Público
Público
Únete a nosotros

Los 'barones' del PP improvisan su sucesión para quitarse de en medio en 2016

El inesperado batacazo electoral y las críticas internas obligarán a los dirigentes territoriales a impulsar liderazgos de transición

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

Rajoy posa con los presidentes autonómicos en funciones del PP, la vicepresidenta, el ministro de Hacienda, Floriano, Arenas y González Pons, en una foto de archivo tomada en la calle Génova en 2013. J.C. Hidalgo/EFE

MADRID.- El vendaval provocado por las elecciones del pasado 24 de mayo se lleva por delante, al menos, seis gobiernos autonómicos del Partido Popular (Baleares, Castilla-La Mancha, Cantabria, Extremadura, Comunidad Valenciana y Aragón). Además, en las otras cuatro comunidades cuyo Ejecutivo ocupaba hasta ahora el PP (La Rioja, Castilla y León, Comunidad de Madrid y Murcia), éste no ha logrado mayoría absoluta, por lo que tendrá que lograr apoyos para formar gobierno.

En las autonomías donde el Gobierno del PP ha sido previsiblemente liquidado por pactos de izquierda, los presidentes del PP valenciano, aragonés y balear ya han anunciado que se retiran de sus respectivos liderazgos y todo apunta a que tomarán la senda de fuera de la política o del Senado en cuanto puedan. 

La candidatura de Fabra era un "fracaso asegurado", se lamentan ahora en Génova, y las tensiones internas entre los conservadores valencianos amenazan con quebrar al partido

"El golpe ha sido muy gordo, ¿dónde los vas a recolocar sin enviar un mensaje negativo?", razonan fuentes conservadoras. "En el Senado, quizás", aventuran. Con todo, esta posibilidad sí se le contempla, por ejemplo, a Dolores de Cospedal, de quien desde el mismo 25 de mayo -y asumiendo que el PSOE y Podemos llegarán a un acuerdo de gobernabilidad-, sus propios compañeros sitúan fuera de las Cortes de Castilla-La Mancha como número uno de la oposición y fuera, asimismo, de la Secretaría General del PP para situarla al frente de un Ministerio.

La cartera de Educación es la que quedaría libre de forma inminente, con la probable marcha de José Ignacio Wert a París como embajador ante la OCDE, y aunque en el PP no ven a Cospedal al frente de esta responsabilidad, apuntan más movimientos en otros departamentos que la colocarían en el Ejecutivo

La presidenta de Castilla-La Mancha en funciones, María Dolores de Cospedal, votando el 24-M. EFE

¿Y quién sustituye a Cospedal al frente del PP de Castilla-La Mancha? La sucesión de la presidenta autonómica en funciones puede ser "la de manual", es decir, que la responsabilidad recaiga "a modo de transición" sobre el secretario general del PP manchego (Vicente Tirado, actual presidente en las Cortes) para trabajar con tiempo en un liderazgo de peso. Algunas fuentes señalan, sin embargo, a Carmen Riolobos, la actual portavoz del PP regional, pero si lo que se busca es "renovación", subrayan los mismos, "la sucesión es una incógnita". Tampoco se descarta que la propia Cospedal continúe al frente del PP de Castilla-La Mancha, como sostiene en estos momentos.

Alberto Fabra (Comunitat Valenciana), José Ramón Bauzá (Illes Balears), Luisa Fernanda Rudi (Aragón) y Juan Vicente Herrera (Castilla y León) son los otros barones con un pie en la línea de salida de su responsabilidad al frente de los partidos autonómicos. No está previsto que los congresos se celebren antes de 2016 salvo en las Illes, donde el presidente en funciones Bauzá ha fijado el mes de septiembre para convocarlo, en contra de las directrices de la calle Génova y del propio Mariano Rajoy. El PP balear, según las fuentes consultadas, podría optar finalmente por el conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, o por el alcalde de Palma, Mateo Isern, si concretan, como apuntan en el PP, la intención de presentarse al sistema de elección directa de candidatos que instauró Bauzá y que le dio a él mismo el acceso a la Presidencia del Consell.

El relevo más ordenado y que tiene al PP nacional más tranquilo es el de Luisa Fernanda Rudi al frente del PP aragonés

Fabra es otro de los líderes regionales que busca cerrar definitivamente la negra etapa de su liderazgo tras ser investido por Francisco Camps. Su candidatura era un "fracaso asegurado", se lamentan ahora en Génova, y las tensiones internas en el territorio valenciano por el desastre electoral, el caso Rus o la tibieza ante la corrupción de un Fabra "sin vara de mando" amenazan con quebrar al partido. De momento, el president en funciones se quedará como jefe de la oposición al tripartido PSPV-Compromís-Podemos que se avecina, pero para liderar el PP valenciano suenan, de momento, Isabel Bonig, la coordinadora general del PPCV que ya sonó como candidata en lugar de Fabra, o la consellera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català.

El presidente de la Junta de Castilla y León en funciones, Juan Vicente Herrera. /EFE

El relevo más ordenado y que tiene al PP nacional más tranquilo es el de Luisa Fernanda Rudi al frente del partido aragonés. Rudi cumplirá los plazos de Génova, garantizan allí dentro, y designará a un sucesor o sucesora conocido/a. "Su decisión se acatará sin problema", aventuran los conservadores confirmando la autoridad de la expresidenta del Congreso en el PP nacional y autonómico. Suenan en Aragón, por el momento, los posibles sucesores Luis María Beamonte (alcalde de Tarazona y presidente de la Diputación de Zaragoza) y Roberto Bermúdez de Castro (consejero de Presidencia y Justicia), del círculo de confianza de la presidenta en funciones. Quien sí será senadora autonómica es Luisa Fernanda Rudi.

Monago (Extremadura) y Diego (Cantabria) aseguran que seguirán como líderes de la oposición toda la legislatura

Juan Vicente Herrera, Juanvi en el partido, lleva queriendo irse del liderazgo del PP de Castilla y León desde antes de las últimas elecciones, pero Rajoy le convenció para que concurriese el 24-M, lo hizo y perdió la mayoría absoluta por escasos votos, aunque todo apunta a que el PP seguirá gobernando. También el líder castellanoleonés ha amagado con no presentarse siquiera a la Investidura y dejarla ya en manos de un sucesor o sucesora (Rosa Valdeón, alcaldesa de Zamora, es la opción más clara y la del propio Herrera, aunque otros nombres que suenan son el actual alcalde de Salamanca, secretario general del PP de CyL y presidente del Comité de Derechos y Garantías del PP nacional, Alfonso Fernández Mañueco, o el consejero de Fomento, Alfonso Silvá), aunque todo apunta a que, finalmente, Herrera será investido y en 2016, se resolverá su sucesión en el congreso regional.

Quienes de momento continuarán en el liderazgo de la oposición son José Antonio Monago, presidente de Extremadura en funciones, e Ignacio Diego, presidente de Cantabria en funciones. Ambos, tras reunir a las Juntas Directivas Regionales han asegurado que se presentarán a las próximas autonómicas de 2019.

Más noticias en Política y Sociedad