Público
Público

El 96% del aumento de las muertes durante la crisis del coronavirus corresponde a mayores de 65 años

"Las residencias representan un entorno de gran vulnerabilidad por ser un lugar cerrado donde es difícil evitar el contacto y por la población de edad avanzada –y múltiples enfermedades en una sola persona– que se concentra en ellas", afirma Sanidad. El Gobierno reclama a las CCAA los datos de fallecimientos en los centros de mayores

Las residencias piden ayuda: "Cubrimos el uniforme con una bolsa de basura"
El coronavirus está siendo especialmente cruel en las residencias de ancianos. Alrededor de 2.800 personas mayores, según recoge la Cadena Ser, han muerto en estos centros en España y son miles los contagiados registrados. Los trabajadores estas residencias denuncian la falta de material para protegerse contra el coronavirus. Aseguran que tienen que ponerse bolsas de basura encima de los uniformes. Hablamos con algunas de ellas.

raúl bocanegra

En España, cada año, mueren, entre el 17 de marzo y el 4 de abril, según los datos del Instituto de Salud Carlos III, una media de 21.381 personas. Este año, en esas mismas fechas, en plena crisis del coronavirus, con el país en estado de alarma, han muerto más de 31.472 personas. De esos 10.091 fallecidos de más, el 96,1% –9.649– tenían más de 65 años.

Ese "exceso" implica un aumento de la mortalidad entre los mayores de 65 años del 52% en el tiempo en que se ha desarrollado en España la Covid-19 –la subida en la mortalidad general fue del 40%, como reflejó el periodista Eduardo Bayona–. Habitualmente, el porcentaje de fallecidos en esa franja de edad en estas fechas está en el 86%. El incremento ha elevado así la mortalidad de mayores hasta el 90% del total en estas semanas.

Estos datos, que el Instituto da en bruto, sin achacarlos a causa alguna, dan idea, sin embargo, por un lado, de que la crisis del coronavirus se ceba, en efecto, sobre todo en personas ancianas –el "exceso" de muertes detectado en menores de 65 fue de 394, un 3,9%–, y, por otro, de que los datos que viene aportando el Gobierno de España de fallecidos a causa del coronavirus pueden estar cerca de la realidad –entre el 17 de marzo y el 4 de abril, según el Ministerio de Sanidad, 11.349 personas fallecieron a causa de la Covid-19–.

Estas cifras provienen de los registros civiles, donde deben inscribirse todas las muertes. El Instituto de Salud Carlos III mantiene un sistema de vigilancia de la mortalidad diaria en España, bautizado como MoMo, que utiliza utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de 3.929 registros informatizados del Ministerio de Justicia, correspondientes al 92% de la población española y que incluye todas las provincias.

El cálculo del "exceso" de muertes se hace de acuerdo con las "estimaciones de mortalidad esperada", que provienen "de modelos restrictivos de medias históricas basados en la mortalidad observada del 1 de enero 2008 hasta un año previo a la fecha actual".

Residencias de ancianos

Los grupos con mayor riesgo de desarrollar enfermedad grave por Covid-19, según el Ministerio de Sanidad, son las personas que tienen enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, inmunodepresión, embarazo y también quienes tengan más de 60 años.

"Se desconoce por qué la edad avanzada constituye un factor de riesgo para desarrollar Covid-19 grave", agrega Sanidad. También se consideran más vulnerables las personas que viven y trabajan en instituciones cerradas, como las residencias.

"Las residencias de mayores representan un entorno de gran vulnerabilidad por ser un lugar cerrado donde es difícil evitar el contacto entre las personas y por la población de edades avanzadas y múltiples comorbilidades –coexistencia de dos o más enfermedades en una sola persona– que se concentra en ellas", afirma Sanidad en su estudio.

Hoy se desconoce cuántas muertes se han producido en residencias a causa del coronavirus 

Hoy se desconoce cuántas muertes se han producido en residencias de mayores en España durante la crisis del coronavirus. Las últimas estimaciones, basadas en datos de las Comunidades Autónomas, que no son posible homologar, apuntaban a unos 4.000 fallecimientos el jueves pasado, lo que vendría a suponer la mitad de muertes totales debidas al coronavirus.

El Gobierno de España se puso serio el fin de semana con este asunto y reclamó a las Comunidades Autónomas para este miércoles los datos de "fallecimientos en centros de servicios sociales de carácter residencial desde el 8 de marzo" y también el número de muertes "con expediente de intervención" por Covid para el 8 de abril. El Gobierno les ha exigido también que las cifras se actualicen cada martes y cada viernes.

De momento, y hasta esa petición de información, algunas Comunidades Autónomas habían practicado una política de cerrojo informativo sobre este asunto. Así, Andalucía, por ejemplo, admitió este lunes nada menos que 24 fallecimientos en una residencia en San Juan de Aznalafarache, la Joaquín Rosillo, en la que familiares y sindicatos venían denunciando desde hacía días "algunas muertes".

El Gobierno andaluz, de hecho, dio la callada por respuesta a este diario la semana pasada cuando preguntó específicamente por esa residencia.

Más noticias de Política y Sociedad