Público
Público

Crisis del coronavirus El Gobierno ultima un amplio paquete de medidas económicas y laborales para frenar una sangría en el empleo

Entre las medidas a implementar este martes en Consejo de Ministros, el Ejecutivo prevé facilitar la aplicación de ERTEs sin que las empresa entren en pérdidas, y que el Estado asuma parte de los costes. Los autónomos no pagarán cuota si cesa su actividad. Hay un paquete para abordar situaciones de desempleo temporal y con atención a quienes ni siquiera tendrían derecho a la prestación.

Reunión del Consejo de Ministros extraordinario
El Consejo de Ministros extraordinario que aprobará medidas excepcionales frente al coronavirus en virtud de un real decreto ley que establecerá el estado de alarma en todo el país ha comenzado pasadas las 10.30 horas presidido por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

MANUEL SÁNCHEZ / ALEJANDRO L. DE MIGUEL

El Consejo de Ministros prevé aprobar este martes uno de los mayores paquetes de medidas económicas y laborales de la historia democrática, con el objetivo primordial de frenar la sangría en el empleo que se avecina como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Hasta última hora de la tarde del lunes, el Ministerio de Trabajo y Economía Social y el Ministerio de Seguridad Social e Inclusión seguían trabajando en la redacción definitiva, estudiando la viabilidad de las medidas y hasta dónde puede llegar el esfuerzo económico del Ejecutivo. Un tema que ya se debatió con intensidad en el último Consejo de Ministros y donde finalmente no se llegó a ningún acuerdo.

Pero ya no se va a esperar más porque, según han trasladado fuentes del Gobierno a Público, una de las prioridades del Ejecutivo es que la destrucción del empleo tenga un carácter temporal y no permanente, que ninguna empresa se sirva de esta crisis para despedir.

Por ello, la idea es facilitarles que puedan acogerse a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), sin necesidad de entrar en pérdidas -como ocurre hoy-, y que la crisis de coronavirus sea considerada como causa de fuerza mayor.

Además, el Gobierno también estudia que el Estado pueda asumir una parte del salario y las cotizaciones de los trabajadores afectados por la medida, ya que hasta ahora los afectados por un ERTE mantenían el puesto de trabajo, pero no cotizaban ni cobraban sueldo por el tiempo en que se veían privados de empleo. 

Asimismo, el Gobierno prevé un paquete de préstamos públicos a través del ICO que, en su conjunto, podrían alcanzar hasta los 50.000 millones de euros para dar liquidez a Pymes y autónomos.

Los autónomos y parados

Y, en la misma línea, el Consejo de Ministros de este martes, el cuarto en una semana, podría aprobar la suspensión temporal de la cuota de los autónomos. Esto se aplicará fundamentalmente a los que hayan cesado su actividad durante el estado de alarma. A quienes mantengan su actividad se les mantendrá el aplazamiento o fraccionamiento de la cuota. No obstante, la asociación que representa a los autónomos han pedido la suspensión de su cotización durante dos meses.

Se podría suprimir la cuota de autónomos a quienes hayan cesado su actividad durante el estado de alarma

No obstante, es posible que no todo el paquete de ayuda a los autónomos sea abordado este martes y que algunas medidas serán pospuestas, sobre todo, las relativas a si tendrán derecho a prestación por desempleo, sobre lo que hay un gran debate en el Gobierno.

A última hora de la tarde todo seguía abierto. De hecho, algunas de las medidas comprometidas por el Ejecutivo con Patronal y sindicatos previsiblemente no serán abordadas este martes, como admitió el propio secretario general de la UGT.  Pepe Álvarez, en entrevista en El Español, afirmó que otras medidas requieren de más tiempo para su estudio y diseño, e irán a próximas reuniones del Gobierno.

En el plan de choque también se incluirá medidas a los parados como que puedan cobrar la prestación aunque no cumplan el periodo de cotización necesario; y que quienes cobren el subsidio durante el estado de alarma no se le descuente del periodo que tengan acumulado.

Según fuentes del Gobierno, se trata de un paquete muy potente para abordar situaciones de desempleo temporal y con atención especial a quienes ni siquiera tendrían derecho a una prestación,

De hecho, la voluntad de Trabajo era llevar los ERTEs al Consejo de Ministros del pasado jueves, como adelantó este medio. En los últimos días, los ministros que representan a Unidas Podemos en el Ejecutivo, con el vicepresidente segundo y la ministra de Trabajo a la cabeza, han chocado con la vicepresidenta económica a cuenta de cómo actuar en este crisis, a quiénes priorizar con sus primeras medidas, y el volumen de recursos a invertir. 

Pablo Iglesias y Yolanda Díaz tuvieron que asumir ante Nadia Calviño, el sábado, que las medidas de protección a familias, trabajadores, autónomos y pequeñas y medianas empresas debieran retrasarse un poco más. La discusión trascendió a los medios -el presidente del Gobierno retrasó siete horas su comparecencia posterior-, pero no hubo críticas abiertas.

El domingo, eso sí, distintos dirigentes lanzaron una campaña de presión en redes sociales, para reclamar la urgente aprobación de medidas de rescate para la clase trabajadora. 

Calviño gira y ahora defiende una respuesta "contundente"

Por lo pronto, la vicepresidenta tercera ha cambiado de rumbo. De rechazar medidas que dispararan el gasto, Calviño ha pasado este lunes a defender una respuesta "contundente" a nivel fiscal y monetario. "A nivel nacional y supranacional", decía Calviño, antes de participar en la reunión del Eurogrupo de este lunes.

Hasta la fecha, Calviño se mostraba reacia a grandes desembolsos, recondando el volumen de la deuda española, y el fin de semana dio la batalla en este sentido. Ahora parece haber relajado su postura. 

De hecho, todo el Gobierno asume ya que el déficit se disparará y que se confía en que desde Europa se acepte dada la actual situación de crisis.

Más noticias de Política y Sociedad