Público
Público

Ángela Aguilera: "No vinimos a la política para ser satélites del PSOE"

Ángela Aguilera, una de las principales colaboradoras de Teresa Rodríguez, asegura en un encuentro con Público que "nunca" van "a abandonar la posibilidad de un espacio de cohabitación", y replica a las críticas de IU que "Rodríguez gestó Adelante Andalucía": "Llamar usurpadora a la madre de la coalición es infame"

Ángela Aguilera, portavoz adjunta de Adelante Andalucía en el Parlamento autonómico
Ángela Aguilera, portavoz adjunta de Adelante Andalucía en el Parlamento autonómico.

raúl bocanegra

La coalición de izquierdas y andalucista Adelante Andalucía ha iniciado esta semana –después de que en agosto estallara la discordia con agrios reproches en público– un camino que parece de no retorno.

Teresa Rodríguez y sus aliados andalucistas han ofrecido a las claras, por escrito, en un documento, a Podemos y a IU separar sus caminos, desarrollar "proyectos autónomos" y darse libertad a la hora de decidir y plantear estrategias, una realidad que, de hecho, ya se da en el día a día.

Por un lado, están Unidas Podemos, con sus líderes Toni Valero (IU), y Martina Velarde (Podemos), que cuentan hoy con seis diputados en el Parlamento de Andalucía, y, por otro, anticapitalistas, andalucistas y afines a Rodríguez, que suman once escaños. El grupo parlamentario Adelante Andalucía –que aún sigue funcionando como uno solo en su formalidad– suma 17 diputados y es la cuarta fuerza en la Comunidad, después de PSOE, PP y Ciudadanos.

IU y Podemos han rechazado la oferta de Rodríguez porque consideran que lo que pretenden anticapitalistas y andalucistas, a quienes describen como "una minoría", es quedarse con la marca que los une a todos. "No puede haber un proceso de negociación cuando se apropian de lo que es de todos y quieren expulsar de facto a IU y Podemos de Adelante Andalucía. Reconocen que se han apropiado de la marca, ahora públicamente en un documento. No es de recibo que un sector minoritario tenga las llaves en exclusiva de la casa común", aseguraron fuentes de Podemos e IU esta semana a Europa Press.

Esta semana, además, se ha producido un intercambio epistolar –en las páginas de la edición andaluza de eldiario.es– de cierta profundidad, crudeza y pasión entre Antonio Maíllo, excoordinador de IU en Andalucía, y Teresa Rodríguez, las dos caras visibles, cofundadores de la coalición, quienes se dejaron muchos pelos en la gatera para conformar un proyecto que nació con vocación hegemónica y como una alternativa por la izquierda al PSOE de Andalucía y que hoy, después del ciclo electoral, parece destinado a divergir, al igual que la interpretación que hacen ambos de cómo se construyó esa entente y sus implicaciones.

Los contextos en política explican muchas cosas y el contexto en el que nació Adelante era bien diferente al de hoy. Entonces, el PSOE de Andalucía gobernaba y nadie creía que pudiera pasar lo que sucedió en las elecciones de diciembre de 2018: por primera vez, la izquierda no sumaba una mayoría en el Parlamento de Andalucía. Los diputados de Adelante y los de PSOE comenzaron a compartir espacios de oposición, algo que jamás había sucedido. Y meses después, tras las elecciones generales de noviembre de 2019, Unidas Podemos, la referencia en el Estado de Adelante tomaba la decisión, inédita también, de entrar en un Gobierno de coalición con el PSOE de Pedro Sánchez.

Ahí, según coinciden todas las fuentes consultadas, empezó a cambiar todo en Adelante Andalucía. Rodríguez, que apostaba por dar el Gobierno a Sánchez, pero colaborar desde fuera en la medida que fuese, aun apoyando presupuestos, perdió la votación al respecto en Podemos y acabó por marcharse en términos pacíficos con Pablo Iglesias. La brecha política que abrió en la coalición esa decisión fue agravándose, mezclada con otros temas, hasta que esta semana Rodríguez envió la propuesta de separar caminos a IU y Podemos.

Un espacio de respeto y cohabitación

En estas circunstancias, Ángela Aguilera, portavoz adjunta de Adelante Andalucía en el Parlamento, una de las principales colaboradoras de Rodríguez, de baja por maternidad tras haber dado a luz a su hija Candela, asegura en un encuentro con Público que "la idea fundamental" de la propuesta –el acuerdo de colaboración que ha sido rechazado por IU y Podemos– era que se produjese "una cohabitación" en el grupo parlamentario y en los grupos municipales y de las diputaciones.

