Público
Público

Un cargo público de Podemos en el Gobierno de La Rioja, en el punto de mira de la extrema derecha

El hasta ahora director general de Participación Ciudadana, Mario Herrera, abandona el cargo tras presentar una denuncia ante la Policía Nacional por las innumerables amenazas recibidas por parte de ultraderechistas desde el pasado 1 de enero, cuando se conoció que había tenido un accidente de tráfico.

Mario Herrera
El director general de Participación Ciudadana del Gobierno de La Rioja, Mario Herrera. GOBIERNO DE LA RIOJA

Mario Herrera ha dicho "basta". El director general de Participación Ciudadana del Gobierno de La Rioja e integrante de Podemos en esa comunidad ha decidido presentar su renuncia tras casi un mes de insultos y amenazas por parte de la ultraderecha. Su anuncio ha sido formulado coincidiendo con la presentación de una denuncia ante la Policía Nacional, donde ha entregado un extenso documento que incluye una recopilación de las amenazas recibidas.

"Como ese dossier podríamos haber hecho otros tres", afirma Herrera a Público. Su nombre acumula ya varias semanas en la prensa regional: durante la pasada Nochevieja, este representante del Ejecutivo de La Rioja –donde el PSOE gobierna en coalición con Podemos– tuvo un accidente de tráfico con su vehículo. Todo ocurrió cuando trasladaba a un amigo al hospital para ser atendido por un accidente doméstico. En el camino, el coche sufrió un fuerte impacto contra un árbol.

Las dudas surgidas en torno al accidente –distintos medios informaron que se había retirado de la zona sin llamar al 112– derivaron en una fuerte campaña de la derecha contra Herrera y el Gobierno de La Rioja. En ese contexto, el Consejo de Podemos en esa comunidad solicitó su dimisión como director general de Participación Ciudadana, alegando que se debía "salvaguardar" al Ejecutivo de coalición.

Herrera advierte que al día siguiente del accidente "empezó a aparecer información trastocada en perfiles de extrema derecha" en redes sociales. Cita concretamente los mensajes publicados por el polémico tuitero Alvise Pérez, exasesor del diputado de Ciudadanos Toni Cantó. "Todo lo que empezó a subir Alvise era mentira, hasta la dirección de mi casa", señala.

Entonces empezaron los "insultos y amenazas". "Sinvergüenza, hijo de puta… la cosa va subiendo de tono, al punto que la semana pasada en la Consejería recibimos tarjetas de visita de una funeraria", señala Herrera. Esas tarjetas, que forman parte del dossier entregado a la Policía Nacional, habían sido enviadas desde Madrid y llevaban escrito a mano: "Vale por un descuento del 47% en incineración de 1900 grados, para hijos de puta redomados".

Asimismo, fuera de su vivienda aparecieron símbolos franquistas. También intentaron matar a sus perros con salchichas llenas de alfileres. Este lunes, su pareja encontró un folio enviado al domicilio en el que se leía textualmente: "Os vamos a dar el paseíllo como en el 36, rojos de mierda".

"Dos pájaros de un tiro"

En el dossier también aparecen capturas de pantalla de un amplio número de amenazas recibidas a través de las redes sociales. "Si estuvieses colgando de un precipicio a la vez que un perro a punto de caer y necesitases mi ayuda, ten por seguro que cogería al perro y te pisaría las manos para verte caer, puta rata, tu vida no vale una mierda, putero drogadicto y borracho. Lástima que salieses ileso, hijo de las mil putas", "Basura, otra vez que te estrelles que sea con tu puto amigo el coletas y matamos dos pájaros de un tiro" o "En España hay que hacer limpieza de basuras como vosotros y yo lo veré" son algunos de los mensajes recibidos.

Tras presentar la denuncia y abandonar su cargo, Herrera sostiene que "se ha utilizado un accidente de tráfico para desestabilizar a un gobierno progresista en La Rioja". "Aquí hay una cacería contra mi familia y contra mi persona", señaló.

Más noticias de Política y Sociedad