Público
Público

Airbnb Buhardilla, dos camas, 1.200 euros por noche: el World Pride dispara los precios de alojamientos en Madrid

A tres días del inicio oficial de la fiesta del Orgullo LBTI internacional, los últimos alojamientos turísticos libres alcanzan precios récord

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Oferta de una buhardilla de dos camas para el día del Orgullo, 1.156 euros por la noche del 24 al 25 junio.

"Precioso ático totalmente reformado, en calle Reloj, sin ruidos. A 5 min. andando de Puerta del Sol,a 1min. andando de calle Gran Via: Metro gran vía y Callo" [sic]. Es el anuncio de un alojamiento en Madrid, más cercano a buhardilla que a ático, para el primer fin de semana del World Pride.

Alojarse en él la noche del sábado 23 de junio vale 1.000 euros, a los que hay que sumar 20 euros de "gastos de limpieza" y otros 156 en concepto de "tarifa de servicio" que cobra Airbnb. A partir de la segunda persona alojada, se pagan otros cinco euros de recargo. En total, casi 1.200 euros por una noche

Es una muestra de la explosión del precio de los pisos turísticos con motivo de la fiesta internacional del Orgullo LGTBI, que este año se celebra en Madrid. La ocupación hotelera ronda el 95% según los principales buscadores, y plataformas como Airbnb hacen su agosto.

[Más información: El World Pride alimenta la 'burbuja Airbnb']

Según un estudio del grupo de investigación en Paisaje Cultural de la Universidad Politécnica de Madrid (GIPC), en el mes de junio la oferta de alojamientos turísticos en la capital ha triplicado la media de crecimiento que se registró en los meses anteriores: de unos 150 a 500 alojamientos más en un solo mes, hasta alcanzar los 5.884 apartamentos completos (cada uno con varias camas).

El precio también se ha multiplicado. A tres días del pistoletazo de salida oficial del evento, se pueden ver peticiones similares por una sola noche, equiparables a los de establecimientos hoteleros de alto nivel. Como recuerda Álvaro Ardura, investigador del GIPC a cargo de la investigación, "los precios no se pueden controlar con la regulación actual".