Público
Público

Cayo Lara y Llamazares critican en un manifiesto a Iglesias y Garzón por no saber frenar a la derecha

Los firmantes defienden que "es urgente que la izquierda y las fuerzas progresistas inviertan esta deriva abandonando sus inercias, su confusión y su ambigüedad".

Publicidad
Media: 2
Votos: 9

Cayo Lara y Gaspar Llamazares. EUROPA PRESS/Archivo

Los excoordinadores federales de IU Gaspar Llamazares y Cayo Lara y dirigentes y cargos públicos de la coalición de izquierdas, críticos con la dirección de Alberto Garzón, han lanzado un manifiesto en el que denuncian que ni su organización ni Podemos han sabido hacer frente al avance de la derecha y la extrema derecha, por sus "estériles tacticismos cortoplacistas", sus "promesas demagógicas" o sus "miserias oportunistas".

En este escrito, que lleva por título Por una izquierda con futuro: hacer que lo necesario sea posible, los firmantes constatan que se ha abierto un "ciclo conservador tradicional", caracterizado por el avance de la extrema derecha, y defienden que "es urgente que la izquierda y las fuerzas progresistas inviertan esta deriva abandonando sus inercias, su confusión y su ambigüedad".

"La confianza mágica en que el tiempo acabará por darnos la razón, los discursos autocomplacientes, las promesas simplistas y demagógicas y las miserias oportunistas son lastres que es imprescindible eliminar", avisan.

Además de Lara y Llamazares, firman el manifiesto miembros de la dirección de IU críticos con Garzón como José Antonio García Rubio o la eurodiputada Paloma López, de la corriente + izquierda; Tasio Oliver, del partido Izquierda Abierta, que lideran Llamazares y Montserrat Muñoz; el diputado valenciano Ricardo Sixto, impulsor del sector crítico Coordinadora de militantes Independientes de IU; el ex líder de IU en Andalucía Diego Valderas; o el alcalde de Zamora, Francisco Guarido.

Rechazan el acuerdo que cerraron Iglesias y Garzón

Aunque no hacen mención expresa ni a Garzón ni al líder morado, Pablo Iglesias, los impulsores de esta iniciativa reprochan a los dos dirigentes el acuerdo "cupular" de confluencia que alcanzaron para concurrir como Unidos Podemos en las generales de junio de 2016, en las que los resultados demostraron, a su juicio, que este tipo de pactos "no siempre suman, sino que, en ocasiones, restan y dividen".

"La deseable aspiración a la unidad de acción de la izquierda política y social española debe ser real y basarse en el respeto a la pluralidad y no en pretensiones de hegemonía excluyente, en el reproche mutuo, en estatutos de limpieza de sangre o en estériles tacticismos cortoplacistas", reclaman.

En esta línea, critican a las direcciones de IU y Podemos por "arrojar al sumidero de la historia" la "ligera mayoría" que consiguió la izquierda en las elecciones generales de 2015, y por haber forzado unas nuevas elecciones en las que la derecha "recuperó su hegemonía".

Así, critican que mientras en Portugal se constituyó en 2015 un gobierno progresista, "la izquierda española apenas prestó atención a este hecho porque estaba demasiado ocupada en conseguir (o evitar, según el caso) el famoso sorpasso y porque algunos estaban demasiado distraídos con la supuesta, próxima e inevitable ruptura del régimen del 78 y con remediar el "fiasco" de la transición".

Critican su falta de "voluntad" con el Gobierno del PSOE

Aunque destacan que la moción de censura y "la mera existencia de una alternativa de gobierno tangible ha tenido un efecto positivo en la opinión pública", lamentan que las fuerzas progresistas no estén manifestando, a su juicio, su "voluntad firme de engancharse a este tren para propiciar un cambio real en el país".

"Sin embargo, la realidad es que, seis meses después de la investidura de Sánchez, una parte de los apoyos parlamentarios ha roto con el Gobierno y su socio mayoritario ya lo da por liquidado", afirman, en referencia a Podemos, quien pidió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que convoque elecciones si no es capaz de aprobar los Presupuestos Generales del Estado.

A este respecto, los firmantes se muestran partidarios de que el Gobierno siga adelante aprobando medidas progresistas si no es posible sacar adelante las cuentas públicas, para no ir a elecciones con un Ejecutivo "asociado a conceptos como 'inviabilidad', 'inutilidad' o 'fracaso'.

"Que cualquier fuerza progresista pueda oponerse a ello o, sencillamente, entorpecer este propósito constituiría un error imperdonable", advierten, al tiempo que piden "huir del círculo vicioso de crispación, volatilidad, confusión y sobresalto permanente que caracteriza la política española", porque eso beneficia a la derecha.

En este sentido, defienden que "el futuro de la izquierda pasa más por explicar, por convencer al no convencido y por defender con firmeza nuestros valores y nuestros objetivos estratégicos". "Pasa, en fin, por reconocernos a nosotros mismos en nuestra pluralidad, ejerciendo la crítica y la autocrítica pero sin poner jamás los intereses partidistas por encima de las posibilidades de colaboración", reivindican.

Primera conferencia política de Actúa

Este manifiesto llega poco antes de que el partido Actúa, impulsado por la Izquierda Abierta de Llamazares, el exjuez Baltasar Garzón, la periodista Teresa Aranguren, o la abogada Cristina Almeida, celebre este sábado su I Conferencia Política para erigirse oficialmente como formación política.

En este encuentro, que interpretan como "un antes y un después en la organización", establecerán entre otras cosas las pautas a seguir para afrontar el proceso electoral que se abre en 2019, y avanzan que harán "algunos anuncios importantes al respecto".

Más noticias en Política y Sociedad