Público
Público

Crisis en el PSOE madrileño tras el 4M Calma tensa en el PSOE de Madrid a la espera de designar al sustituto de Gabilondo

Hanna Jalloul, el ex alcalde de Soto del Real Juan Lobato o José Cepeda podrían liderar al Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid. La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González; y el propio Lobato se perfilan como aspirantes a reconstruir el partido. Sectores del PSOE madrileño ven prematuro hablar del secretario general y creen que el nombre se perfilará en el 40º Congreso. 

El ‘número 4’ en la lista del PSOE para las elecciones a la Asamblea de Madrid, Juan Lobato
El ‘número 4’ en la lista del PSOE para las elecciones a la Asamblea de Madrid, Juan Lobato. EP

"De luto, molesto y nervioso". Así definió a Público un diputado de la Asamblea de Madrid y destacado dirigente del socialismo madrileño la situación y el estado de ánimo del PSOE madrileño tras el varapalo electoral sufrido el 4M.

No obstante, la composición de la Gestora y la marcha de José Manuel Franco y de Ángel Gabilondo han tranquilizado las cosas, y ahora se está en "una calma tensa" a la espera de los próximos acontecimientos que se avecinan.

El primero será el encuentro previsto para el próximo lunes, cuando la Gestora tenga la primera reunión con el nuevo Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid. Será una primera toma de contacto donde, en principio, no se van a tomar decisiones. Pero servirá para palpar el ambiente.

No obstante, las importantes decisiones que se deben tomar no se pueden demorar mucho. Ya que el Grupo Socialista necesita un nuevo portavoz tras la marcha de Ángel Gabilondo; y una nueva dirección de Grupo cuanto antes. De hecho, la investidura de Isabel Díaz Ayuso se prevé para la primera quincena de junio y el PSOE debe ya tener preparado su equipo parlamentario.

Aunque la lista del PSOE se llenó de fichajes y, en lógica, la 'número dos' de la candidatura, Hanna Jalloul debería ser el recambio lógico de Gabilondo, no está todavía decidido. Muchos dirigentes del PSOE de Madrid no la ven en ese papel, aunque sea de forma provisional; aunque otras fuentes opinan que puede ser una experiencia para que pueda consolidarse de cara al futuro. 

El otro nombre como portavoz es el 'número cuatro' de la lista, Juan Lobato, ex alcalde de Soto del Real. Aquí puede ocurrir que sea designado para buscar su consolidación como líder del PSOE madrileño, o que el ex edil opte por no desgastarse en una posición política que se antoja muy complicada. 

Otro nombre que se baraja es el de José Cepeda, 'número diez' en la candidatura y que fue nombrado portavoz adjunto hace un año para reforzar la oposición de Ángel Gabilondo, pero tampoco está claro que el dirigente madrileño esté dispuesto a dar el paso.

El Congreso de Madrid

Pero detrás de estas primeras decisiones está el combate de fondo a medio plazo de quién liderará el PSOE madrileño. En principio, se especula con que el Congreso será inmediatamente después del Congreso Federal, fijado para octubre; por lo que el cónclave madrileño podría celebrarse en la primera quincena de noviembre.

Por ello, hasta ahora, hay pocos movimientos internos. En las primeras quinielas ha empezado a sonar con fuerza el nombre de la actual delegada del Gobierno, Mercedes González, que fue concejala del Ayuntamiento de Madrid. No tiene prácticamente poder orgánico en el partido, pero puede contar con el apoyo de Franco y está bien vista en Ferraz.

El otro nombre que está en las quinielas es el de Juan Lobato, que ya se presentó a unas primarias para dirigir el PSOE madrileño. Quienes conocen al ex edil madrileño dan por hecho que lo va a intentar de nuevo, y hay sectores del partido que ven con buenos ojos su candidatura.

Sin embargo, todas las fuentes consultadas por Público coinciden que es pronto para anticipar movimientos, quedan muchos meses hasta el Congreso y, con toda seguridad, aparecerán más nombres.

En Ferraz, esta vez, se quiere acertar con un liderazgo fuerte en Madrid y un mayor protagonismo de la federación madrileña, en su día una de las más potentes del partido, y que lleva años perdiendo afiliación y elecciones. No sólo porque dentro de dos años exactos haya nuevas elecciones a la Alcaldía y la Comunidad, sino porque Madrid reparte muchos diputados al Congreso y al Senado y puede ser claves en unas elecciones generales que, en principio, se celebrarán sólo unos meses después.

Más noticias