Público
Público

Batet cede a la presión del Supremo y retira el escaño a Alberto Rodríguez

La ministra Ione Belarra califica de "prevaricación" la decisión de la presidenta del Congreso de los Diputados, adoptada tras el último oficio enviado por el presidente de la Sala de lo Penal, Manuel Marchena.

19/10/2021.- La presidenta de la cámara Meritxell Batet, en el pleno celebrado este martes en el Congreso de los Diputados, que debate y vota la toma en consideración de la proposición de Ley de Más País para regular el uso del cannabis. EFE/ Fernando Vil
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en el pleno celebrado este martes. Fernando Villar / EFE

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha comunicado a Alberto Rodríguez la pérdida de su condición de diputado de Unidas Podemos, tal como han anunciado a este medio fuentes de Presidencia. De esta manera, Batet ha trasladado al parlamentario el oficio remitido este viernes por el Tribunal Supremo, en el cual el presidente de la Sala Segunda del Alto Tribunal, Manuel Marchena, advertía de que la inhabilitación de Rodríguez era "obligada".

En un comunicado, Batet señala que también se ha dado traslado de la misma a la Junta Electoral Central, a los efectos de su sustitución, y a la Secretaría General del Congreso. Asimismo, ha enviado el oficio al Tribunal Supremo trasladando copia de estas comunicaciones.

Según estas fuentes, la presidenta se ha puesto en contacto "personalmente" con el diputado para comunicarle su decisión, contraria al sólido informe que el cuerpo de letrados del Congreso emitió este lunes. Y es que, el asunto ha dado varios giros a lo largo de esta semana a cuenta de la brecha abierta entre los poderes del Estado a la hora de interpretar la condena al diputado del espacio confederal.

Amparado por el informe del equipo jurídico de la Cámara Baja, la Mesa acordó el pasado martes, con los votos favorables de PSOE y Unidas Podemos (suman mayoría), mantener el escaño de Rodríguez a pesar de la condena a un mes y quince días de prisión como autor de un delito de atentado a agente de la autoridad en una manifestación en 2014. Cabe recordar que el diputado pagó una sanción de 540 euros en sustitución de la pena de cárcel, tal como impuso el Alto Tribunal en su sentencia.

Asimismo, el equipo jurídico de la Cámara Baja precisaba que no cabe aplicar la pérdida del escaño, ya que al amparo de los artículos 6.2 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) y el 44 del Código Penal: la pena de inhabilitación para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo es causa de inelegibilidad, es decir, de incompatibilidad para ejercer como parlamentario, solamente respecto de determinados delitos, como los de terrorismo y rebelión. Entre esos delitos no se incluye el de atentado a agentes de la autoridad, por el que fue condenado Rodríguez.

Ante este decisión de la mayoría de la Cámara Baja, Marchena se dirigió por carta este miércoles a Batet para que le remitiera el informe sobre la fecha del inicio de cumplimiento de la pena de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo impuesta al diputado. Como consecuencia, la presidenta del Congreso reunió este jueves de urgencia a la Mesa para tratar este asunto.

Después de dos horas y media de "tenso" debate en el seno del órgano de gobierno, la presidenta solicitó al Tribunal Supremo una "aclaración" sobre los efectos de su sentencia en la condición de diputado de Rodríguez, "sin perjuicio de la competencia de la presidenta del Congreso para dar respuesta al oficio del Tribunal Supremo recibido ayer sobre el inicio del cómputo de la pena".

Menos de 24 horas después, este viernes, Marchena ha respondido a Batet que descartaba "cualquier error" en la sentencia condenatoria, por lo que la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo es una pena accesoria "obligada", según el artículo 56.1.2 del Código Penal, cuando se imponga una pena privativa de libertad, "como ha sucedido en el presente caso".

Este intercambio de escritos ha desembocado en la decisión última sobre retirar el escaño de Rodríguez, una postura calificada por la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, de "prevaricación". "El Supremo presiona a la Presidencia del Congreso para retirárselo aunque ambos saben que no es lo que dice la sentencia", ha apostillado en un tuit.

Y es que, Unidas Podemos ha defendido en todo momento que la sentencia "no es clara" dadas las razones expuestas por los letrados del Congreso, que no contemplan en ningún caso la retirada de su escaño. "Esta decisión es muy grave. Porque no fue comunicada previamente. Porque daña la posición institucional del Congreso", ha rechazado el secretario primero de la Mesa, el diputado de En Comú Podem Gerardo Pisarello.

Odón Elorza  lo ve "escandaloso"

Las críticas a la presidenta de la Cámara han llegado también del lado del PSOE. El diputado del PSOE Odón Elorza considera "desproporcionado" y "escandaloso" que se haya despojado de su escaño a Alberto Rodríguez por una condena de mes y medio de cárcel sustituida finalmente por una multa.

"Me parece desproporcionado y escandaloso que se prive a un diputado de su escaño por una pena del Supremo de un mes y medio de cárcel, sustituida en el fallo por una multa de 540 euros y acompañada de la inhabilitación", ha escrito Elorza en su cuenta de Twitter.

También el líder de Más País, Íñigo Errejón, ha mostrado su desacuerdo con la, a su juicio, "incomprensible" inhabilitación del diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez en aplicación. En declaraciones en Alcorcón (Madrid) antes de presentar su libro Con todo, el diputado de Más País ha explicado que respeta siempre las decisiones judiciales pero que esta no la "comparte".

"Me parece incomprensible, yo estoy más de acuerdo con el informe de los letrados que me parece muy serio jurídicamente", ha comentado, en referencia al documento en el que se ampararon el PSOE y Unidas Podemos para defender que la condena a Rodríguez no comportaba la pérdida de su acta de diputado.

Más noticias