Público
Público

Díaz eleva el tono contra el PSOE: "Hay una parte del Gobierno que no quiere cambiar las relaciones laborales"

La vicepresidenta segunda recuerda que esta parte del Ejecutivo es la misma que no quería subir el salario mínimo e insiste en que este conflicto no va de nombres ni de quién lidera la reforma laboral, "va de contenidos".

Yolanda Díaz
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en el Congreso. Chema Moya / EFE

Las cartas están sobre la mesa y la tensión es máxima a horas de que el PSOE y Unidas Podemos se reúnan para tratar de resolver el conflicto provocado en el seno del Ejecutivo por la derogación de la reforma laboral. La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha querido dejar claro "de qué va" esta batalla y ha insistido en que no se trata de un problema de nombres o de liderazgos, sino de contenidos.

Tras la inauguración de la jornada Diálogos sobre el futuro del envejecimiento celebrada este lunes, la titular de Trabajo ha asegurado que "hay una parte del Gobierno que sigue discutiendo a día de hoy los contenidos. No va de quién lidera, va de qué vamos a hacer en la principal reforma del mercado de trabajo de nuestro país".

"Me conocen, nunca discuto los puestos. Tanto es así que en esa pelea que hubo entre ser vicepresidenta segunda o tercera por alguien yo tardé cinco minutos en renunciar a eso", ha dicho, recordando, sin mencionarla, que fue Calviño la que puso la cuestión de los nombres encima de la mesa cuando Pablo Iglesias se fue del Gobierno.

En este sentido, ha señalado directamente a la parte socialista del Ejecutivo, "la mayoritaria", que no quiere derogar la reforma laboral del PP ni acometer los cambios del mercado de trabajo que en su día avaló la Unión Europea (después de acordarse en el seno del Ejecutivo).

"Esto es lo mismo que pasó con el salario mínimo. Acordamos unas cosas pero en el Gobierno hay una parte que no comparte subir el salario mínimo, y hay una parte del Gobierno que no quiere que se cambie el modelo de relaciones laborales, es decir, que se mantenga el estatus quo" de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

La vicepresidenta segunda ha explicado que "no derogar la reforma laboral del PP hoy es seguir manteniendo la precariedad en nuestro país, que tengamos mujeres que limpian las habitaciones por tres euros cada una de ellas, esa es la reforma laboral del PP; o a jóvenes que no conocen el trabajo decente. El debate es de contenidos, no de personas".

"Es un momento delicado"

También ha pedido coherencia al PSOE: "Sería bueno que en la parte mayoritaria del Gobierno se aclaren, sobre todo porque están dando declaraciones diferentes". Sobre la reunión que este lunes mantendrá la mesa de coordinación de la coalición (precisamente para tratar de encauzar este conflicto y resolver qué va a pasar con la reforma laboral), Díaz ha asegurado que "espero trabajo serio y riguroso, y me gustaría que les dejemos trabajar a los negociadores y negociadoras, y después les contaremos lo que allí sucede".

Por parte de Unidas Podemos, está previsto que acudan el jefe de Gabinete de Díaz, Josep Vendrell; el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey; la ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra; la ministra de Igualdad, Irene Montero; el secretario de Estado de Agenda 2030 y líder del PCE, Enrique Santiago; y el portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique.

La titular de Trabajo ha admitido que "es un momento delicado, porque no solo estamos hablando de un acuerdo de Gobierno al que nos han acompañado fuerzas políticas de investidura, sino que nos acompaña la convicción de que el modelo laboral del PP no sirve para la situación actual, y si yo misma lo hubiera aplicado en la gestión de esta crisis, hubiera supuesto despidos masivos y hoy más pobreza en nuestro país".

En todo caso, Díaz ha querido dejar claro que "mi compromiso con el Gobierno de España y con la coalición es personal, es ético y además voy a seguir defendiendo este gobierno progresista".

Más noticias