Público
Público

Consejo de Ministros Montero: "Los exiliados republicanos lucharon por defender la legalidad vigente; otros la quebrantan"

La portavoz del Gobierno evita referirse concretamente a la entrevista de Pablo Iglesias pero defiende que "España es un Estado de derecho y estamos en una democracia plena". El vicepresidente rechaza que el compromiso de Unidas Podemos con la memoria antifascista esté en cuestión y advierte de que no se sumará a la "criminalización del independentismo".

Consejo de Ministros
La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, este martes en La Moncloa. J.J Guillén / EFE

manuel sánchez / alexis romero

Las entrevista de Pablo Iglesias en la que consideró al expresident de la Generalitat de Catalunya Carles Puigdemont como un "exiliado", tras ser preguntado si su situación podría ser equiparable a la de los exiliados republicanos durante el franquismo, ha llegado este martes hasta el mismo Consejo de Ministros.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha valorado esta cuestión y se ha desmarcado del vicepresidente segundo durante la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo. "España es un estado social y de derecho y estamos en una democracia plena. Los exiliados republicanos lucharon por defender la legalidad vigente; otros la quebrantan", ha asegurado la portavoz.

Este lunes la portavoz de Unidas Podemos Isa Serra había advertido sobre la necesidad de distinguir la consideración de exiliado que Iglesias le atribuyó a Puigdemont y los diferentes contextos históricos y políticos de los republicanos perseguidos por la dictadura franquista y el del independentismo: "Decir que Puigdemont es un exiliado no es equipararlo al dolor de las víctimas del franquismo", aseguró.

Montero ha preferido desmarcarse de las palabras de Iglesias y no entrar en matizaciones: "He respondido de forma nítida y clara respecto a mi valoración. Los exiliados republicanos defendieron la legalidad y no la quebrantaron". La portavoz del Gobierno ha recordado cuáles han sido las políticas y decisiones que el Ejecutivo ha adoptado hasta el momento en materia de memoria histórica, y ha reivindicado esta materia como "una seña evidente de la identidad de este Gobierno".

En este sentido se ha referido a cuestiones como la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, la recuperación del Pazo de Meirás para el erario público, el establecimiento del 8 de mayo como el día para el recuerdo de las víctimas del franquismo y de la Guerra Civil o la posibilidad de que los hijos y nietos de republicanos exiliados por el franquismo puedan obtener la nacionalidad española.

Iglesias: "Espero que la derecha apoye la ley de memoria"

"Hemos trabajado con las asociaciones memorialistas para defender la dignidad de las víctimas del franquismo y seguiremos en esa línea", ha concluido la portavoz. Este mismo martes, el propio Iglesias ha salido al paso de las críticas sobre la referencia a Puigdemont en su entrevista

"A los exiliados, a los republicanos y a los antifascistas españoles se les ha humillado históricamente en nuestro país. Hay decenas de miles de ellos que siguen enterrados en cunetas. Ha tenido que llegar el primer Gobierno de coalición de la historia de nuestro país en 80 años para que el Estado vayamos a ser responsables de la exhumación de los cuerpos de antifascistas que en este país combatieron a favor de la democracia. Es llamativo que fuerzas políticas y poderes mediáticos que han estado en contra de la ley de memoria histórica se acuerden ahora de los republicanos españoles", ha asegurado.

En este sentido, Iglesias ha dicho que espera "que esto sirva para que los partidos de la derecha y la ultraderecha apoyen la ley de memoria histórica". El vicepresidente segundo ha querido dejar claro que el compromiso de Unidas Podemos con la memoria antifascista y republicana no está en cuestión: "A mi abuelo lo condenaron a muerte y estuvo cinco años en prisión por republicano y antifascista; mi padre estuvo en la cárcel por republicano y por combatir contra la dictadura y mi madre militó en clandestinidad. Lecciones de una fuerza que gobierna en este país con un partido que reivindica los gobiernos terroristas de la dictadura y de los que impiden que se investiguen los presuntos delitos del rey Juan Carlos, ninguna".

"Claro que los contextos históricos son diferentes, es indiscutible. Pero yo no me voy a sumar a la criminalización del independentismo. No soy independentista, soy demócrata, defiendo el diálogo y a mi no me van a ver criminalizando a alguien por sus ideas.", ha rematado.

Más noticias