Público
Público

Idilio Casado-Aznar Aznar 'bendice' a su heredero Casado

El expresidente del Gobierno y el líder del PP escenifican su idilio político en un acto público en el que demuestran su total sintonía en muy distintos asuntos. Ante representantes del PP más duro, y con intercambio de alabanzas con Aznar incluido, Casado da un nuevo paso para alejarse del rumbo que en su día marcó Mariano Rajoy. El expresidente, a su vez, le encomienda que acometa la "reconstitución del PP". 

Publicidad
Media: 1.33
Votos: 3

El expresidente del Gobierno José María Aznar, junto al director de la fundación Rafael del Pino, Vicente J. Montes Gan, y el presidente del PP, Pablo Casado, durante la presentación de su libro 'El futuro es hoy', en Madrid. EFE/Javier Lopez

Pablo Casado nunca ha ocultado su admiración por José María Aznar, pero hoy ha recibido la muestra más clara de la bendición que el expresidente del Gobierno le otorga, como su legítimo heredero político. El líder del PP y su antecesor han escenificado este martes el idilio político en el que viven, y han demostrado públicamente su total coincidencia en todo tipo de asuntos, en un momento en el que en su partido reconocen haberse escorado hacia la derecha, como en su día hizo Aznar. 

Aznar le encomienda que "reconstituya" el PP; Casado aspira a "recuperar" al partido como "proyecto hegemónico del centroderecha en España"

De la necesidad de que el PP vuelva a aglutinar a todas las fuerzas "a la derecha del PSOE", pasando por sus posiciones en materia de política internacional, o su diagnóstico compartido sobre la situación en Catalunya, Casado se acerca cada vez más a las posiciones de Aznar, mientras se aleja del rumbo establecido por Mariano Rajoy. 

En la que es su primera aparición conjunta desde que Casado recibiera a Aznar en Génova, tras hacerse con la Presidencia del PP -apenas pudieron saludarse cuando coincidieron recientemente en el Congreso de los Diputados-, el expresidente del Gobierno le ha urgido a ganar las elecciones generales: "Cuanto antes", respondía Casado.

En la misma línea, el presidente de FAES ha encomendado al que fuera su jefe de gabinete que acometa el "proceso de reconstitución del PP", sin citar en ningún caso a su inmediato rival en el centroderecha, Ciudadanos, ni tampoco al partido ultraderechista VOX.

Todo, entre llamamientos a recuperar la influencia de España en la esfera internacional, a hacer política "sin complejos"; Casado y Aznar comparten fondo, pero también forma. 

Aznar ensombrece a Casado

El líder del los conservadores ha presentado este martes el nuevo libro de Aznar, El futuro es hoy (Ediciones Península), arropado por una nutrida representación del PP más duro: de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a Ángel Acebes, exportavoz del PP en el Congreso en los tiempos de Aznar, pasando por la actual presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados; el exdiputado Manuel Pizarro, en las quinielas para ser candidato del PP a la Comunidad de Madrid en las elecciones de mayo de 2019, o la exalcaldesa de Madrid y esposa de Aznar, Ana Botella.

Hace escasos meses, ningún dirigente del PP en activo se atrevía a aparecer en un acto de Aznar, mientras que la actual cúpula arropa al expresidente

De hecho, en el auditorio de la fundación Rafael del Pino, en Madrid, se han dado cita varios representantes del PP de Aznar y algunos de la época de Aguirre, dos de los padrinos políticos de Casado, pero no había la misma representación de dirigentes de la formación durante la larga etapa de Mariano Rajoy al frente del PP (2004-2018), con la excepción del exministro de Industria José Manuel Soria

Tampoco había representación de la actual dirección; ni siquiera ha asistido un solo vicesecretario -Andrea Levy, Cuca Gamarra o Vicente Tirado son los tres dirigentes de máximo nivel que no estaban votando en el Congreso durante el acto, al no ser diputados-. Por la conjunción de ilustres de su tiempo, Aznar ha ensombrecido a Casado, y ha logrado revertir lo que hasta hace poco era ley. 

Hace escasos meses, ningún dirigente del PP en activo se atrevía a aparecer en un acto de Aznar -había una clara consigna al respecto-, pero hoy no dudan en arropar al expresidente. 

Cruce de alabanzas: el "milagro" de Aznar y la "gran esperanza" que encarna Casado

Aznar volvió a prodigarse bajo los focos tras la llegada de Casado a la Presidencia del PP, y hoy ha multiplicado su presencia en actos públicos, e incluso en platós de televisión. Sus coincidencias con el líder de su partido son evidentes, pero hoy , además, tanto el expresidente del Gobierno como el líder de los conservadores han querido escenificar su cercanía intercambiándose alabanzas.

Casado atribuía a Aznar haber "dejado el país mejor" de como lo encontró; alababa su "meticulosidad", su "profundo optimismo indisociable de su nuclear patriotismo", o el hecho de que "siempre" vaya a ser "una referencia ideológica absolutamente imprescindible", el responsable del primer "milagro económico" -el segundo se lo regalaba a Rajoy- que consiguió "refundar el centroderecha".

A su vez, Aznar ha dicho sentir "cierto nerviosismo" ante el hecho de que su exjefe de gabinete presentase su último libro; se ha referido a Casado como "una gran esperanza", y ha ensalzado su relación personal con él. "Hemos dado más de 20 vueltas al mundo", "hemos conocido juntos muchas cosas", apostillaba.

En definitiva, la tarea que Aznar le encomienda es clara, y Casado la acepta sin titubeos. Por eso quiere "recuperar" al PP como "proyecto hegemónico del centroderecha en España". Por eso mantiene a Aznar como su gran referente.

Más noticias en Política y Sociedad