Público
Público

Diálogo social La negociación de la ley de los "riders" sigue atascada: ni acuerdos, ni avances

La patronal acudió a la reunión de este jueves, pero mantuvo que no negociará hasta enero. El Ministerio de Trabajo no propone nada nuevo, pero anunció que pronto determinará qué pasos dará. Hay gran malestar entre los sindicatos.

Díaz apuesta por corregir los elementos "distorsionadores" del mercado laboral
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz,. EFE

manuel sánchez / alexis romero

Sin acuerdos y sin avances. La negociación sobre la futura ley de los "riders" entre el Gobierno y los agentes sociales acabó en vía muerta y con las posiciones de todas las partes en el mismo punto de partida que antes del encuentro celebrado este jueves.

La patronal, finalmente, sí acudió a la reunión pero con el solo propósito de escuchar, y se mantuvo en que no negociará nada hasta enero, como ya advirtió tras el último encuentro. Eso sí, indicaron que la postura planteada por el Gobierno no les gusta y no va a contar con su apoyo tal y como está planteada actualmente, aunque ya se hicieron concesiones desde el Ministerio de Trabajo a los empresarios en la última propuesta. 

El Ministerio de Trabajo no presentó ninguna propuesta nueva a la ya conocida y, como la patronal, se limitó a escuchar las diferentes posiciones y a expresar la suya. Eso sí, anunció que van a determinar qué pasos van a dar en el futuro.

Y, a todo esto, los sindicatos no ocultaron su malestar por cómo está transcurriendo la negociación, y también mantienen sus posiciones máximas para legislar sobre este asunto.

Lo más positivo del encuentro es que, de momento, ninguna de las partes se ha levantado de la mesa

Todo apunta a que la negociación todavía está lejos de cerrarse y esto, además, condiciona el inicio del diálogo sobre la derogación de la reforma laboral, ya que todas las partes acordaron que hasta no terminar esta negociación no se entraría en una nueva mesa de diálogo.

Por ello, no faltan voces sindicales que apuntan que posponer la regulación de los “riders” no deja de ser una “patada al balón hacia adelante” para no entrar a abordar la reforma laboral.

No obstante, todas las partes mantienen que seguirán las negociaciones y, de momento, nadie se la ha levantado de la mesa.

Más noticias de Política y Sociedad