Público
Público

La asociación de víctimas del accidente del Metro de Valencia:
"Ha sido frustrante y decepcionante"

La presidenta de la Asociación, Rosa Garrote, ha lamentado que Camps y Cotino no hayan hecho un examen de conciencia ni tengan "la humanidad necesaria" para reconfortar a las víctimas.

Rosa Garrote, derecha, durante una concentración de las víctimas del metro EFE

EFE

VALENCIA.- La asociación de víctimas del accidente de metro de 2006 ha calificado de "decepcionante" y "frustrante" las comparecencias de este lunes del expresident de la Generalitat Francisco Camps y del exconseller Juan Cotino y ha lamentado que diez años después del siniestro no hayan hecho "examen de conciencia".

Así lo ha declarado a los periodistas la presidenta de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio (AVM3J), Rosa Garrote, quien ha señalado que, aunque no esperaban otra cosa, les ha resultado "decepcionante y frustrante" que tras diez años no hayan hecho examen de conciencia ni tengan "la humanidad necesaria" para reconfortar a las víctimas.

Ha afirmado que necesitaban que los entonces dirigentes de la Generalitat reconocieran "que la gestión no había sido correcta y que las cosas no se habían hecho bien" y, aunque ha lamentado que no hayan sido capaces, les siguen "tendiendo la mano" para cuando quieran reconocer que no lo hicieron bien.

Garrote ha dicho que están satisfechos de que tanto Camps como Cotino hayan tenido que acudir a dar unas explicaciones que llevan diez años pidiendo y ha señalado que lo que más le ha molestado ha sido que dijeran que habían estado siempre al lado de las víctimas y que desde el primer momento habían estado preocupados por su dolor.

Garrote ha dicho que están satisfechos de que tanto Camps como Cotino hayan tenido que acudir a dar explicaciones

La presidenta de la AVM3J ha dicho que el perdón que ha pedido Camps no les vale, pues el perdón que esperaban las víctimas, ha dicho, era que reconocieran "que las cosas se han hecho mal", que no se había hecho una investigación y que no les habían atendido.

Ha indicado que lo que Cotino entiende por "un trato humano" no es, a su juicio, "una atención correcta" a las víctimas y ha asegurado que a un familiar de una víctima se le ofreció trabajo y luego le preguntaron si se iba a personar en la instrucción judicial del accidente.

"Eso nos hizo pensar que los ofrecimientos no era tan bien intencionados", ha afirmado Rosa Garrote, para quien "no es ético ni correcto", y puede ser "ilegal", ir a una familia a ofrecerle un trabajo, incluso aunque sea "con buena intención".

"Lo que nosotros demandábamos era que se creara una oficina de atención a las víctimas"

"Que se nos haya muerto un familiar no nos da derecho a pasar por delante, en un baremo o prestación, de cualquier ciudadano. Lo que nosotros demandábamos era que se creara una oficina de atención a las víctimas" y no se creó, ha manifestado.

Por su parte, la expresidenta de la asociación Beatriz Garrote ha afirmado que, aunque se lo esperaba, es "muy decepcionante seguir oyendo las mismas mentiras" y ha reprochado a los dirigentes políticos que hayan dicho que no estuvieran al lado de las víctimas y que no se pusieran todos los medios a su alcance.

"Lo que está claro es que hubo una gestión caciquil de la tragedia y no hubo transparencia", ha criticado Garrote, quien ha dicho que le ha dolido especialmente cuando Camps ha dicho que "todo su trabajo era mitigar el dolor de las víctimas", porque con su gestión, lo que ha hecho es "aumentar ese dolor hasta el infinito".

Más noticias