Público
Público
el futuro de la confluencia

Teresa Rodríguez plantea por escrito a IU y a Podemos "desarrollar proyectos autónomos" en Andalucía

Propone, junto a las fuerzas andalucistas, que el grupo parlamentario pase a llamarse Adelante Andalucía-Unidas Podemos y que cada diputado se adhiera a uno de esos "sectores". IU considera que Anticapitalistas ha "secuestrado" la confluencia y que, mientras esto suceda, "no hay nada que negociar ni nada que hablar"

Teresa Rodríguez, Toni Valero y otros líderes de la izquierda andaluza, en la manifestación del 28-F. Europa Press
Teresa Rodríguez, Toni Valero y otros líderes de la izquierda andaluza, en la manifestación del 28-F. Europa Press

raúl bocanegra

Anticapitalistas, la formación a la que pertenece Teresa Rodríguez, y las dos organizaciones andalucistas, Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza, integradas en Adelante Andalucía, enviaron este martes una propuesta a la dirección de Podemos y a la de Izquierda Unida con la que pretenden, según aseguran a Público, solucionar el "conflicto" que tiene bloqueada a la confluencia andaluza en términos organizativos y de proyecto compartido desde que el pasado mes de agosto se rompieran las conversaciones.

La propuesta se hizo llegar a IU y Podemos por escrito a través de un grupo de comunicación interna abierto en la aplicación de mensajería instantánea Telegram, en el que están representantes de todas las sensibilidades de la confluencia. Anticapitalistas y andalucistas, en el momento de publicación de esta crónica, no habían recibido respuesta alguna a su propuesta de ningún dirigente de IU ni de Podemos, según las fuentes consultadas.

La oferta, según consta en el documento al que ha tenido acceso Público, consiste en un "acuerdo de colaboración política", en el que se recoge cómo le gustaría a Anticapitalistas y andalucistas que funcionase el grupo parlamentario, los grupos municipales y de las diputaciones, una vez constatado que "los acuerdos organizativos alcanzados hasta ahora no son útiles para solventar la situación actual".

"Por lo que –se lee en el documento– en aras de construir una izquierda plural, sana y constructiva se hace imprescindible un acuerdo organizativo nuevo". A continuación, anticapitalistas y andalucistas añaden: "Ninguna de las organizaciones descartamos una colaboración política a futuro en todos los ámbitos, pero en este momento entendemos que es importante que desarrollemos proyectos autónomos".

Más adelante, en otro punto, se recoge lo siguiente: "Las partes podrán desarrollar los proyectos que cada parte considere, tanto de su organización, como no podía ser de otra manera, así como el de Adelante Andalucía y el de Unidas Podemos de manera independiente".

La propuesta propone desligar las marcas Adelante y Unidas Podemos por la vía de asociarlas, de igualarlas. Así, el grupo parlamentario –y también los grupos municipales y en las diputaciones– pasaría a llamarse Adelante Andalucía-Unidas Podemos y los parlamentarios, concejales y diputados provinciales, según se lee en el documento, "se adscribirán al sector de Adelante Andalucía o al de Unidas Podemos, manteniendo en todo momento la unidad jurídica del grupo".

Es decir, que, en el Parlamento de Andalucía, los 11 diputados que hoy defienden las mismas tesis de Teresa Rodríguez –en lo sustancial, capacidad de decisión propia en Andalucía y no entrar en gobiernos con el PSOE, además de oposición frontal a los gobiernos de la derecha y la extrema derecha– formarían parte del "sector" Adelante Andalucía y los seis pertenecientes a IU al "sector" Unidas Podemos.

La propuesta recoge en otro momento: "A efectos de comunicación, cada sector del Grupo Parlamentario podrá hacer cuantas acciones quiera con la denominación de Adelante Andalucía o Unidas Podemos. Para las acciones comunicativas conjuntas se usará la denominación de GP AA - UP [grupo parlamentario Adelante Andalucía-Unidas Podemos] y tendrán representación de ambas partes".

Nada que hablar

La discusión sobre la propiedad de la marca Adelante Andalucía es un elemento nuclear en este momento procesal. IU sostiene que anticapitalistas y andalucistas, a quienes definen como "minoría", se quieren apropiar de una marca que, a su juicio, sin Podemos y ellos mismos, fuerzas fundacionales y vertebrales, deja de tener sentido. Es complicado, por tanto, que Podemos e IU vayan a aceptar un acuerdo en los términos propuestos por Anticapitalistas y las fuerzas andalucistas.

En este momento procesal, además, ni siquiera consideran sentarse a negociar y, de momento, han ignorado por completo la propuesta. La portavoz adjunta de la confluencia en el Parlamento, Inma Nieto, de IU, fue muy contundente este miércoles en rueda de prensa: "El devenir que Anticapitalistas quiera conferir a Adelante Andalucía no es un recorrido que podamos enmarcar en el ámbito de ninguna negociación política por cuanto el espacio que compartimos como coalición está secuestrado por parte de Anticapitalistas".

Nieto prosiguió: "Se ha roto la democracia interna y las reglas del juego democrático de la que nos habíamos dotado todos en horizontalidad y respeto entre las organizaciones". "Si se restablece la democracia interna, se puede hablar de todo", agregó Nieto. "No se puede consensuar el futuro del espacio que comparten con decisiones unilaterales que rompen la horizontalidad y quiebran las reglas del juego democrático ya que mientras eso ocurra no hay nada que negociar ni nada que hablar", remachó, según recoge Europa Press.

La dirección de Podemos en Andalucía, que coordina la diputada nacional Martina Velarde, está en esto en una posición similar a la de IU, según las fuentes consultadas por Público.

Reparto de subvenciones

El documento recoge además una propuesta sobre el reparto de las subvenciones que reciben los partidos por sus resultados electorales: "Se mantienen los acuerdos de reparto económico hasta ahora adquiridos" entre las fuerzas de Rodríguez e IU. Y, por otro lado, "Anticapitalistas y Podemos se comprometen a alcanzar un acuerdo en este aspecto que no afecte al resto de organizaciones".

Al respecto de la organización del trabajo en el grupo parlamentario, el planteamiento de anticapitalistas y andalucistas es el siguiente: "Izquierda Unida pasa a tener una portavocía adjunta del Grupo Parlamentario, que actuará como portavoz pública de Unidas Podemos en el Parlamento Andaluz. Tendrá total libertad para la presentación de iniciativas parlamentarias".

Además, "las parlamentarias del sector de Unidas Podemos tendrán al menos un tercio de las intervenciones en cada uno de los Plenos. Las parlamentarias del sector de Adelante Andalucía tendrán como máximo dos tercios de las intervenciones en cada uno de los plenos. Cada reparto se acordará en la dirección del grupo".

Luego, se plantea que "la pregunta al presidente", que se produce cada quince días en el Parlamento, tenga "una rotación con la siguiente cadencia similar a la actual: dos Adelante Andalucía, una Unidas Podemos" y que"la intervención en el debate del Estado de la Comunidad y la enmienda a la totalidad de los presupuestos de Andalucía" la lleve Adelante Andalucía. "Las enmiendas parciales recaerán en el portavoz de Hacienda", se añade.

"La dirección del Grupo Parlamentario –prosigue el texto–quedará con el siguiente reparto, que es similar al actual: 5 de Adelante Andalucía y 3 de Unidas Podemos. Además, en el grupo y en las reuniones, siempre que fuera posible, se sumará la senadora [Pilar González, de Primavera Andaluza]". Esta "usará la denominación Adelante Andalucía, además de la referente a su grupo parlamentario en el Senado".

Más noticias de Política y Sociedad