Público
Público

Rajoy quiere empezar a negociar con Rivera sin fijar fecha de investidura

El Comité Ejecutivo del PP se limita a darle “carta blanca” para tratar con Rivera sin “hablar ni discutir” sobre las seis condiciones “sine qua non” que le planteó la semana pasada el líder de la formación naranja

Publicidad
Media: 2
Votos: 2

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, al comienzo del Comité Ejecutivo Nacional del partido conservador REUTERS

MADRID.- Rajoy en estado puro. El líder del PP y presidente en funciones desde el pasado mes de diciembre ha anunciado esta tarde que tiene “carta blanca” del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de su partido para negociar con Ciudadanos para lograr su investidura. Pero se ha negado a facilitar ni una fecha para la celebración del debate de su investidura en el Congreso de los Diputados ni se ha pronunciado sobre las seis condiciones que le planteó Rivera la semana pasada para sentarse a negociar.

Lo ha hecho de forma reiterada e incluso con displicencia ante las preguntas de los periodistas, “¿Cuándo he dicho yo que iba a hablar (en el CEN) de las condiciones?; nadie puede afirmar eso”, ha dicho en un momento concreto de su comparecencia ante los periodistas. El pasado miércoles afirmó textualmente ante los periodistas tras su encuentro con Rivera que había trasladado a su interlocutor su deseo de “someter a votación del comité ejecutivo de mi partido el documento que me ha trasladado”.

Rajoy, tras un cónclave de casi dos horas con la cúpula de su partido, a la que no han asistido miembros polémicos como Rita Barberá o Ana Pastor, vinculadas con casos de corrupción, o significativos como el presidente Feijóo de Galicia, se ha cerrado en banda para evitar dar explicaciones ante el proceso de negociación con Ciudadanos, la formación `política que dio la semana pasada el primer paso para abrir una ventana a un respaldo a su investidura.

“El comité ejecutivo me ha autorizado a mí y a la dirección del partido a negociar con Ciudadanos. Quiero agradecer esa autorización al CEB”, ha dicho con autocomplacencia. Pero a partir de esa frase se ha negado una y otra vez a dar concreciones sobre las condiciones que le planteó la semana pasada Albert Rivera.

Visiblemente incómodo con las preguntas de los periodistas, Rajoy se ha limitado a explayarse en la necesidad y “urgencia” en tener un Gobierno para evitar el deterioro del “crecimiento del empleo y de la economía española. Es importante dentro y fuera de España que tengamos un Gobierno con estabilidad”, ha repetido en varias ocasiones.
Y en línea con lo que ha sido la estrategia del PP desde el día después de las elecciones del pasado 26 de junio Rajoy ha trasladado al PSOE la responsabilidad de facilitar la formación de un Gobierno con la abstención de la bancada socialista a su investidura. “No nos podemos permitir unas terceras elecciones”, ha dicho en tres ocasiones.

El jefe del Ejecutivo en funciones y presidente del PP, Mariano Rajoy, conversa con la secretaria general, María Dolores de Cospedal, junto a los vicesecretarios generales Javier Maroto, y Pablo Casado, y el portavoz parlamentario, Rafael Hernando, durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. EFE/Fernando Alvarado

En otro momento, en clara alusión a los socialistas, ha explicado que aun contando con el respaldo de Coalición Canaria, formación nacionalista con la que ha reconocido que mantiene contactos, y dando por hecha su alianza con Ciudadanos, “suman 170 escaños y enfrente hay 180: se necesitan al menos 11 abstenciones.

Pero Rajoy tampoco ha concretado nada sobre qué piensa hacer en el futuro inmediato sobre el proceso negociador con Ciudadanos y su líder, Albert Rivera. “Voy a tener una conversación para conocer su criterio (el de Rivera) y saber cuándo es la fecha del debate”, se ha limitado a decir en respuesta a una pregunta concreta. Sobre las condiciones de la formación naranja tan solo ha explicado que “en el PP no se ha hablado de condiciones”.
Con todo, el presidente del Gobierno en funciones no ha querido exponer en qué va a consistir el proceso de negociación con Ciudadanos para el que ha recibido la autorización de la cúpula directiva de su partido. Ni en las formas ni en los contenidos. Tampoco ha querido manifestar los plazos que se fija para llevar a cabo esa negociación.

El líder conservador también ha dicho que le gustaría mantener un encuentro con Pedro Sánchez, pero sin aportar novedad alguna que justifique una nueva reunión con el dirigente socialista tras el fracaso de sus anteriores contactos tras las elecciones. Rajoy en otro momento de su intervención ha recordado que la mejor opción es una gran coalición con el partido socialista.

No ha habido forma humana de que saliese de su boca concreción alguna. Fuentes de su entorno más cercano dijeron a Público que “van a producirse contactos, seguro, y de forma inmediata”, pero al igual que su jefe de filas no supieron fijar en qué momento y cómo se van a producir

Más noticias en Política y Sociedad