Público
Público

Cese de Diego Pérez de los Cobos Marlaska: "No les preocupa que se filtre un informe judicial, les preocupa que el ministro sepa de esa filtración"

El ministro del Interior insiste en que ni él ni ninguna persona de su equipo pidió ningún informe a la Guardia Civil. PP y Ciudadanos piden su dimisión y los de Casado aseguran que es un ministro "acabado".

Fernando Grande-Marlaska en el Congreso
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este miércoles en el Congreso / EFE

El Congreso ha sido el escenario este miércoles de una nueva sesión de control al Gobierno centrada prácticamente en su totalidad en el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a raíz de la destitución de coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos. Más allá de las preguntas parlamentarias al ministro, casi todos los diputados del PP que tenían una pregunta para algún miembro del Ejecutivo han aprovechado su intervención para cargar contra el ministro, empezando por el líder de la formación, Pablo Casado.

Uno de los enfrentamientos más duros se ha dado entre Marlaska y la diputada del Grupo Popular Ana Belén Vázquez que ha asegurado sentirse "sorprendida" por la presencia del ministro en el hemiciclo: ": Me resulta increíble verle sentad ahí perdiendo su dignidad. Ha perdido la confianza de los españoles provocando injerencias en la Justicia para salvar al Gobierno. Cuando un ministro falta al juramento de la verdad, dimite", ha asegurado la parlamentaria.

"Prometo decir la verdad y toda la verdad. Ni este ministro ni ningún miembro de su equipo pidió ningún informe a la Guardia Civil", ha respondido Marlaska, negando así las acusaciones de los diputados de la oposición. En el documento al que se refiere (que revela el supuesto requerimiento de información del ministro a Pérez de los Cobos) se pidió una indicación de lo que había ocurrido y por qué se había omitido a la cadena de mando en tal circunstancia. No les preocupa que se filtre el informe a un periodista, les preocupa que el ministro sea consciente de lo que está ocurriendo para evitar esa filtración".

Vázquez ha reprendido de nuevo a Marlaska, al que ha acusado de "echarle un pulso a la Guardia Civil". "No es un ministro sin prestigio, es un ministro acabado. Le pido que no llegue al sillón de la Justicia siendo todavía ministro. Dimita", ha concluido la diputada. "La filtración es un delito de revelación de secretos. Una filtración puede desacreditar una investigación, y no vamos a permitir que el día a día de la Guardia Civil sea denostado por terceros", ha respondido el ministro.

Aunque Vázquez ha sido la primera parlamentaria en interpelar al ministro del Interior durante la sesión de control, todos los diputados del PP que han tenido preguntas para otros ministros han aprovechado buena parte de sus tiempos de palabra para arremeter contra Marlaska e interpelarle de forma directa.

Pablo Casado ha sido el único que se ha referido a él de forma indirecta, ya que ha responsabilizado directamente al presidente del Gobierno de la supuesta orden para que De los Cobos revelase información de la investigación judicial sobre el 8M. "¿Qué hace en el banco azul, señor Marlaska? Márchese. Usted solo da pena y miedo", ha dicho la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, que en ese momento interpelaba a la vicepresidenta primera del Gobierno.

Segundo intento, tras el 'eclipse' de Álvarez de Toledo

En sesión de control de la pasada semana, los partidos de la derecha habían planeado una ofensiva parlamentaria contra el ministro del Interior, que fue interpelado de una u otra manera por la mayoría de los diputados de la oposición. Sin embargo, las palabras de Álvarez de Toledo sobre el padre del vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, terminaron por eclipsar esta ofensiva, por lo que el PP y Vox han vuelto a intentar repetir la estrategia en esta ocasión.

El secretario general de la formación de ultraderecha, Javier Ortega Smith, ha formulado su pregunta al ministro de Justicia, pero la pregunta se interesaba por las supuestas "injerencias" de Interior en el Poder Judicial. También ha empleado un tono bronco el diputado de Vox y vicepresidente cuarto de la Mesa del Congreso, Ignacio Gil Lázaro, que ha acusado a Marlaska de tener una "conducta tramposa, inmoral y cobarde". "Se ha convertido en un burdo aprendiz de esbirro del Gobierno. Váyase, señor Marlaska, si es que conserva un mínimo de honor, dignidad y vergüenza".

Más noticias de Política y Sociedad