Público
Público

El Pleno con el rey condiciona el debate de las primeras medidas de la legislatura

La Cámara no celebrará un Pleno con iniciativas hasta que se constituya el nuevo Gobierno, que será, en principio, a mediados de la próxima semana. Además, está pendiente la celebración de la solemne apertura de las Cortes, presidida por el rey, que marca el inicio de la legislatura parlamentaria y que ya se encuentra fuera de plazo.

Felipe VI, durante la conmemoración del 40 aniversario de las elecciones de 1977 celebrada en el Congreso / EFE

El debate en el Congreso de las primeras medidas de la XIV Legislatura podría aplazarse hasta febrero. La intención de la Cámara Baja es la de poner en marcha cuanto antes el calendario de sesiones plenarias para comenzar a aceptar o a rechazar las iniciativas legislativas registradas por los grupos y por los diputados, así como aquellas que se aprueben en los primeros Consejos de Ministros del Gobierno de coalición.

El calendario parlamentario más próximo, sin embargo, no parece que vaya a poner las cosas fáciles para agilizar los trámites. Tras la investidura, quedan varias cuestiones pendientes por resolver en el Congreso antes de que el Parlamento comience sus trabajos legislativos, aunque desde la Mesa no se descarta que se pueda celebrar un Pleno antes de que finalice enero, a pesar de que lo ven difícil.

Una de las citas fijas del calendario es la denominada solemne apertura de las Cortes Generales. Se trata de un acto institucional que viene recogido en el Reglamento del Congreso, que inaugura la legislatura y al que acude el rey.

Tanto el monarca como la presidenta de la Cámara pronuncian un discurso en el hemiciclo y, tras levantar la sesión, Felipe VI preside un desfile militar acompañado de las presidentas de Congreso y Senado y de los miembros del Gobierno.

Este acto no se celebró ni en la XI Legislatura (tras las elecciones de diciembre de 2015), ni en la XIII (tras los comicios del 28 de abril de 2019), ya que constituyeron dos investiduras fallidas en las que no se logró formar Gobierno y que derivaron en una repetición electoral.

La última sesión de apertura de las Cortes que se celebró tuvo lugar el 17 de noviembre de 2016, después de la investidura de Mariano Rajoy. Fue la primera a la que acudió Felipe VI como monarca, ya que en la anterior (2011) todavía era rey Juan Carlos I.

Comisiones y Diputación Permanente

Aunque el Congreso todavía no maneja una fecha exacta para celebrar el acto, la apertura de las Cortes ya está fuera del plazo establecido en el Reglamento de la Cámara, que recoge que tendrá lugar en los 15 días posteriores a la sesión constitutiva, que se celebró el 3 de diciembre.

En 2016 ya se situó fuera del plazo reglamentario, ya que se prioriza que haya un Gobierno con plenas facultades. Precisamente por esto, el acto no tendrá lugar hasta que se conforme el Ejecutivo, después de que se proceda a los nombramientos de todos los ministros.

La apertura de las Cortes no es el único procedimiento que puede desplazar la llegada de las primeras medidas al Pleno del Congreso. La Cámara también quiere tener constituidas cuanto antes las comisiones parlamentarias y la Diputación Permanente. Este último órgano es el más "urgente", afirman fuentes parlamentarias, ya que se encarga de los trabajos más importantes del Pleno en los periodos fuera de sesiones.

Ninguna de estas cuestiones se resolverá hasta que haya Gobierno, por lo que hasta mediados de la próxima semana no parece que se vayan a poder agilizar los trámites. Normas como la reforma de la ley mordaza o la despenalización de la eutanasia aguardan a que el Congreso eche a andar definitivamente.