Público
Público
Primer pleno de la legislatura

El Congreso busca fecha para su primer pleno sin hacer un feo al rey

La Cámara estudia celebrar la solemne apertura de las Cortes con Felipe VI el 3 de febrero, pero la fecha definitiva depende de Zarzuela. Antes del 5 de febrero, el Congreso debe convalidar un decreto pendiente que aprobó el Gobierno en diciembre.

Felipe VI y Meritxell Batet
Felipe VI y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, durante una audiencia en Zarzuela /Casa Real

El Congreso se prepara para celebrar la solemne apertura de las Cortes el 3 de febrero, pero la fecha definitiva se cerrará en función de la agenda de Felipe VI. Ese día, lunes, es la primera jornada hábil del primer periodo de sesiones de la legislatura, ya que durante todo el mes de enero la Cámara se encuentra en periodo inhábil.

La apertura de las Cortes condiciona, además, la agenda para celebrar el primer Pleno del nuevo ciclo político en el que se decidirá sobre medidas del Gobierno y del propio Parlamento. El Ejecutivo aprobó en diciembre un decreto que expirará el 5 de febrero si el Congreso no acepta convalidarlo antes.

El Consejo de Ministros (entonces de un Gobierno en funciones) aprobó la norma el 27 de diciembre para impulsar medidas en materia tributaria, catastral y de Seguridad Social. Concretamente el decreto recoge, entre otras reformas, la supresión de la revalorización de las pensiones al 0,25% fijada por ley (el Ejecutivo ha aprobado subirlas al 0,9%), así como una actualización de los valores catastrales.

Es muy probable que a este primer Pleno de la legislatura no solo llegue la norma aprobada por el Gobierno en diciembre, sino algunas de las reformas anunciadas por el Ejecutivo de coalición (ya en plenas facultades) e, incluso, alguna medida que provenga del propio Parlamento.

El Consejo de Ministros ha aprobado, entre otras cuestiones, la mencionada subida de las pensiones al 0,9% y una subida del 2% del salario de los funcionarios, ambas con efectos retroactivos al 1 de enero. En cuanto al Congreso, está pendiente una reforma del Reglamento para adaptar las comisiones a la estructura del nuevo Ejecutivo, que cuenta con 18 ministerios y cuatro vicepresidencias.

La apertura de las Cortes suele marcar el inicio de la legislatura parlamentaria y es costumbre que se celebre antes de iniciar el calendario de las sesiones plenarias. Sin embargo, el hecho de que la Cámara estudie fijarla para el 3 de febrero y la circunstancia de que el decreto aprobado en diciembre expire solo dos días después, deja pocas posibilidades para celebrar un Pleno antes de que el rey acuda a la Cámara.

El Congreso podría convocar un Pleno extraordinario

La Diputación Permanente podría fijar un Pleno extraordinario (por estar fuera del periodo de sesiones) la próxima semana para convalidar el decreto pendiente y resolver, de paso, otras cuestiones (sin reforma del Reglamento no se pueden constituir las comisiones parlamentarias, los principales órganos de trabajo de la Cámara y los únicos que aún no han sido constituidos).

También se podría celebrar un Pleno ordinario el martes 4 de febrero. En este caso, la sesión se celebraría in extremis (por la expiración del decreto), pero tendría lugar después de la visita de Felipe VI. La Mesa se reunirá este jueves para abordar el calendario de sesiones plenarias del próximo periodo de sesiones y el acuerdo al que deben llegar los grupos para constituir las comisiones.

ERC, la CUP y el BNG ya han avanzado que no acudirán a la apertura de las Cortes. JxCat y Bildu lo decidirán en los próximos días

La denominada solemne apertura de las Cortes es un acto institucional que viene recogido en el Reglamento del Congreso, que inaugura la legislatura y al que acude el rey. Tanto el monarca como la presidenta de la Cámara pronuncian un discurso en el hemiciclo y, tras levantar la sesión, Felipe VI preside un desfile militar acompañado de las presidentas de Congreso y Senado y de los miembros del Gobierno.

Este acto no se celebró ni en la XI Legislatura (tras las elecciones de diciembre de 2015), ni en la XIII (tras los comicios del 28 de abril de 2019), ya que constituyeron dos investiduras fallidas en las que no se logró formar Gobierno y que derivaron en una repetición electoral.

La última sesión de apertura de las Cortes que se celebró tuvo lugar el 17 de noviembre de 2016, después de la investidura de Mariano Rajoy. Fue la primera a la que acudió Felipe VI como monarca, ya que en la anterior (2011) todavía era rey Juan Carlos I.

En esta ocasión no acudirán al acto ni ERC (que tampoco acudió a la ronda de consultas con el rey antes de la investidura), ni la CUP ni el BNG. JxCat y Bildu decidirán si asistir o no en los próximos días.