Público
Público

Carmona se perfila como líder del PSM para aunar al partido

"Es uno de los sueños de mi vida, siempre diría que sí a ser secretario general", ha afirmado el candidato socialista a la Alcaldía de Madrid.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 6

Antonio Miguel Carmona, durante una entrevista con 'Público'. /CHRISTIAN GONZÁLEZ

En las últimas 48 horas sólo ha habido un consenso entre Ferraz y Callao, es decir, entre la cúpula estatal y la dirección frente a la que se situaba Tomás Gómez en Madrid: Antonio Miguel Carmona. El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid ha logrado concitar los elogios de Tomás Gómez y de Rafael Simancas, y que ambos apuesten por él para seguir aspirando a gobernar la Casa de la Villa.
De hecho, Carmona ha afirmado este viernes que estaría dispuesto a ser secretario general del PSM si se lo piden los militantes. "Por supuesto, es uno de los sueños de mi vida, siempre diría que sí a ser secretario general", ha dicho en declaraciones a la Cadena Ser. Eso sí, ha dicho que "primero" quiere ser alcalde de Madrid y que antes de dar el paso hablaría con Tomás Gómez, recién destituido de ese puesto, y con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ambos amigos suyos.

Carmona también ha dicho que "en absoluto" se ha planteado dimitir tras la destitución de Tomás Gómez, precisamente porque aspira a ser alcalde y las encuestas le son favorables. Y ha añadido que está trabajando para que la crisis se resuelva cuanto antes, aconsejando a sus compañeros que no se den "un tiro en el pie". De entrada, ha asegurado que él acata la decisión de Ferraz de disolver la dirección del PSM. "Hasta ahí podíamos llegar", ha zanjado.

Carmona ha mantenido un equilibrio imposible en la cuerda floja, pero no ha caído al vacío. Y, por ello, todas las miradas están puestas en su persona para que sea el próximo secretario
general del Partido Socialista de Madrid (PSM)
, como la única posibilidad de aunar a los dos sectores enfrentados.

Carmona sabe que su equilibrio político es muy difícil de mantener, y casi considera un milagro estar aún en pie

Fuentes de Ferraz y del PSM lo consideran la decisión más razonable, porque puede ejercer de hombre-puente entre los dos sectores y evitar un cisma en el partido. Además, si logra la
Alcaldía de Madrid su liderazgo sería incuestionable
pero, aún en el caso contrario, se le ve como el hombre de consenso para liderar a los socialistas madrileños.

Carmona tuvo el pasado jueves una larga conversación con Rafael Simancas, donde este asunto no se trató. Pero el apoyo del presidente de la gestora de Madrid fue incondicional a su candidatura, y buscó claramente su respaldo en este conflicto.

Por su parte, el candidato a la Alcaldía, que juega entre dos aguas, mostró su disgusto por la composición de la gestora pero, pese a ello, hubo gran entendimiento entre los dos dirigentes socialistas.

En todo caso, Carmona está exclusivamente centrado en intentar ser alcalde de Madrid y no quiere entrar en temas de partido, de momento. De hecho, no habrá un Congreso del PSM, como mínimo, hasta después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo, por lo que no quiere ni plantearse esa posibilidad.

Además, el candidato socialista a la Alcaldía sabe que su equilibrio político es muy difícil de mantener, y casi considera un milagro estar aún en pie.

Desde Ferraz, se le ve con buenos ojos. Baste recordar que fue presentado el pasado martes por el propio secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un desayuno informativo. El líder del PSOE confía en él y cree que es la opción más segura para unir al PSM. Si lograra la Alcaldía, además, sería todo un respaldo para el liderazgo de Sánchez, y por eso se apuesta por él en Ferraz.

Más noticias en Política y Sociedad