Público
Público

Pérez de los Cobos La derecha saca toda su 'artillería' contra Marlaska en el Congreso: ETA, insultos y querellas contra altos cargos de Interior

El ministro del Interior monopoliza toda la sesión de control al plantearle PP, Vox y Ciudadanos hasta 8 preguntas relacionadas con el caso de Diego Pérez de los Cobos. El PP da una pregunta sobre el acuerdo con Bildu a Teresa Jiménez-Becerril, familiar de víctima de ETA, y desde Vox llaman "miserable" a Marlaska.

Fernando Grande-Marlaska en el Congreso
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este miércoles en el Congreso / EFE

La sesión de control de este miércoles en el Congreso tenía 15 preguntas de los grupos de la oposición a los miembros del Gobierno; ocho han sido para el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a cuenta del cese del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, Diego Pérez de los Cobos. De los ocho parlamentarios que han interpelado al ministro, la gran mayoría han pedido, al menos en una ocasión, su dimisión, y prácticamente todas las intervenciones han estado cargadas de insultos y marcadas por un tono bronco y duro.

El ministro se ha estrenado con la diputada del PP Teresa Jiménez-Becerril que le ha preguntado a Marlaska si "piensa pactar con sus nuevos socios preferentes de Bildu la mejor estrategia para aislar políticamente y poner a disposición judicial a los responsables de los últimos episodios de violencia callejera en el País Vasco y Navarra", en referencia al acuerdo alcanzado con la formación vasca para derogar la reforma laboral.

"¿Qué valor tiene su palabra cuando dijo que nunca pactaría con Bildu? ¿Qué le deben ustedes a los voceros de ETA? Bildu humilla con su sola presencia a este Parlamento. Se ha convertido usted en un villano para los que defendemos la dignidad de la Benemérita", ha asegurado Jiménez-Becerril durante su intervención, en la que ha apelado a la memoria de las víctimas de ETA, y concretamente a su hermano, asesinado por la banda.

"Yo no hago halago del pasado ni de ninguna situación personal, pero tenemos mucho en común. Su partido sabe a quién tiene que poner cuando hablamos del terrorismo, gente con la que me unen cuestiones de piel y sentimientos. Este ministro del Interior no olvida el terrorismo de ETA y los objetivos que quedan por conseguir. La sociedad lo que busca ahora es una respuesta" a las consecuencias de la pandemia, ha defendido.

Tras el cara a cara con Jiménez-Becerril, el resto de diputados ha caído sobre el ministro del Interior con un aluvión de preguntas, críticas, insultos y peticiones de dimisión a cuenta del cese de Pérez de los Cobos y el anuncio de Marlaska sobre la aprobación del tercer tramo de la equiparación salarial de Policía Nacional y Guardia Civil (que la oposición interpreta como una "cortina de humo" e intento de reconciliación con los cuerpos policiales tras el caso de Pérez de los Cobos).

El ministro del Interior ha insistido en todas sus respuestas en que la equiparación salarial era un compromiso del Gobierno (arrastrado de un acuerdo sin cumplir del Ejecutivo de Mariano Rajoy) que se iba a llevar a cabo en el primer trimestre de 2020, pero que fue paralizado por la emergencia de la covid-19.

El diputado del PP Mario Garcés le ha preguntado al ministro por su "conciencia" y ha puesto en duda su "coherencia" entre sus etapas como juez y, posteriormente, como ministro, y su "competencia": "Le pido que restituya al coronel Pérez de los Cobos", ha terminado diciendo.

"Conducta miserable" e "injerencias" en el Poder Judicial

El resto de diputados del PP, y también los de Vox, han acusado al ministro del Interior de "presionar" a Pérez de los Cobos para que le diera información sobre el informe que la Guardia Civil preparaba acerca de las manifestaciones del 8M a las puertas de la emergencia del coronavirus en el marco de la investigación judicial que se lleva a cabo. Los representantes de estas formaciones han acusado abiertamente a Marlaska de cesar al coronel por "obedecer la ley" y negarse a pasar esta información a sus superiores.

"La semana pasada usted quería conocer el contenido de este informe y presionó a Pérez de los Cobos a través de sus superiores pidiéndole que incumpliera la ley. Cuando era juez le pedía a la Guardia Civil que cumpliera la ley, y ahora como ministro exige que la incumplan. Si tuviera la dignidad que tuvo como juez ya habría dimitido por injerencias", ha dicho el diputado del PP Eloy Suárez.

"Usted y su Gobierno han tocado fondo. Es usted un irresponsable. Cesan a Pérez de los Cobos por cumplir con su obligación, lo que es un ataque gravísimo al Poder Judicial y a la Guardia Civil. Usted ha dilapidado todo su prestigio y ha anunciado la equiparación para sofocar el caos. Está traficando con la equiparación salarial. No tienen escrúpulos", ha añadido la también diputada del Grupo Popular Carolina España.

El diputado de Vox y vicepresidente cuarto de la Mesa del Congreso, Ignacio Gil Lázaro, ha acusado al ministro de tener una "conducta miserable": "Su coducta en el caso Pérez de los Cobos ha sido miserable, mentirosa y presuntamente delictiva. Qué vergüenza, señor ministro. Por encima de usted y de este Gobierno están la democracia y nuestra querida y respetada Guardia Civil".

Marlaska: "Ser diputado no da derecho a imputar delitos graves a un ministro sin pruebas"

"Ser diputado no da derecho a imputar delitos graves a un ministro sin pruebas", ha respondido Marlaska, que ha negado cualquier tipo de "injerencia" en el Poder Judicial y ha insistido en que el cese de Pérez de los Cobos se enmarca en una "renovación" de los distintos equipos del Ministerio del Interior.

Sobre el informe del 8M, el ministro también se ha querido mostrar tajante, ha negado que diera la orden de pedir datos sobre la investigación y ha elevado el tono contra el PP: "Este informe ya está ante la autoridad judicial. En otras ocasiones no llegaban los informes, porque se cambiaba a la gente para que los informes no se realizaran", ha asegurado.

La secretaria general del Grupo Parlamentario de Vox, Macarena Olona, ha anunciado que su partido se va a querellas contra la directora general de la Guardia Civil y contra el secretario de Estado de Seguridad: "Fuerza y honor a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", ha finalizado su intervención.

"No patrimonialicen a la Guardia Civil", ha instado Marlaska, que ha manifestado todo su "apoyo" a los altos cargos contra los que el partido de ultraderecha ha anunciado querellas.

Más noticias de Política y Sociedad