de la capital financiera de la Eurozona, los manifestantes han marchado a la sede del Deutsche Bank, el primer banco privado de Alemania.

Manifestantes concentrados en la plaza Römer del centro histórico de Fráncfort para protestar contra la inauguración de la nueva sede del BCE. EFE/Fredrik Von Erichsen

Protestas de 'Blockupy'

El grupo anticapitalista 'Blockupy', formado a raíz del movimiento Occupy Wall Street que surgió en 2011, había convocado para este miércoles una jornada de protesta, coincidiendo con la inauguración de la sede del Banco Central Europeo.

"El 18 de marzo de 2015 el BCE quiere inaugurar formalmente de forma pacífica su nuevo cuartel general en Fráncfort. ¡No hay nada que celebrar en una política de ahorro y empobrecimiento!", declaró 'Blockupy' en la jornada precedente a la ceremonia.

El grupo anticapitalista calculaba que al menos 10.000 personas, llegadas de toda Europa, han secundado su jornada de protestas. Algunos manifestantes protagonizaron ya la pasada noche violentos enfrentamientos con la policía y quemaron cuatro vehículos en el barrio de Westend, una zona acomodada al oeste de Fráncfort en la que hay muchas oficinas bancarias e inmobiliarias.

También se produjeron daños en otros automóviles y en una empresa inmobiliaria, a la que se arrojó material pirotécnico, añade la policía, que cifra los daños en varias decenas de miles de euros.

Para hacer frente a estas protestas, las autoridades de Fráncfort han organizado un fuerte dispositivo policial para proteger las inmediaciones del edificio, así como otros puntos potencialmente vulnerables en la ciudad. Ya desde el inicio de la semana los aledaños al nuevo inmueble del BCE se encontraban absolutamente blindados.