Público
Público

Cospedal reúne en Génova a los dirigentes del PP canario en plena pugna por la sucesión de Soria

Los líderes isleños no quieren que la dirección central del partido imponga el 'dedazo' en la elección del presidente de la agrupación regional de la formación. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal García. / EFE

MADRID.- Ni ellos mismos descartan que pueda haber un "incendio" en Génova este miércoles. En el PP temen que la reunión entre María Dolores de Cospedal y Fernando Martínez-Maillo con los dirigentes de la formación en las Islas Canarias termine acrecentando el terremoto que se inició tras la dimisión del exministro José Manuel Soria no sólo como titular de Industria y diputado, sino también como presidente del PP en Canarias

La decisión inicial de la dirección nacional, previa consulta entre la secretaria general y el propio Mariano Rajoy fue la de dejar al secretario general de la formación, Asier Antona, asumiendo las funciones de Soria hasta que un futuro Congreso regional decidiera quién será el nuevo líder de la misma. El propio Antona sonaba como candidato a permanecer en ese puesto, pero gran parte de los líderes insulares se han rebelado contra el previsible 'dedazo' de Génova. 

Y es que a Antona le han salido fuertes competidores en la pugna por la dirección. Según la prensa local, la secretaria del partido en Gran Canaria (la formación más cercana a Soria), Australia Navarro, podría contar con el apoyo no sólo de su propia agrupación, sino también de la de Lanzarote, Fuerteventura y parte de Tenerife y La Gomera. 

Sea como sea, Antona no cuenta con el apoyo de grandes pesos pesados del PP canario como el exalcalde de Las Palmas Juan José Cardona; ni los líderes tinerfeños Cristina Tavío (diputada y vicepresidenta segunda del Parlamento canario) o el propio presidente del PP en Tenerife, Manuel Domínguez.

Otro de los nombres que suenan en las quinielas sucesorias es el del diputado en el Congreso Guillermo Mariscal. Él, que intenta mantenerse al margen de la pugna y rehúsa responder sobre la polémica -tampoco el propio Antona ha querido echar más leña al fuego, al menos, públicamente-, contaría con el beneplácito de Génova, ya que ha sido diputado durante las tres últimas legislaturas (llegó a presidir la Comisión de Industria en la anterior) y es una de las caras más visibles del PP en los medios de comunicación. 

No obstante, Antona sigue siendo el candidato oficial de la dirección nacional, que intenta por todos los medios apagar rápidamente uno de los muchos fuegos abiertos en las últimas semanas (Valencia, Granada y la propia dimisión de Soria tras su implicación en los papeles de Panamá, entre otros) antes de iniciar la campaña de las cada vez más previsibles elecciones del 26 de junio

Varios miembros del PP califican la reunión de "incendio, terremoto o batalla", entre otros calificativos 

Por ello, la secretaria general del partido (Cospedal) y el vicesecretario de Organización (Maillo) se reúnen este miércoles por la mañana, en la sede de Madrid, con los siete líderes insulares: Australia Navarro, por Gran Canaria; Manuel Domínguez, por Tenerife; Águeda Montelongo, por Fuerteventura; Astrid Pérez, por Lanzarote; Asier Antona, por Las Palmas; Javier Trujillo, por La Gomera; y Juan Manuel García Casañas, por El Hierro. 

La reunión se prevé tensa, especialmente, porque los críticos insistirán en imponer los propios estatutos del PP que obligan a que sea el Comité Ejecutivo Regional quien asuma las competencias de "elegir de entre sus miembros a quien tenga que dirigir el partido en caso de fallecimiento, incapacidad, dimisión o incompatibilidad del presidente" para luego elevar esa propuesta a la Junta Directiva Regional. El elegido ocuparía ese cargo hasta el próximo Congreso regional, previsto, igual que el nacional, para finales del verano, una vez hayan pasado las elecciones. 

Los citados críticos no quieren que sea Antona el responsable de designar a quienes formarán parte de las futuras listas electorales ni le ven como el candidato propicio para poder mantener los tres escaños canarios del PP en el Congreso de los Diputados. Además, siempre según la prensa local, consideran que otro 'dedazo' afeará aún más la imagen de la formación a nivel nacional, ya que aleja al partido de la ansiada regeneración que exige la ciudadanía. Por ello, abogan por la creación de una "gestora de consenso" que, como ya ocurrió en Madrid, donde Cristina Cifuentes se quedó al frente tras la marcha de Esperanza Aguirre, tome las riendas de la formación hasta que se celebre el citado Congreso. 

Desde la dirección nacional, en cambio, insisten en convocar directamente la Junta Directiva Regional este viernes, aunque ello les vaya a suponer un problema: incendio, terremoto, tsunami o batalla son algunas de las definiciones que varios miembros del PP daban a la situación actual este martes en los pasillos del Congreso. Si hay acuerdo o no, gestora o sucesor, dedazo o congreso, se sabrá en las próximas horas. 

Más noticias en Política y Sociedad