Público
Público

Coronavirus en Brasil Bolsonaro llama "gripecita" al coronavirus y descarta el confinamiento

Los brasileños piden medidas al gobierno ante la pandemia de la COVID-19, que ya suma en Brasil 2.247 contagiados y 46 muertes.

Una mujer con una máscarilla protesta golpeando una olla durante una declaración televisda del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, este martes en Brasilia (Brasil). EFE/Joédson Alves
Una mujer con una máscarilla protesta golpeando una olla durante una declaración televisda del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, este martes en Brasilia (Brasil). EFE/Joédson Alves

público/agencias

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió este martes que su país deje atrás el "concepto de tierra arrasada" ante el coronavirus y dijo que no hay razón para confinar a la población, por lo que volvió a calificar la COVID-19 de "gripecita". El líder de la ultraderecha brasileña declaró que "el virus llegó" y "en breve pasará", subrayando que la "vida debe seguir", los "empleados tienen que ser mantenidos" y el "ingreso de las familias tiene que ser preservado".

Con las cifras en Brasil por coronavirus, que ya alcanzan los 2.247 contagiados y las 46 muertes, algunos gobiernos del país, como el estado de São Paulo ya han declarado en cuarentena a toda la población, y se ha planteado "la prohibición de transporte" y el "confinamiento en masa" para contener la COVID-19. Estas medidas han sido criticadas por Bolsonaro quien destaca que "no hay por qué cerrar escuelas", cuando "en el mundo" los más afectados por la pandemia son las personas mayores de 60 años, añadiendo que "en mi caso particular, en el caso de que fuera contagiado, no precisaría preocuparme, porque sería una gripecita, un resfriadito", quien el pasado sábado cumplió 65 años y por tanto es considerado como grupos de riesgo.

Las 26 ciudades capitales y el Distrito Federal de Brasil han cerrado los comercios que no son de primera necesidad como una de las medidas para frenar el avance del coronavirus en el país. Mientras, los ciudadanos rechazan la minimización del coronavirus por Jair Bolsonaro, y critican duramente las acciones del gobierno que han sido entre otras permitir la suspensión de sueldos por tres meses.

Los brasileños contra Bolsonaro

Como ocurrió durante los últimos días por la noche, en muchas ciudades del país el discurso de Bolsonaro fue acompañado por sonoros cacerolazos, organizados en las redes sociales por personas que protestan casi a diario por el menosprecio del gobernante frente a la pandemia.

"No hay por qué cerrar escuelas" cuando los más afectados por la pandemia son las personas mayores de 60 años, asegura Bolsonaro

Durante sus declaraciones los ciudadanos han protestado en São Paulo y en la capital del país, Brasilia. Mostrando también las críticas contra el Gobierno en las encuestas de opinión, donde se observa una caída de la popularidad de Bolsonaro por su gestión de la crisis sanitaria. A lo que ha respondido el mandatario restándole importancia y argumentando que su país no vivirá la situación de Italia o España, ya que el país latinoamericano cuenta con una población más joven y un clima más cálido.

Los brasileños se están uniendo ante la inactividad del gobierno para ayudarse entre la población ante la pandemia mundial. Una iniciativa ha sido #Covid19NasFavelas, para recaudar fondos que ayuden en la compra de agua, jabón y gel desinfectante, y para informar y concienciar a la población, una medida "totalmente favelada", para tratar de evitar las aglomeraciones en las favelas donde viven más de doce millones de brasileños.

Según el mandatario de Brasil, su Gobierno está adoptando todas las medidas necesarias para proteger a la población, pero sin la "histeria" y el "pánico" que, a su juicio, esparcen por el mundo "algunos medios de comunicación". También subrayó que "el mundo busca un tratamiento para la enfermedad" y que en Brasil y en otros países "se busca comprobar la eficacia de la cloroquina", usada para tratar la malaria y otros males y sobre la cual aseguró que existen "noticias positivas".