Público
Público

Asamblea Ciudadana de Podemos Iglesias reforzará su liderazgo y a Unidas Podemos para que no se diluyan en el Gobierno

Pablo Iglesias anunció este viernes su candidatura a la reelección como secretario general de Podemos siendo ya vicepresidente segundo del Gobierno. Uno de sus principales objetivos políticos será reforzar el papel de Unidas Podemos como espacio del cambio. 

Ione Belarra, Pablo Iglesias, Irene Montero, Noelia Vera y Alberto Rodríguez en el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos./ Daniel Gago - Podemos

Pablo Iglesias busca consolidar y reforzar a Unidas Podemos como el espacio del cambio del nuevo ciclo político. El partido morado ha llegado a su sexto aniversario cumpliendo el principal objetivo de la formación desde su fundación: gobernar. Pero ahora tienen que consolidarse como fuerza de Gobierno a la vez que impulsan su base social. 

En Podemos son conscientes de las dificultades. Gobernar en coalición conlleva muchos límites y muchas contradicciones. Además, como Iglesias apuntó este viernes en el Consejo Ciudadano Estatal, en sus seis años de existencia han tenido que avanzar frente a las cloacas del Estado y las presiones del Ibex 35 y de la CEOE para que no llegaran al Ejecutivo.

La capacidad de resistencia de Podemos es para Iglesias la mejor explicación de que ahora el partido y sus aliados tengan cinco ministerios. El motivo por el que han aguantado durante estos años porque la coalición es un triunfo de Podemos e, incluso, una victoria personal de Iglesias. El ya vicepresidente segundo reclamó la coalición con el PSOE por primera vez en 2015. Han pasado cuatro años hasta que se ha hecho posible.

Iglesias quiere aprovechar la fuerza de gobernar para impulsar el partido y la nueva estrategia

Ahora Iglesias tiene claro que hay que aprovechar la fuerza que les da pasar al Gobierno para seguir impulsando al partido y su propio liderazgo. Podemos está en clara minoría en el Ejecutivo y los riesgos de diluirse, frente a un PSOE que sí tiene experiencia de gobierno, son altos. 

Por esto mismo los dirigentes de Unidas Podemos no están perdiendo oportunidad. Pese a que no era lo esperado, Iglesias anunció este viernes que quiere seguir al frente del partido en lo que será su tercer mandato. En el partido hasta ahora se asumía que la próxima secretaria general de Podemos sería Irene Montero

De hecho, Montero fue la primera en afirmar que su puesto lo ocuparía "una mujer". Pero el salto al Gobierno cambia la situación interna y el panorama político. Ahora aprovechará la relevancia que ha ganado Iglesias. 

Además, también se ha adelantado la Asamblea Ciudadana Estatal. Otra sorpresa que no se esperaba que se hiciera tan precipitadamente. Entre otros motivos, porque algunos territorios pedían que la tercera asamblea se realice cuando acabe el ciclo electoral. Esto es, cuando pasen las elecciones catalanas, gallegas y vascas. Todas previstas para antes de 2021. 

Sin embargo, el apoyo a la decisión de Iglesias y su liderazgo ahora está muy reforzado interna y externamente. Según contó el nuevo portavoz del partido, Rafa Mayoral, hubo "un consenso muy amplio" en el Consejo Ciudadano Estatal sobre esto. 

El principal debate: cómo definir el espacio del cambio

Ahora los principales debates que abordará el partido tienen que ver con la nueva estrategia. En primer lugar, cómo pasar de ser oposición a Gobierno sin perder las relaciones con la sociedad civil y los movimientos sociales. En segundo lugar, cómo reestructurar el "espacio del cambio"

La alianza entre Podemos e IU se ha consolidado en los últimos años, pero hay dirigentes en ambos partidos que quieren avanzar hacia una "fusión orgánica". Sin llegar a convertirse en la misma formación, en la dirección de Podemos hay una mayoría que apuesta por mejorar orgánicamente las relaciones entre los dos partidos. 

Podemos tendrá que definir su relación con las fuerzas aliadas y con Más País

Pero, además, también tendrán que definir las relaciones con los 'comuns', Galicia en Comú y Adelante Andalucía. Con los gallegos no se espera ningún problema. Tampoco con los catalanes. El espacio que lidera Ada Colau decidió mantenerse con Unidas Podemos cuando Íñigo Errejón intentó que se unieran a Más País. Además, tras el salto al Gobierno hay mayor cohesión. 

Sin embargo, Podemos Andalucía celebra este mismo mes de enero su Conferencia Política. Teresa Rodríguez luchará aquí por su proyecto: grupo andaluz propio como tienen los gallegos y catalanes. Además, Podemos e IU registraron ya la marca Adelante Andalucía como partido político. 

Por último, habrá que determinar la relación que mantienen Podemos, Más País y Más Madrid. En primer lugar, saber si se considera una de las fuerzas aliadas teniendo en cuenta que comparten ideario político. En segundo lugar, cómo se puede incluir Errejón en el espacio del cambio tras haber salido de Podemos.