"No sabemos si dentro de dos años podemos entendernos, si podemos presentarnos juntos a unas elecciones. No lo descarto. En política nunca se cierran las puertas. Hemos podido entendemos con las fuerzas andalucistas. El acervo de los andalucistas es una seña de identidad y se ningunea sistemáticamente. No vamos a abandonar jamas la posibilidad de un espacio de respeto y de cohabitación", asegura Aguilera.

"Con nosotros se ha sido muy duro y se han dicho palabras que deberían haberse reservado y que entre compañeros no deben darse", agrega la dirigente. "Si ellos piensan que hemos robado, que actúen en consecuencia. El problema fundamental es que no quieren hablar de política. Teresa fue quien gestó Adelante Andalucía. Llamar usurpadora a la madre de Adelante Andalucía es infame", afirma, contundente, Aguilera.

"No entendemos –prosigue Aguilera– cómo es posible que se haga un registro de un partido en el que hay un señor que por supuesto no es de IU y no ocurra nada y que aquí se esté montando la que se está montando. ¿Por qué se confía en Unidas Podemos y no en Adelante Andalucía? No lo entendemos".

Al respecto de la acusación de que lo que pretenden en realidad anticapitalistas y andalucistas es crear unas CUP en Andalucía, expresada por Maíllo en su artículo, Aguilera afirma: "Adelante está pendiente de construir su modelo organizativo. Aún no hemos configurado el modelo. Se le olvida a IU que hay dos formaciones andalucistas, que tienen mucho que decir respecto al modelo organizativo. Estamos hartos de que ninguneen y los ofendan. Ese debate ni siquiera se ha dado. ¿Con qué autoridad plantean un modelo organizativo que Adelante no ha resuelto? Ellos quieren hablar de formalismo y no de política. ¿Por qué en Andalucía no y en Catalunya sí? Ellos aceptan En Comú Podem".

Aguilera remacha que, a su juicio, el proyecto no ha cambiado y lo define de este modo: "Andalucista, de izquierda transformadora, alternativa al PSOE. No vamos a dejar el espacio de impugnación a la derecha y a la extrema derecha. Quien trajo a la derecha y a la extrema derecha fue el PSOE de Susana Díaz, con sus recortes. Nuestros votos tienen que servir para un cambio de políticas en Andalucía. Hay muchas formas de hacer política, no necesariamente asumiendo la mochila de un partido como el PSOE que recordemos hasta hace poco tiempo, era el régimen de 37 años. No vamos a apuntalar eso".

Al respecto de su relación con el PSOE, ahora que comparten espacio de oposición y votan juntos un porcentaje altísimo de asuntos, Aguilera reflexiona: "Cuando se está en la oposición se tiene un discurso y cuando se está en el gobierno otro. El PSOE nos aprueba cosas que no hubieran aprobado estando en el gobierno. El PSOE ha cambiado el discurso. El otro día hablaban de contratar personal sanitario cuando todos sabemos los terribles recortes que Susana Díaz implementó en la sanidad y la educación. Nosotros siempre estamos dispuestas a negociar y a dialogar. En el blindaje de los servicios públicos, en los impuestos a los que más tienen, en la soberanía energética, en la reforma agraria. Ahí nos van a tener siempre y vamos a establecer siempre marcos de dialogo".

Sobre lo que es y no es Adelante Andalucía, Aguilera afirma: "Cuando nos presentamos en 2018 teníamos un programa que para nosotros en la mejor tradición de Julio Anguita es un contrato con la sociedad con tres piezas básicas: una es el sujeto político andaluz para llevar la voz a todas las instancias, para que se nos pida opinión como se le pide a Teruel y a vascos y catalanes. También somos un dique contra las derechas y no descansaremos hasta desalojar a las derechas del gobierno de la Junta, que es nefasto y que da vergüenza cuando habla de violencia intrafamiliar y de deportaciones a menores migrantes. Y la tercera pieza era no ser una fuerza subordinada a nadie. No vinimos a la política para ser satélite del PSOE. Nacimos con la vocación expresa de ser una herramienta emancipatoria del pueblo andaluz y con la idea de poner a Andalucía en el centro del mapa".

