Público
Público

INTERIOR Amnistía advierte sobre los riesgos de las armas eléctricas que comprará la Policía

El organismo de derechos humanos ha elaborado informes sobre los peligros asociados a ese tipo de pistolas. “Pueden tener efectos letales”, señala en un estudio, al tiempo que no descarta pedir más información al Gobierno.

Imagen de archivo de un policía con una pistola Taser. EFE

Preocupación e incertidumbre. La llegada de las armas Taser a España ha despertado las alarmas en las oficinas de Amnistía Internacional, una entidad que ha realizado varias denuncias sobre la utilización de este tipo de pistolas en otros países. Mientras tanto, desde la Dirección General de Policía (DGP) no hay, de momento, más información al respecto.

Tal como reveló Público, la DGP tiene previsto adquirir mil pistolas taser que serán distribuidas entre los agentes de la Policía Nacional. Así fue confirmado por los representantes de la administración en la reunión de la Comisión de Personal y Proyectos Normativos del Consejo de Policía que se celebró el pasado jueves.

En ese encuentro, se notificó a los asistentes que actualmente se está redactando “el pliego de prescripciones técnicas y que lo antes posible se anunciará la licitación de 1.000 pistolas eléctricas”. Así consta en la circular sobre esa reunión elaborada por el Sindicato Unificado de Policía (SUP), una organización que llevaba tiempo reclamando la implantación de las pistolas eléctricas en ese cuerpo. Mossos de Esquadra, Ertzaintza y cerca de 200 Policías Locales ya cuentan con ellas.

“Las armas Taser necesitan unas normas muy estrictas para su uso. Lo mejor sería que no se utilizasen, ya que son peligrosas”, afirma José María García, portavoz sobre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la sección española de Amnistía Internacional.

En un informe de 2015, AI advertía que el uso de este tipo de armas “sigue siendo motivo de alerta para la seguridad y suscita una serie de preocupaciones en materia de protección de los derechos humanos”. “Así, las nuevas tecnologías ‘menos letales’ en ciertos casos pueden prestarse intrínsecamente a abusos e incluso tener efectos letales”.

“Es evidente que las armas tipo Taser son menos letales o dañinas que las armas de fuego. Sin embargo, en países donde su uso se ha extendido, como es el caso de Estados Unidos, en la práctica rara vez se usan como alternativa a las armas de fuego, y sí a menudo en circunstancias en las que no hay riesgo de muerte ni de lesiones”, destacaba la organización internacional en ese documento, que se centraba principalmente en lo ocurrido en EEUU y Canadá.

En tal sentido, AI subrayaba que si bien la Policía “sólo debería utilizar las armas de electrochoque como las de tipo Taser como último recurso y en proporción directa a la amenaza que afrontan, hay datos que indican que normalmente se utilizan como opción de fuerza habitual contra personas que no representan una amenaza para sí mismas ni para terceros, como menores indisciplinados, personas con trastornos mentales o intoxicaciones y presuntos delincuentes desarmados que huyen del lugar de un delito de poca importancia y que no cumplen inmediatamente una orden”.

“Daños cerebrales”

Con esos datos sobre la mesa, García advirtió que ese tipo de armamento “tiene una serie de consecuencias que pueden afectar incluso a la vida de las personas”, al tiempo que remarcó que “no están debidamente calificadas desde un punto de vista médico”. “Es un arma peligrosa que puede generar daños cerebrales. ¿Qué situaciones justifican que se desplieguen ahora en España?”, se preguntó el integrante de AI, quien no descartó que esta organización se dirija al gobierno para conocer más datos al respecto.

“Las más seguras”

Precisamente, Público contactó el pasado viernes con la Dirección General de Policía para requerir más información sobre la compra de las primeras mil armas Taser. De momento no ha habido respuesta.

Por su parte, la empresa Axon –encargada de la fabricación y venta de estas pistolas en España– sostiene en su página web que “las armas inteligentes Taser ayudan a proteger vidas”. “Son las armas más seguras y eficaces que hemos desarrollado hasta ahora y ofrecen prestaciones como el arco de advertencia o la dosificación de la carga, entre otras características presentes en nuestro modelo TASER X2”, sostiene.

Destaca además que “a diferencia de sus predecesoras, nuestras armas inteligentes se crean en una plataforma completamente digital. Tienen capacidad para regular la carga de salida, llevan a cabo controles de salud, actualizan su firmware a través de internet y proporcionan análisis sobre cuándo y cómo se utilizan las armas”.