Público
Público

La Policía calcula que existen 300 ultraderechistas proclives a "prestar oídos" a Qanon en España

La Brigada de Información no ve de momento un "riesgo potencial" en ese movimiento conspiracionista de extrema derecha, que cuenta con varios grupos en Telegram con algo más de 4.000 seguidores.

Simpatizantes de Qanon
Simpatizantes estadounidenses del movimiento Qanon en una imagen de archivo. Leah Mills / REUTERS

La semilla está plantada, pero de momento nadie sabe a ciencia cierta cuánto crecerá. El movimiento conspiracionista y ultraderechista Qanon, que según distintos expertos presenta claros rasgos de secta, ha iniciado su fase de implantación en España. Su objetivo: transmitir que la salvación está al alcance de la mano de quienes se sumen a su confusa y variopinta batalla.

"Que nadie os engañe, no somos de extrema derecha, somos almas que queremos ser libres y nos gusta Donald Trump por su valentía y arrojo y por su lucha contra el globalismo y sus políticas de depredación y pérdida de derechos civiles", escribió el fundador de los grupos de Telegram de Qanon España, un hombre que actúa bajo el seudónimo de Alpaxino y al que Twitter ya le ha cancelado su cuenta.

Ese mismo individuo amenazó esta semana a periodistas y al diario Público por la publicación de un artículo en el que se señalaba que Qanon preparaba a su ejército de "soldados digitales". La noticia provocó el enfado de Alpaxino y de otros destacados miembros del grupo, que incluso llamaban a "hacer una acción todos juntos" contra el autor de esta información. "Al cuello", sugirió una de sus seguidoras. 

En ese contexto, fuentes próximas a la Brigada de Información de la Policía Nacional señalaron a Público que el movimiento Qanon en España "no tiene prácticamente recorrido", por lo que de momento no es factor de "preocupación" en el ámbito de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Las fuentes policiales consultadas por este periódico indicaron que ese grupo "prácticamente no tiene ningún tipo de infraestructura", al tiempo que subrayaron "ahora mismo no es un riesgo potencial". En el ámbito de la Brigada de Información consideran que en España "no hay un problema racial como en Estados Unidos", por lo que creen que el desarrollo de Qanon –que en realidad está enfocado en asuntos que superan las fronteras del discurso habitual racista o xenófobo– está acotado.

No obstante, la Policía mantiene un "seguimiento de las personas más violentas". En tal sentido, señalaron que en el mundo de la ultraderecha española hay alrededor de 300 activistas "que podrían prestar oídos para posteriormente seguir sus actos". A día de hoy, el grupo principal de Qanon España en Telegram tiene más de 4.000 seguidores, aunque no todos participan con la misma frecuencia. 

Por su parte, el psicólogo experto en sectas y supervisor clínico de de la Asociación Iberoamericana para la Investigación del Abuso Psicológico (AIIAP), Miguel Perlado, advierte que Qanon cuenta con "caldo de cultivo" en España. "Como gran parte de las sectas existentes, el punto de irradiación es Estados Unidos", observó.

Perlado destacó además que "todos los parámetros que muestran son prototípicos de un funcionamiento sectario, desde su ideología tendente a los extremos hasta las mismas tácticas de acercamiento y adoctrinamiento de las sectas", en las que se busca precisamente que "la gente quede atrapada en una nueva realidad".

"Se lo ponéis muy fácil"

En los últimos días, el administrador de los grupos de Qanon España en Telegram envió varios mensajes a sus seguidores para ordenar que no se publicasen contenidos susceptibles de ser identificados con la ultraderecha. De hecho, una de sus principales obsesiones es evitar que se le vincule públicamente con grupos radicales.

"Al que escriba cosas que no tienen sentido o que puedan hacer pensar que este grupo es violento, de extrema derecha, fascista o algún tipo de comentario que la prensa pueda utilizar en nuestra contra, salís fuera, de una. Porque a cuenta vuestra y de comentarios de la gente que venís aquí, se lo ponéis muy fácil a la prensa para que nos tachen luego de todo lo que ellos quieran. Si no entendéis esto, no nos merecemos que estéis en nuestro grupo", afirmó Alpaxino en uno de sus audios. 

Más noticias de Política y Sociedad