Público
Público

Belarra dice que la ley de familias se aprobará "en las próximas semanas" tras un mes de retraso

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 avanza en el Congreso que la norma verá la luz pronto, aunque sin una fecha fija. La ley lleva ya un mes de retraso, ya que el PSOE se comprometió a darle el visto bueno en octubre. 

La ministras de Derechos Sociales, Ione Belarra, durante su intervención en el pleno del Congreso que aprueba este jueves de forma definitiva la ley de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia.
La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, en el Congreso. Imagen de archivo . Fernando Alvarado / EFE

La ley de familias verá la luz en el Consejo de Ministros "en las próximas semanas", aunque sin una fecha concreta. Así lo ha avanzado este miércoles la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, durante su comparecencia en el Pleno del Congreso de los Diputados para explicar la partida asignada a su departamento en los Presupuestos Generales de 2023.

La norma se aprobaría con un mes o más de retraso. A principios de octubre, el PSOE y Unidas Podemos alcanzaron un acuerdo para que este proyecto de ley viera la luz antes de que finalizara el mes. El pacto en cuestión formaba parte del acuerdo que los dos socios del Gobierno alcanzaron sobre los Presupuestos Generales del próximo año, y también incluía un plan fiscal.

Sin embargo, aunque el compromiso temporal era ese, como avanzó Público, el PSOE pidió revisar los acuerdos alcanzados en materia de permisos de conciliación, lo que impidió cumplir con el plazo estipulado.

Una semana antes del último Consejo de Ministros de octubre, la ley no se había incluido en los órdenes del día de los órganos que deben validar su llegada al Consejo, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos y la Comisión de Secretarios y Subsecretarios de Estado.

Esto hizo presagiar que la norma no se aprobaría antes de que acabase octubre, como pactaron el PSOE y Unidas Podemos en su acuerdo presupuestario. Según se avanzó desde Podemos, el Ministerio de Inclusión, dirigido por José Luis Escrivá, rechazaba que las madres monoparentales pudieran ceder parte de sus permisos a otras personas, como familiares de segundo grado, para compartir esa crianza en las primeras semanas. Esta medida se habría introducido en la ley con el objetivo de que estas madres no fueran discriminadas en el mercado laboral por disfrutar de permisos más largos.

Inclusión también pidió, según la formación morada, rebajar de siete a cinco días al año el permiso para que cada trabajador pueda cuidar de familiares o convivientes (para acompañar a un familiar al médico o para cuidar de un hijo, por ejemplo).

Más noticias