Aguilera distingue, en esta etapa, entre Podemos, de quien dice que "está en coherencia" e IU. "El Podemos que hoy gobierna fue el que nunca quiso Adelante Andalucía. Pero IU asumió los tres ejes. Y ahora esa posición ha cambiado. Lo podemos vestir de lagarterana, podemos hacer mucho ruido, pero todo lo que esta ocurriendo es para no decir las verdad: que es que IU ha cambiado de posición. Es legítimo, pero dígase. Entre 2018 y lo que dice IU hoy lo único que ha mediado es un ministerio".

En todo caso, Aguilera apunta: "No perdemos la esperanza de que podamos cohabitar. No nacimos para ser Unidas Podemos del sur. Adelante Andalucía jamás pretendió ser eso. Eso sería una estafa a nuestros electores. La mano tendida sigue".

La situación en Andalucía

En el encuentro con Público, también abordó Aguilera la actividad del Gobierno de España y la del Ejecutivo andaluz. "Veo a Andalucía como pollo sin cabeza. ¿Qué me cuentas si has bajado impuestos a los ricachones? A Juanma Moreno [presidente de la Junta] le falta esa legitimidad para defender Andalucía", afirma.

"Moreno no sabe hacer política, tiene una manifiesta incapacidad para plantear una sola propuesta política que no sea una vieja receta neoliberal de los años 90. No tiene ideas, no aporta nada a la vida política andaluza", añade. "Está sometido al chantaje de la extrema derecha. Son esclavos de sus planteamientos ideológicos. La sanidad pública ha sido vapuleada porque la derecha ha visto un nicho de negocio. PP y Vox y Cs hacen política para que algunos hagan negocio y creen que lo público es un negocio. Hay un intento de convertir la sanidad en un negocio".

"Los profesionales han demostrado que son un parapeto de vida. Hay que dar la cara por todos los profesionales sanitarios porque conmueve. Que el plan de accesibilidad sean llamadas telefónicas y que digan que las llamadas vienen para quedarse, quiere decir que la pandemia les está sirviendo de coartada para privatizar", analiza Aguilera.

"Han acometido cambios legislativos. Son el gobierno del decretazo a través del que plantean las recetas de Aznar. No ven más allá de la especulación, la construcción, el turismo de masas y la agricultura de exportación, del modelo depredador, insostenible que han llevado a tener una economía sin valor añadido. Son la recetas que han levado a Andalucía a ser una comunidad de un millón de parados y paradas. Hay que ir a una Andalucía de desarrollo enbfégeno. Necesitamos una banca pública. Lo que Moreno oferta es construcción, precariedad y emigración", agrega Aguilera.

El Gobierno de España

Sobre la situación política del país, la portavoz de Adelante afirma: "Me preocupa la virulencia. Es tremenda la situación y hay que bajar los niveles de tono. El escenario de la vida política es lamentable y estamos viviendo una etapa de antipolítica. No me extraña que la gente cada vez esté más alejada de la política y, por tanto, esté más en peligro. Lo sensato es sosiego por una cuestión de supervivencia. No hemos vivido una situación tan grave desde el punto de vista sanitario y económico en mucho tiempo. Estamos hablando de caídas del PIB de dos cifras. El 90% del negocio turístico se ha ido al garete. Me hago cargo de quien está enfermo y de a quien no le llega el ingreso mínimo vital. El Gobierno tiene muchísimas carencias y poco sostén. El Gobierno debería ser más valiente en dos aspectos. Me parece absolutamente inviable la fusión de Bankia, primero porque se nos deben 22.000 millones, un dinero que hubiera sido muy valioso para activar la economía. Y se ha perdido tiempo en una reforma fiscal que haga justicia, mientras los más pudientes se hacen más ricos. Somos de los países que menos presión fiscal tienen".

Sobre si confía en que el Gobierno acabará abordando con el tiempo la reforma fiscal, Aguilera responde: "Esas reformas llevan mucho tiempo en espera y cuanto antes se aborden más efectivas serán. Los préstamos hay que pagarlos, los ERE hay que pagarlos, ¿Quién va a pagar eso, las rentas del trabajo? Ya es tiempo de que quienes más tienen, aporten más. Unos presupuestos generarían estabilidad política, pero necesitamos unos que agarren el toro por los cuernos. Este gobierno ha sido incapaz de derogar la ley mordaza, por ejemplo. O hay reforma del mercado laboral y reforma fiscal o estamos socializando pérdidas permanentemente".

Más noticias de Política y Sociedad